eldiario.es

9

Izado de un petate

La logística de las grandes paredes requiere una minuciosa reflexión. Acertar con el material de escalada, el equipo, la comida, el agua y cualquier cosa que pueda resultar imprescindible cuando nos encontremos a cientos de metros del suelo requiere su tiempo. Una vez preparado toda la carga aún debemos prestar atención a su organización, su peso y, como no, a la ardua tarea de izarlo por una pared vertical

Izado de un petate

Foto: Pascal Tournaire

Durante la escalada de grandes paredes que precisan de varios días de trabajo y esfuerzo, la logística se vuelve la base fundamental del éxito o el fracaso. Los consejos de alpinistas más experimentados, la lectura de libros y el uso de buenos trucos, nos ayudarán a la hora de elegir el material que necesitaremos, así como la cantidad de agua y comida que presumiblemente consumiremos o los vivac que necesitaremos montar. Una vez tengamos esto claro y hayamos calculado todo el material necesario, tendremos que distribuirlo de manera correcta en uno o varios petates.

Distribución del material (Ver foto 1)

Distribución del material

Distribución del material

Antes de colocar el material en el interior del petate sería muy recomendable poner la esterilla, o el aislante, alrededor de las paredes del petate, para que sirva de protección contra los golpes durante su izado, además de otorgar una mayor rigidez y dotar de un estructura firme al petate. Colocaremos el material de uso más habitual en la parte superior (1): material de escalada, comida y agua para el día, etc. En la parte media (2) pondremos el material de abrigo, junto al resto de la comida, y en la parte inferior (3) el agua restante, así como el material para el vivac, el equipo de lluvia, etc. La mejor manera es distribuirlo en sacos de tela, teniendo atado todo su contenido a un cordino o daisy mediante pequeños mosquetones que permitan desenganchar el material y equipo de manera individual. En la pared, lo que se cae ya no se recupera y todo lo que llevamos, se supone, es imprescindible.

 

Colocación del petate o petates en la cuerda de izado (Ver foto 2)

Cuando un escalador realiza un largo lleva siempre su cuerda de aseguramiento, y otra cuerda auxiliar para que el asegurador pueda pasarle material durante el largo. Ésta última será la empleada para el izado del petate (1). Cuando el asegurador coloque esta cuerda al petate, lo ideal es introducir un trozo de botella cortada por la mitad (2), empleando la parte superior de la misma para evitar los enganchones en los techos de la pared durante el izado. La cuerda la anudaremos a un esmerillón antigiro (4) que evitará que la cuerda gire sobre si misma, sobre todo en verticales libres en las que no toque la pared. El nudo que recomendamos es el Wagner (3). Un nudo fácil de deshacer y que nos permite dejarlo bien colocado en el interior de la botella de manera que por su construcción podemos emplear el cabo sobrante para tirar de él cuando se enganche en algún punto (6). Éste tendrá que tener la suficiente longitud para que cuando el asegurador se disponga a limpiar el largo de seguros no le moleste, y en caso necesario, pueda mover el petate desde la parte superior del mismo y así desengancharlo si se atasca.

Colocación del petate o petates en la cuerda de izado

Colocación del petate o petates en la cuerda de izado

Posteriormente engancharemos el petate mediante un mosquetón de seguridad (5), a ser posible HMS, al esmerillón antigiro, para poder enganchar y desenganchar a nuestro antojo, con la parte estrecha del mosquetón hacia el cielo (en forma de flecha). Si tenemos que izar varios petates, las placas organizadoras vienen muy bien para su colocación y manejo.

Advertencia:
Nunca debemos desenganchar un petate en pared para trasladarlo de un lugar a otro sin que éste se encuentre sujeto a algún punto. La caída del mismo puede ser fatal.

 

Técnica de izado de petate(Ver foto 3)

El izado de una carga y la elección de su técnica va a depender siempre de su peso.

Cuando la carga es inferior al peso del escalador el método más empleado es el denominado californiano, para el que necesitaremos una polea minitraxion, un puño Jumar y un estribo o cinta. Aunque pueden ser sustituidos por otros aparatos no serían tan efectivos. La polivalencia de estos aparatos los hacen hoy en día insustituibles cuando a escaladas en grandes paredes se refiere. La polea minitraxion se puede emplear como polea simple, polea no retorno, bloqueador o polea no retorno para tirolinas en las que tengamos que arrastrar una carga en un péndulo en la pared. El puño Jumar también lo emplearemos para ascender por una cuerda fija y limpiar un largo, convertir una polea simple en una no retorno, como bloqueador para diversas técnicas en pared o emergencias, etc. Los estribos modernos de hoy en día se hacen indispensables en grandes paredes donde, en ocasiones, no sabemos cuándo vamos a tener que emplear la técnica de progresión artificial, y si llega este momento, los estribos son muy prácticos para agilizar la pesada tarea de izar una carga.

Para el montaje de la reunión debemos tener en cuenta que debe contar con tres puntos diferenciados repartidos entre los diferentes anclajes para así poder distribuir bien las distintas cargas. Un punto será para el escalador que se encuentra en la reunión (3). Éste estará sujeto a dos puntos de manera que se pueda mover cómodamente por la reunión. Lo ideal es uno fijo a un punto, con suficiente cabo para llegar a todo los sitios, y otro regulable, el cual se tensará más o menos en función de la maniobra. A otro punto (1) fijaremos la cuerda por la que va a progresar el escalador que sube de segundo con sus puños Jumar, limpiando el largo de los seguros colocados y ayudando a mover el petate en caso necesario. Éste permanecerá siempre cerca del petate y nunca por debajo de él. ¡Eso sería muy peligroso en caso de caída! En ocasiones es difícil montar una reunión con tantos puntos centrales, por lo que es muy común fijar la cuerda mediante nudos ballestrinques a los últimos seguros puestos, formando una reunión lineal resistente para el segundo escalador y apartando la cuerda de izado del petate de la línea de ascenso con el estorbo que conlleva.

Técnica de izado de petate

Técnica de izado de petate

El tercer punto (2) será donde colocaremos la polea minitraxion (4) de manera que la cuerda que llega hasta el petate (8) se quede bloqueada cuando lo icemos. En el otro cabo colocaremos el puño Jumar (5) en posición de ascenso, con un mosquetón en la parte inferior donde colocaremos un estribo (6) sujeto a su vez al arnés para no perderlo en caso de caída. Para izar la carga tendremos que deslizar el Jumar hasta la minitraxion y seguidamente empujar, con la pierna introducida en un peldaño del estribo, hacia abajo con fuerza acompañado con el peso de nuestro cuerpo. Repetiremos esta operación varias veces observando que no supere al segundo escalador. A medida que izamos el petate iremos recogiendo en una gaza o en una bolsa la cuerda sobrante (7) para que no moleste, de manera que quede colocada para el siguiente largo, sin que esté estorbando, y salga de la bolsa sin enredos. Su empleo será de cuerda auxiliar para aproximar el material entre asegurador y escalador.

Si nos resulta difícil el izado de la cuerda, o nos encontramos en una repisa, lo mejor es colocar el Jumar al anillo ventral y cargar con todo el peso de nuestro cuerpo. Para realizar esta técnica lo normal es sustituir el puño Jumar por un bloqueador para tener más recorrido. Si nos encontramos colgados en la reunión en vez de en una repisa podemos colocar los dos estribos a la reunión y subirnos sobre ellos para así estar más cómodos durante la maniobra.

Para cargas muy pesadas se izaran los petates con ayuda de los dos escaladores; uno se colocará como en la técnica que acabamos de ver y el otro ascenderá con los puños Jumar por la misma cuerda sobrante que empleamos para izar la carga de manera que compensará con todo su peso además de la fuerza del escalador que se encuentra en la reunión. El escalador que jumaree por la cuerda también estará sujeto a la cuerda de escalada (siempre debe estar sujeto a dos puntos). Si el peso es aún mayor, se tendrán que subir en varios izados o emplear un polipasto para subir cargas pesadas.

Puño Jumar colocado a modo de bloqueo con una polea convencional, para convertirla en una polea antiretorno (sustituye a la polea minitraxion).

Puño Jumar colocado a modo de bloqueo con una polea convencional, para convertirla en una polea antiretorno (sustituye a la polea minitraxion).

En la imagen de la página anterior (ver foto 4) el escalador limpia el largo y recupera el material. A pocos metros hacia su izquierda vemos como se está izando el petate por debajo de él, y apartado para que no le moleste durante su progresión. Es muy importante que la cuerda de izado de carga no roce con la cuerda del escalador ya que ésta se podría quemar.

Como se puede comprobar, las grandes paredes requieren de mucho trabajo. El tiempo de permanencia en pared es igual al peso que tenemos que subir, y a mayor peso mayor lentitud durante nuestra escalada. La organización, las técnicas bien aprendidas o el buen uso del tiempo son indispensables para el éxito de la actividad, a la que debemos tener todo el respeto que se merece. Por eso, es muy importante analizar todas las posibilidades a las que nos podamos enfrentar.

Entrena las maniobras antes mencionadas hasta realizarlas con la mayor rapidez posible y con el menor gasto de energía. Analiza los posibles errores que puedan surgir y cómo sustituir los distintos aparatos en caso de emergencia (nudos, poleas de emergencia, sistemas de bloqueo, etc.).

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha