eldiario.es

9

Marruecos intercepta una patera en plena búsqueda de las cinco embarcaciones que se dirigían a Canarias

La Marina Real de Marruecos ha interceptado una patera en plena búsqueda de las cinco embarcaciones desaparecidas mientras se dirigían a Canarias desde las costas del Sáhara. El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, plantea que puede ser una de las cinco que siguen intentando localizar, una hipótesis que se confirmará "cuando llegue a puerto marroquí". 

Mientras los servicios de emergencia españoles siguen buscando las pateras al sur de las Islas. Un avión de la Guardia Civil y otro de Salvamento Marítimo rastrean, por un lado, las aguas cercanas a Lanzarote y Fuerteventura y, por otro, la situadas al sur de Tenerife y Gran Canaria.

"La mar se encuentra en muy mal estado y eso dificulta las tareas de localización. Esperemos a ver si en las próximas horas se pueden localizar y rescatar esas embarcaciones", señala Pestana, en unas declaraciones difundidas por la delegación del Gobierno.

Según la alerta que recibieron los servicios de salvamento a través de las ONG, una de las embarcaciones partió de Cabo Bojador y las otras cuatro, de Dajla. Entre las cinco suman 143 ocupantes. 

Seguir leyendo »

La Guardia Civil se suma a la búsqueda de cinco pateras que partieron rumbo a Canarias con 143 personas

Guardia Civil.

Un avión de la Guardia Civil se ha sumado en la mañana de este martes a la búsqueda con medios aéreos que inició en la tarde de este lunes Salvamento Marítimo al conocerse que cinco pateras que partieron del Sahara el pasado fin de semana con 143 ocupantes se dirigen a Canarias.

Los rastreos que realiza esta mañana la Guardia Civil se centran en las inmediaciones de Lanzarote y Fuerteventura, mientras que los que realizará en la segunda mitad del día el avión Sasemar 103 de Salvamento tendrán lugar al sur de Gran Canaria y Tenerife, según han informado a Efe fuentes de este servicio.

Las alertas recibidas por Salvamento de ONGs que están en contacto con las familias de los migrantes señalan que se trata de una patera que partió de Cabo Bojador con 25 personas y de otras cuatro que zarparon de Dajla con 26, 27, 37 y 28 ocupantes.

La ONG Caminando Fronteras tiene información de que entre el viernes y el sábado pasados salió un grupo de pateras desde Cabo Bojador, enclave situado unos 160 kilómetros al sur de El Aaiún, y también desde Dajla, más al sur todavía, a unos 475 kilómetros de la capital del Sahara Occidental.

En ese grupo estarían, al menos, las cinco pateras de las alertas comunicadas este lunes a Salvamento Marítimo español, más otra que ha sido interceptada por la Marina Real marroquí.

De acuerdo con las cifras que ha publicado este lunes el Ministerio del Interior, desde el 1 de enero hasta el 15 de febrero han llegado a Canarias 1.008 migrantes en 35 pateras o cayucos, 15 veces más que en los mismos 46 días de 2019 (66 personas en siete barquillas).

Seguir leyendo »

CC.OO rechaza que se utilice la Unidad de Madres del centro de inclusión social de Tenerife para acoger migrantes

Imagen de archivo del rescate de un grupo de personas que llegó a Gran Canaria en patera en octubre.

Comisiones Obreras (CCOO) rechaza que se utilice para acoger a personas migrantes la Unidad de Madres del centro de inserción social de Mercedes Pinto en Tenerife, el antiguo centro penitenciario Tenerife I que actualmente alberga reclusos en proceso avanzado de reinserción o que cumplen su pena en régimen abierto.

El sindicato tacha de "desafortunada" la decisión del Ministerio del Interior, que anunció que habilitaría la Unidad de Madres, un edificio anexo al Centro de Inclusión Social Mercedes Pinto (antigua prisión de Tenerife I) que iba a ser destinado a reclusas con hijos y embarazadas en el Archipiélago pero, a pesar de que su construcción finalizó en 2012, nunca llegó a estar operativa. En la nota, critica que personas que no han cometido delito alguno y huyen de sus países en unas lamentables condiciones sean "recibidas en una prisión".

FSC-CCOO recuerda que no es la primera vez que desde el Ministerio de Interior se recurre a las prisiones para solucionar el problema de la inmigración, pues ya lo hizo el anterior ministro Juan Ignacio Zoido (PP) en 2017 en la cárcel de Archidona (Málaga), ingresando a más de 500 inmigrantes y generando "situaciones conflictivas" que terminaron con el fallecimiento de un migrante.

En aquel momento, FSC-CCOO compartió la posición del PSOE y su "frontal rechazo" al traslado de inmigrantes a la cárcel de Archidona bajo el argumento de que no eran delincuentes.

"Pero ahora, el ministro Fernando Grande-Marlaska parece querer repetir el grave fracaso que representó meter a migrantes en la cárcel y ocupar para tal fin la Unidad de Madres del Centro de Inserción Social de Tenerife, que a pesar de haberse finalizado su construcción en 2012, no pudo abrirse por la falta de personal penitenciario", resalta la organización.

Para el sindicato, "solo se cumple con los derechos fundamentales cuando se acoge a los inmigrantes en condiciones de respeto, dignidad y sin criminalizarlos, algo que no sucede en una cárcel, institución en la que si bien es cierto que no se quiebra el respeto y la dignidad de los reclusos, su existencia obedece a la necesidad de internar a delincuentes y no a personas que no han cometido delito".

Unidad para mujeres con hijos

El sindicato indica también que la normativa obliga a la administración penitenciaria a evitar el desarraigo social de las personas que ingresan en prisión, procurando que existan dependencias y unidades orgánicas, al menos en cada comunidad autónoma, para satisfacer las necesidades penitenciarias que tengan.

Así, la Unidad de Madres de Tenerife es la única para todo el archipiélago canario y serviría para el cumplimiento de condenas de las mujeres con hijos menores de 3 años y embarazadas.

"El motivo por el que se construyó la Unidad de Madres fue porque las mujeres condenadas y sus hijos tienen que convivir en prisión, sin una separación física, del resto de internas", destaca, al tiempo que recuerda que desde FSC-CCOO se ha denunciado en diversas ocasiones la "doble condena" que sufren las mujeres en prisión por la falta de espacios físicos diferenciados "y como el desarraigo social se intensifica en un territorio que tiene la consideración de ultraperiférico".

En esa línea, señala que "cuando una mujer ingresa en un centro penitenciario y éste no tiene Unidad de Madres o un departamento de régimen cerrado o de primer grado para mujeres, éstas son trasladadas a otros centros penitenciarios, afectando gravemente al arraigo familiar, con el agravante que ello supone para las reclusas canarias y sus familias en caso de traslado a la Península".

CCOO insiste en que la Unidad de Madres debería estar cumpliendo su función "desde hace mucho tiempo" y las consecuencias las pagan las madres presas canarias con hijos, "a quienes se penaliza por la falta de gestión y diligencia de los responsables penitenciarios".

Para el sindicato, "el servicio público penitenciario es esencial para la salud democrática de una sociedad y continuar degradándolo, marginando sus necesidades de recursos humanos y materiales, condenándolo a ser muletilla de necesidades ajenas a las constitucionalmente establecidas para las instituciones penitenciarias, es una involución que tendrá indudables consecuencias para el derecho a la reinserción".

FSC-CCOO sigue defendiendo la necesidad de un servicio público penitenciario que cumpla fielmente el mandato constitucional, que cuente con los recursos que establece la ley y se atienda la inversión en reinserción, tratando a su personal con el respeto y reconocimiento profesional, en medios humanos y retributivos que corresponde, ya que son la garantía de la reinserción de las Instituciones Penitenciarias.

Seguir leyendo »

Salvamento busca a cinco pateras con 143 personas que salieron este fin de semana desde la costa del Sáhara a Canarias

Avión Salvamento Marítimo. FOTO: Europa Press.

Un avión de Salvamento Marítimo rastrea desde la tarde desde lunes las aguas al sur de Canarias en busca de cinco pateras que habrían salido hacia las islas entre el viernes y el sábado desde la costa del Sahara con 143 personas a bordo, han informado a Efe fuentes de este servicio.

Las tres alertas que han llegado a Salvamento a través de las ONGs en contacto con las familias de los inmigrantes señalan que se trata de una patera que partió de Cabo Bojador con 25 personas y de otras cuatro que zarparon de Dajla con 26, 27, 37 y 28 ocupantes.

Por el momento, el avión Sasemar 103 no ha divisado a ninguna de ellas, ni ha habido contacto telefónico alguno de sus ocupantes con los servicios de emergencia.

La ONG Caminando Fronteras tiene información de que entre viernes y el sábado salió un grupo de pateras desde Cabo Bojador, enclave situado unos 160 kilómetros al sur de El Aaiún, y también desde Dajla, más al sur todavía, a unos 475 kilómetros de la capital del Sahara Occidental.

En ese grupo estarían, al menos, las cinco pateras de las alertas comunicadas este lunes a Salvamento Marítimo español, más otra que ha sido interceptada por la Marina Real marroquí.

De acuerdo con las cifras que ha publicado este lunes el Ministerio del Interior, desde el 1 de enero hasta el 15 de febrero han llegado a Canarias 1.008 inmigrantes en 35 pateras o cayucos, 15 veces más que en los mismos 46 días de 2019 (66 personas en siete barquillas). 

Seguir leyendo »

Morir en la patera: el último paso desesperado hacia el infinito azul

Rescate de los migrantes a bordo de una patera a unos 800 kilómetros al sur de El Hierro

Cuando llevas más de una semana muriéndote de sed, a merced de las olas y el sol, viendo cómo algunos de tus compañeros de patera se consumen hasta no volver a despertar y te rodea un océano, debe de ser muy difícil no sucumbir a la tentación de beber unos sorbos de agua salada.

Primero uno, luego otro y otro... por un momento te alivian, pero la sal hace que te deshidrates más rápido aún y te lleva al delirio.

Quizás fue eso lo que les pasó a cinco de los 27 jóvenes africanos que iban a bordo de la barquilla perdida durante dos semanas a 800 kilómetros al suroeste de El Hierro, en un lugar a medio cambio entre Canarias y Cabo Verde rumbo a ninguna parte, donde ya solo quedaba por delante un infinito desierto azul, o quizás simplemente perdieron el último atisbo de esperanza y por eso se tiraron al mar. Sin más.

Al día siguiente de recoger a los supervivientes de esta tragedia, el capitán del Unisea, un carguero que se dirigía a Canarias en ruta desde Nigeria, informó por radio a las autoridades españolas de que algunos de sus marineros iban a necesitar ayuda psicológica al llegar a Las Palmas de Gran Canaria, su puerto de destino.

Dos helicópteros del Ejército del Aire acaban de llevarse del barco al hospital de El Hierro a los ocho náufragos que peor estaban. A bordo del Unisea quedaban once jóvenes exhaustos y el cadáver de un hombre que pereció en cubierta, estando ya a salvo.

Cuando el lunes 10 de febrero, los once supervivientes que transportaba el mercante comenzaron a descender desde la cubierta al muelle, todo el mundo entendió la razón. Los chicos venían deshechos, apenas podían caminar esos diez metros, ni siquiera sostenidos por dos voluntarios de los servicios de emergencia. Difícil no conmoverse con la imagen de esos rostros y más difícil aún no quedar afectado si has cuidado de ellos casi dos días.

Pero hay historias más terribles que cualquier imagen, historias que remueven los peores miedos de cualquier marinero. La de estos 27 jóvenes -Alía, Mabinty, Mariam, Abdoulaye, Djibril, Eliza, Sylla...-, varios de ellos adolescentes aún, comenzó en Dajla, en el Sáhara Occidental, el 25 de enero, y la tripulación del Unisea seguramente la escuchó de boca de sus protagonistas.

En los alrededores de la antigua Villa Cisneros, miles de inmigrantes de Malí, Guinea Conakry, Costa de Marfil, Sierra Leona o Senegal esperan su oportunidad para subirse a una patera, a un cayuco, a una neumática, a lo que sea. Desde que se cerró la vía del Mediterráneo por el Estrecho y el Mar de Alborán (donde el flujo de inmigrantes cayó a la mitad en 2019), la cifra de los que ven a Canarias como la puerta al sueño europeo no para de crecer.

Desembarco de unos de los migrantes rescatados en una patera a 800 kilómetros al sur de El Hierro

Desembarco de unos de los migrantes rescatados en una patera a 800 kilómetros al sur de El Hierro EFE



Las ONG reiteran una y otra vez que no es cosa de "efectos llamada". Manda el efecto salida, y en África no faltan los motivos para emigrar. Si una ruta se cierra, ellos buscan otra; pasó antes, en la crisis de los cayucos de 2006, y vuelve a ocurrir.

Desde Dajla hasta la "frontera" europea más cercana en línea recta, la punta de Maspalomas (Gran Canaria), hay 450 kilómetros. Eso son de dos a tres días de navegación contra un viento que empuja hacia el suroeste, el Alisio; mucho riesgo, sobre todo con barcas y motores que no están preparados para océano abierto.

Pero es probable que muchos ni lo sepan, si se tiene en cuenta que algunos de los jóvenes acogidos en el albergue de Tefía, en Fuerteventura, la segunda isla con más llegadas, preguntan estos días a los vecinos de la zona dónde se coge la guagua a Barcelona.

Seguir leyendo »

“España ha hecho de las aguas próximas a Canarias una nueva fosa común de migrantes”

El fotoperiodista Javier Bauluz durante la presentación del libro 'Fronteras' en Gran Canaria.

El cadáver de un migrante yace sobre la arena de una playa de Tarifa, Cádiz. Murió en su intento de llegar a Europa cruzando el Estrecho en patera. Unos metros más a su izquierda, una pareja de turistas observa la escena sentada sobre sus toallas y bajo una sombrilla. Esta fotografía, que evidencia que los riesgos de pisar el continente son distintos en función del hemisferio del planeta en el que se ubique el punto de origen, dio la vuelta al mundo y forma parte de la serie Muerte a las puertas del paraíso (2000), elaborada por el asturiano y primer español ganador del Premio Pulitzer, Javier Bauluz. Dos décadas después de que la capturara, el fotoperiodista sigue pensando que este es, de entre todos sus trabajos, el más acertado para describir el concepto “frontera”. 

Desde esa foto, miles de personas han abandonado sus hogares en busca de futuro. Sus historias componen Fronteras, un libro coordinado por Javier Bauluz y en el que participan también los periodistas especializados en migraciones Nicolás Castellano, Daniel Pastrana, Javier de Lucas y Juan José Téllez. La obra, presentada en Gran Canaria el pasado 12 de febrero, desmonta la globalización ficticia sobre la que gira el mundo, dividido y separado en realidad por fronteras. Una dualidad que el fotoperiodista, fundador del medio digital Periodismo Humano, ha podido comprobar durante su trayectoria, cubriendo el conflicto de Ruanda, las guerras de Centroamérica o la crisis siria. 

Los periodistas Nicolás Castellano y Cira Morote junto al fotoperiodista Javier Bauluz durante la presentación del libro 'Fronteras' en Gran Canaria.

Los periodistas Nicolás Castellano y Cira Morote junto al fotoperiodista Javier Bauluz durante la presentación del libro 'Fronteras' en Gran Canaria. Alejandro Ramos

Seguir leyendo »

Llega una patera con dos personas al Muelle de Arguineguín

Imagen de archivo de una patera a su llegada al Muelle de Arguineguín.

En concreto, fue la Guardia Civil la que alertó sobre las 04.35 horas de este sábado de la llegada de una embarcación a la isla, por lo que se activó el dispositivo sanitario habitual en estos casos.

Los dos migrantes se encontraban en aparente buen estado de salud y no precisaron de trasladado a ningún centro hospitalario.

Ya durante la tarde de este viernes otra patera llegó al mismo muelle con cinco migrantes después de que fuera localizada a unas cinco millas del sur de Gran Canaria.

Seguir leyendo »

El drama de viajar en patera y embarazada: en enero un bebé nacía y moría en una embarcación que llegó a Lanzarote

Efectivos de Salvamento Marítimo, Cruz Roja, la Policía y otros servicios de emergencia atienden a las 43 personas rescatadas en una patera a la deriva a 27 kilómetros de Lanzarote

La noche de este jueves desembarcaron tres pateras con 86 personas de origen subsahariano en el puerto de Arguineguín, en Gran Canaria, entre ellos un bebé nacido durante la travesía, otra de tres meses y dos mujeres embarazadas.

“Ha habido un repunte estos últimos meses con las mujeres embarazadas”, ha destacado el vicepresidente en Canarias de Cruz Roja en Canarias, Gerardo Santana, quien ha recordado a la Agencia Efe que esta situación no se dio en los años 2005 y 2006 cuando también llegaron a las islas miles de inmigrantes en cayucos.

En aquella época, hace ya unos quince años, “en un día podrían llegar a desembarcar 460 personas” en el puerto de Arguineguín, “pero no mujeres ni bebés”, ha dicho para concretar que estos últimos meses una decena de embarazadas pueden haber sido rescatadas de las pateras que han llegado a la isla.

Además, “en un sólo día hemos tenido hasta siete bebés, de meses o muy pocos años”, ha añadido para detallar también que con anterioridad Cruz Roja en el municipio de San Bartolomé de Tirajana no contaba con donaciones de ropa de bebés pero ahora siempre deben contemplar la posibilidad de que haya recién nacidos en las embarcaciones.

El pasado 8 de enero un bebé nacía y moría en una patera que llegó a Lanzarote.

Cruz Roja ha atendido a unas 400 personas que han llegado hasta Gran Canaria en patera sólo desde el 1 de enero de 2020, mientras que la noche de este jueves han sido rescatadas de alta mar unas 86 personas, de las cuales 15 eran mujeres y dos están embarazadas.

A las seis de la tarde de este jueves Salvamento Marítimo dio el aviso a la organización, después de que el avión de la Guardia Civil localizara una patera a sesenta millas del puerto de Arguineguín.

El vicepresidente de la Cruz Roja en Canarias, Gerardo Santana Cazorla.

El vicepresidente de la Cruz Roja en Canarias, Gerardo Santana Cazorla. EFE/Ángel Medina G.



“La sorpresa llegó cuando el Salvamar se trasladó hasta el lugar y encontró que no había una sino dos pateras”, ha reconocido Santana a Efe.

Sin embargo, sobre las once de la noche mientras la embarcación de Salvamento Marítimo navegaba hacia el puerto del sur grancanario, una tercera fue localizada a unas dos millas de la costa.

“En esta última patera viajaba el bebé que acaba de nacer. Tenía aún el cordón umbilical y en nuestro hospitalito se procedió a cortarlo y ponerle una pinza”, ha contado el vicepresidente de la organización en el archipiélago, para concretar que también auxiliaron a otra bebé de tres meses que tenía problemas respiratorios y presentaba síntomas de deshidratación.

Los recién nacidos y sus madres han sido trasladados al Hospital Materno Infantil de la capital grancanaria, donde ya se encuentran en buen estado, ha asegurado Santana.

Las 86 personas de origen subshariano que han desembarcado sobre las dos de la madrugada de este jueves en Gran Canaria podrían llevar unos cinco o seis días en el mar hasta que han sido rescatadas por Salvamento Marítimo.

“Nuestro protocolo de actuación es atenderlos sanitariamente y cubrir sus necesidades básicas", ha dicho el vicrepresidente para confesar que la pasada noche el personal de la organización se vio desbordado porque en un principio se trataba de una sola patera y finalmente llegaban casi noventa personas.

Santana ha destacado también durante su entrevista con Efe la colaboración del Estado y del Gobierno de Canarias, que favorece a la organización para estar preparada para atender a un elevado número de personas y que sus trabajadores cuenten con los recursos y las herramientas para hacerlo.

“La sociedad canaria es muy solidaria”, ha destacado también el vicepresidente, quien ha celebrado la acogida de la población isleña con los habitantes que han sido alojados en pueblos del interior de la isla como Tejeda o Tunte, que se han ofrecido mucha ayuda.

Las personas que llegan a Gran Canaria en patera cuando desembarcan “no saben ni dónde están ni cómo vienen” y es una situación “complicada”, sobre todo “adentrarse en el mar sin saber a dónde vas a llegar”, ha concluido.

Seguir leyendo »

Los dos patrones de la patera localizada al sur de El Hierro, a prisión como presuntos autores de tres homicidios

Dos agentes de la Policía Nacional ayudan a una persona migrante a descender del buque 'Unisea'. EFE/Elvira Urquijo A.

Los dos presuntos patrones de la patera que fue localizada a 800 Km de El Hierro tras pasar dos semanas a la deriva en el Atlántico han ingresado este viernes en prisión como presuntos autores de tres homicidios y podrían cargar con la muerte de otras cinco personas que se arrojaron al agua desesperadas y de la mujer fallecida en Tenerife.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, los supervivientes de esta patera sostienen que, aparte del hombre que murió a bordo del mercante que los rescató, el Unisea, y de la mujer que pereció tras ser evacuada en helicóptero a un hospital de Tenerife, siete personas más fallecieron en el tiempo que estuvieron perdidos en el océano, a la deriva y sin víveres.

Un hombre y una mujer murieron a bordo de la patera y sus cuerpos fueron arrojados al mar por sus compañeros, y cinco varones se tiraron al agua vivos al no soportar la desesperación.

Conforme a los testimonios de los supervivientes, la situación en la patera era tensa, porque estuvieron muchos días perdidos en el mar, sin comida ni agua, han indicado las fuentes.

Las investigaciones tratan además de averiguar si se trata del grupo de unas 28 personas que, según alertó en su día la ONG Caminando Fronteras, salió el 25 de enero desde la costa de Dajla, en el sur del Sahara Occidental, en una patera de la que se perdió el rastro al poco tiempo de emprender rumbo a Canarias.

Al parecer, la mayoría de los migrantes de esta embarcación procede de Guinea Conakry, Costa de Marfil y Sierra Leona.

Ocho de los supervivientes que recogió el Unisea fueron evacuados hasta El Hierro el pasado domingo por dos helicópteros del Ejército del Aire y, de ellos, una mujer, fue derivada al Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria (Tenerife), donde falleció.

Los once migrantes restantes permanecieron a bordo del carguero que los rescató hasta su llegada al puerto de Las Palmas de Gran Canaria, el pasado lunes. 

Seguir leyendo »

Rescatados cinco migrantes de una patera cerca de la costa de Gran Canaria

Embarcación de Salvamento Marítimo.

Cinco inmigrantes de origen magrebí que navegaban en una patera a una seis millas (9,6 kilómetros) al sur de Gran Canaria han sido rescatados y trasladados hasta el puerto de Arguineguín, según han informado este viernes fuentes de Salvamento Marítimo.

Los inmigrantes se encuentran en buen estado y ya han desembarcado en la isla, han señalado las fuentes.

La embarcación de Salvamento Marítimo Menkalinan salió en su búsqueda tras detectar el Sistema Integral de Vigilancia Exterior "un eco sospechoso" a seis millas al sur de Arguineguín, han indicado las fuentes.

Los inmigrantes fueron recogidos por Salvamento y la patera en la que viajaban también ha sido remolcada hasta el puerto grancanario, adonde ha llegado sobre las 17.00 horas (hora canaria).

Seguir leyendo »