eldiario.es

9

Cruz Roja Canarias reivindica más instalaciones para atender a las personas migrantes

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (i), se reunió este miércoles con el responsable de Cruz Roja, Antonio Rico Revuelta (d).

El presidente de Cruz Roja Canarias, Antonio Rico, ha informado este miércoles de que la organización necesita más instalaciones para atender a las personas migrantes que lleguen al archipiélago, especialmente en Fuerteventura.

Antonio Rico ha mantenido este miércoles una reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, al que ha explicado la actividad que ha realizado la organización y le informó de las necesidades que demanda.

Antonio Rico ha señalado a los periodistas que los principales problemas sociales a los que se enfrenta Cruz Roja son la violencia machista, la soledad de personas mayores, el desempleo de los jóvenes y la inmigración.

En el caso de la llegada de migrantes a Canarias, Rico ha asegurado que el Gobierno autonómico ha aportado la mayoría de las instalaciones que tiene Cruz Roja para atender a estas personas.

Cruz Roja atiende a unas 800 personas migrantes en Canarias, principalmente en Tenerife y Gran Canaria, sin embargo, con el aumento de la llegada de pateras en las últimas semanas, Antonio Rico considera que se necesitan más instalaciones en Fuerteventura.

El presidente autonómico de Cruz Roja ha explicado que el problema ha sido que todas las instalaciones que habían en Canarias para la acogida de estas personas se han deteriorado y no se han mantenido en las condiciones adecuadas para utilizarlas ahora.

Según señala Rico, la llegada de pateras a Canarias va a continuar igual o incluso podría aumentar, por lo que se deben preparar para dar una atención adecuada a todos los que lleguen.

Además, Antonio Rico opina que existe incertidumbre en parte de la ciudadanía debido a la llegada masiva de personas y la falta de información, por lo que considera que se debe explicar a los ciudadanos que estas personas "lo que buscan en sobrevivir".

Asimismo, Rico recalca que a las personas que no se pueden repatriar se les debe ofrecer una acogida adecuada y permitirles su integración en la sociedad. 

Seguir leyendo »

Salvamento Marítimo rescata a 33 personas que iban a bordo de una patera al sur de Gran Canaria

Salvamar de Salvamento Marítimo.

Salvamento Marítimo ha rescatado a 33 personas migrantes que iban a bordo en una patera localizada a 13 millas al sur de Gran Canaria; una expedición que integraban 13 mujeres, tres de ellas embarazadas, 15 hombres y 5 menores, entre ellos un bebé de dos meses.

Todos los ocupantes de esta patera son de origen subsahariano y han tomado tierra en el muelle de Arguineguín, donde han recibido asistencia humanitaria por parte de efectivos de Cruz Roja y del SUC, según ha informado el 112 y la organización humanitaria.

El personal sanitario que aguardaba a los migrantes en el muelle ha procedido a evacuar al Hospital Materno Infantil a todas las embarazadas y al bebé de meses para someterlos a un chequeo.

Además, uno de los 15 hombres llegados a la isla en esta patera fue trasladado a un centro hospitalario porque presentaba un traumatismo leve en una pierna.

De los cinco menores, cuatro son niñas y uno niño, ha precisado Cruz Roja.

Desde el pasado 9 de enero no se localizaba una embarcación con inmigrantes en aguas cercanas a Canarias. 

Seguir leyendo »

El lector de Neruda que soñaba con trabajar en un hotel de Barcelona

El joven senegalés Ale, de 27 años.

Ale estudiaba español en la Universidad de Saint Louis, en Senegal, y leía a Pablo Neruda hasta que empezó a obsesionarse con la idea de viajar a Europa y decidió subirse a una patera rumbo a Canarias con una idea fija: buscar trabajo en algún hotel de Barcelona, su ciudad soñada.

El joven senegalés, de 27 años, llegó al muelle de Gran Tarajal (Fuerteventura), a finales del pasado mes de diciembre junto a otros 30 migrantes, entre ellos diez mujeres y un niño. Canarias era para él un paso más en su plan migratorio, cuyo destino final debía ser Barcelona, donde le esperan un hermano y varios amigos.

Ahora cuenta a Efe todo lo que dejó atrás: lo más importante, a sus padres, ya "viejos", también Louga, su ciudad, y una carrera que no pudo terminar por la falta de futuro en su país.

Ale estudiaba castellano en la universidad porque le gusta mucho la lengua española, también su literatura. Le interesan numerosos autores que escriben en español, pero si tiene que poner nombre a su favorito se queda con el chileno Pablo Neruda y, de sus libros, elige 'Veinte poemas de amor y una canción desesperada'.

Sus padres eran agricultores hasta que la vejez los apartó de las faenas del campo. Fue entonces cuando él asumió la responsabilidad de llevar dinero a casa y convertirse en cabeza de familia, y también cuando empezó a rondarle la idea de la patera a Europa.

Senegal puede presumir de ser uno de los países más estables de África, pero carga con altos índices de pobreza y desempleo que obligan a sus generaciones jóvenes a emigrar.

Ale explica cómo muchos estudiantes universitarios se topan con la realidad de un país sin futuro: "El sistema educativo en Senegal se destruyó en un momento dado, ahora hay muchas personas que tienen sus diplomas universitarios y que no tienen trabajo, somos cabeza de familia y queremos ayudar".

Con la obsesión de ayudar a sus padres, tomó un avión a Marruecos y para intentar cruzar desde allí el trozo de mar que separa los dos continentes, la frontera entre el norte y el sur.

A sus padres les habló de España, pero les mintió respecto a cómo viajaría. Les aseguró que sería en barco, no en patera, seguro de que no iban a aceptar que asumiera semejante riesgo.

En enero de 2018, Ale llegó a Casablanca y se puso a vivir en un piso con diez compañeros más. Esperó un año la llamada que le llevaría a la patera, centrado todo ese tiempo solo en "cómo hacer para llegar a Europa", el lugar de sus sueños.

El joven recuerda el infierno que vivió en Marruecos, donde le insultaban por ser negro, le agredían, le quintaban lo poco que tenía. El teléfono se lo robaron tres veces.

A finales de diciembre, Ale pudo subirse a una barcaza en una playa cuyo nombre no recuerda; no sabía nadar, pero no tuvo miedo, las ganas de tener un futuro eran superiores. "Solo pensé que íbamos a llegar en paz a España", comenta.

Su patera llegó a Gran Tarajal. "Pensé que había llegado al lugar donde están mis sueños y en poder ganarme la vida", dice. Del puerto, a Comisaría y, 72 horas después, al albergue de Tefía.

Allí, algunos vecinos del pueblo ayudan a los migrantes a contar las monedas para pagar la guagua, les aclaran sorprendidos la duda de "qué bus te lleva de Tefía a Madrid o Barcelona" o les muestran su solidaridad.

Ale sólo tiene buenas palabras para Tefía y para los voluntarios de Cruz Roja que los atienden en el albergue, pero piensa que su futuro está en Barcelona, ciudad donde su único hermano ha conseguido trabajo como albañil.

Antes de salir de Senegal, sus padres le dijeron "al llegar a España tienes que trabajar duro para ganarte la vida porque la vida no es fácil", y eso es lo que quiere hacer Ale, empezar a trabajar y "ayudar a la familia y a los pobres que viven en Senegal". "Quiero participar desde España en el desarrollo del país", dice.

Tiene miedo de que el futuro le depare volver a Senegal, "hay muchos chicos en el país que tienen como sueño venir a Europa, la vida es un poco difícil allí porque hay mucha gente sin trabajo".

Su intención es ir a la capital catalana y trabajar en la recepción de un hotel y "poder así mejorar el idioma". Cree que podría desempeñar el trabajo "porque hay muchos turistas franceses" y él domina su idioma, además del español, inglés y wólof.

Ale sabe que en España hay políticos que rechazan a los inmigrantes. Él sólo se atreve a decir que hay que aceptar a quienes emigran, porque "si vivieran bien en sus países de origen no vendrían aquí, vienen por necesidad", aunque tiene claro que no volvería subirse a una patera.

"La patera no es fácil, hay muchos riesgos y no vale la pena", asegura

A Ale le gustaría tener libros que leer en Tefía, un diccionario español-francés y un teléfono para poder hablar con sus padres. Ellos siguen pensando que su hijo llegó a España como turista en un barco. 

Seguir leyendo »

El albergue de quienes sueñan con Europa

Abdul Karim (segundo por la izquierda) junto a sus compañeros en el albergue del Corvo en Moya.

Abdul Karim pasea por el Camino del Corvo, en Moya. Lleva las manos en los bolsillos de su abrigo, una sudadera negra y fina que poco le protege del lluvioso norte de Gran Canaria. Los 16 grados del municipio nada tienen que ver con la temperatura de su país de origen, Costa de Marfil, que el pasado 8 de enero registró 35 grados. “¡Cuánto frío!”, comenta con los otros 39 hombres que, tras llegar en dos pateras distintas al Archipiélago, se alojan desde el 23 de diciembre en un albergue habilitado por el ayuntamiento acompañados por miembros de Cruz Roja, un espacio usualmente ocupado por senderistas y que fue un colegio durante la dictadura franquista. El edificio cuenta con 20 literas, dos amplios baños, un comedor y una cocina. Sin embargo, el lugar en el que mayor tiempo pasan sus nuevos huéspedes es en la cancha exterior. 

Los zapatos de Karim están desgastados de tanto jugar al fútbol, el deporte de sus sueños y por el que decidió arriesgar su vida atravesando el mar en una embarcación durante dos largos días y dos noches aún más eternas. “Quiere ser como Iniesta”, bromea uno de sus compatriotas, que tiene un objetivo distinto. Su madre murió y su padre está enfermo, una situación que le obligó a convertirse en “el hombre de la familia”. “Necesito ganar dinero para enviárselo”, confiesa. Junto a ellos, otro joven marfileño revela mirando al suelo que su propósito en Europa es estudiar Contabilidad. No quiere quedarse en Gran Canaria, la Isla es solo un punto de paso para llegar a Francia, donde está el resto de su familia. 

Tres de los 40 hombres alojados en el albergue del Corvo en Moya tras llegar en patera a Gran Canaria.

Tres de los 40 hombres alojados en el albergue del Corvo en Moya tras llegar en patera a Gran Canaria. Alejandro Ramos

Seguir leyendo »

Fuerteventura se quedó sin asesoramiento jurídico para migrantes el día que Interior decidió reabrir el CIE del Matorral

Imagen de archivo de la llegada de una patera con 39 personas a la punta de Jandía, en el municipio de Pájara. EFE/Carlos de Saá

El mismo día que el Ministerio del Interior anunció la decisión de reabrir el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) del Matorral, en Fuerteventura, la asociación Entre Mares informó de que "por causas ajenas a su voluntad" dejaría de prestar desde el pasado 8 de enero sus servicios de atención, asesoramiento e información a la población migrante de la Isla. Además, tal y como ha confirmado Cruz Roja a este periódico, esta ONG también cerró sus dependencias de asesoramiento jurídico. Una situación de desamparo a la que se suma la ausencia de sedes de CEAR en la Isla, ya que sus establecimientos se ubican en las dos capitalinas. 

De este modo, el cierre de Entre Mares ha dejado a las personas migrantes en situación administrativa irregular de Fuerteventura huérfanas en materia de asesoramiento jurídico por parte de las organizaciones especializadas. La asociación lleva trabajando en la Isla desde noviembre de 2014 y, por falta de medios, cesa su actividad. No obstante, recuerda a los usuarios de su servicio que intentarán dar respuesta a "cualquier cuestión que haya quedado pendiente".

El asesoramiento jurídico es un agente fundamental para quienes se encuentran en situación administrativa irregular. Este servicio les permite conocer cuáles son sus derechos y obtener información sobre si pueden o no solicitar asilo y protección internacional. Una situación bajo la cual no pueden ser internadas en los Centros de Internamiento de Extranjeros ya que no pueden ser devueltas a sus países de origen al suponer un riesgo para su integridad. 

Seguir leyendo »

El presidente del Cabildo de Fuerteventura celebra la próxima apertura del CIE del Matorral

Blas Acosta, presidente del Cabildo de Fuerteventura.

"Ya hemos hablado con el Ministerio y con el Gobierno de Canarias en estos días que hemos tenido nuevamente un repunte de pateras. Fuerteventura siempre ha sido una isla solidaria que ha tratado de acoger a la emigración y hemos puesto a disposición de la Delegación del Gobierno todos nuestros recursos", dijo.

En declaraciones a los medios de comunicación, Acosta explicó que el Cabildo ha pedido la reapertura del CIE El Matorral, que "lamentablemente se conoce por haber estado diez años pagando catering sin tener uso". "Ahora es otra etapa --matizó--, no tiene nada que ver con esto pero, desde luego, no tenemos más espacio físico. Estamos totalmente desbordados".

"Lo que pedimos es que se reabra adecuadamente para poder prestar el servicio a estas personas que buscan una oportunidad mejor", afirmó Acosta, al tiempo que comentó que en la actualidad el centro está en una situación de abandono.

Seguir leyendo »

Marruecos arresta a 29 migrantes que querían salir en patera hacia Canarias

Imagen de archivo. Patera localizada a 175 millas de Gran Canaria.

La Policía marroquí arrestó a 29 migrante, 25 de ellos subsaharianos y el resto marroquíes, en una playa en Dajla (en el Sáhara Occidental) cuando intentaban salir en patera hacia las Islas Canarias.

En la operación, llevada a cabo por los efectivos de la Gendarmería Real y las autoridades locales, se confiscaron varios medios logísticos usados en las operaciones de emigración clandestina, según informaron fuentes de seguridad a la agencia oficial marroquí MAP. Las mismas fuentes añadieron que las autoridades continúan sus investigaciones para establecer las circunstancias y los eventuales responsables de este caso.

Por otra parte, los medios marroquíes informaron este viernes que las autoridades del país arrestaron el pasado martes a 52 candidatos para emigración clandestina, de distintas nacionalidades subsaharianas, que se refugiaban en una vivienda a las afueras de Mohamedia, a unos 50 kilómetros al sur de Rabat, con la intención a viajar en patera por el Atlántico hacia las costas europeas.

Seguir leyendo »

Pierde a su bebé la mujer embarazada de siete meses que llegó en patera a Lanzarote este jueves

Efectivos de Salvamento Marítimo, Cruz Roja, la Policía y otros servicios de emergencia atienden a las 43 personas rescatadas en una patera a la deriva a 27 kilómetros de Lanzarote

Una de las mujeres embarazadas que viajaban a bordo de la patera que llegó este jueves a Lanzarote ha perdido a su bebé de siete meses tras sufrir un aborto. Al bajar de la embarcación tuvo que ser atendida de inmediato por Cruz Roja en el hospital de campaña, ya que tenía contracciones. Sin embargo, tal y como ha adelantado la Cadena Ser, el bebé no sobrevivió.

Se trata del segundo bebé que murió en esta embarcación, ocupada por 42 personas, después de que otro niño falleciera a las pocas horas de haber nacido en la patera a pocas millas de Arrecife tras una parada cardiorespiratoria. Una tercera mujer embarazada está ingresada en el Hospital José Molina Orosa y se desconoce su estado de salud.

En lo que va de año, la ruta migratoria canaria ha dejado ya tres víctimas. Los dos bebés y Shalif, un hombre de Malí que murió de sed a la deriva.

Seguir leyendo »

Shalif, el fallecido de la patera que llegó a Gran Canaria en la cabalgata de Reyes, murió de sed y será enterrado con nombre y apellido

Imagen de la llegada de una patera al sur de Gran Canaria.

Shalif Sacko vivía en Diboli, una ciudad de unos 5.000 habitantes situada al suroeste de Mali. A finales de diciembre decidió embarcarse en una patera rumbo a Europa. A bordo de la embarcación, 59 personas más y comida para solo tres días. Ya a la deriva, el escaso sustento con el que contaban se acabó. A partir de entonces, comenzaron siete largas jornadas sin alimento y sin agua, tal y como han asegurado a este periódico fuentes judiciales conocedoras del caso.

La desesperación empujó a Shalif a beber agua del mar, una decisión fatal que terminó por dañar su cuerpo y murió, tal y como ha determinado la autopsia. La patera en la que viajaba fue localizada el 5 de enero a las 15.45 al sur de Gran Canaria por los tripulantes de un velero, que alertaron a los servicios de emergencia. Fue entonces cuando Salvamento Marítimo remolcó la embarcación hasta el muelle de Arguineguín, a donde se desplazó la médico forense.

Shalif Sacko logró ser identificado, a diferencia del alto número de víctimas que ha dejado el mar en los últimos años y que han sido enterradas en el Archipiélago identificadas únicamente con una cifra. Hablar con Hamidou Dgackou, la única persona de la patera que conocía al fallecido, fue fundamental. No solo facilitó el nombre y el apellido de Shalif, sino que también facilitó a la jueza de guardia de San Bartolomé de Tirajana el número de teléfono de sus familiares para comunicarles la trágica noticia. Fuentes judiciales han explicado que el entierro se hará por beneficencia en el municipio. 

Seguir leyendo »

63 personas, entre ellas una embarazada y cinco menores, llegan a Fuerteventura y Gran Canaria en dos embarcaciones

Imagen de archivo de una patera en Fuerteventura.

Dos embarcaciones con un total de 63 inmigrantes a bordo, entre ellas cinco menores y una mujer embarazada, han llegado esta madrugada a las islas de Fuerteventura y Gran Canaria, según ha informado a Efe el 112 de Canarias.

La primera, una patera, fue localizada tras tocar tierra pasadas las 3.05 de la madrugada en Las Playitas, en el municipio de Tuineje (sureste de Fuerteventura).

En ella viajaban 56 personas de origen subsahariano: 41 varones, diez mujeres (una de ellas embarazada) y cinco menores.

Todos ellos recibieron la primera asistencia en la costa por parte de personal de Cruz Roja, el Servicio de Urgencias Canario y Emergencias de Fuerteventurta, porque presentaban síntomas de hipotermia leve.

Sin embargo, no fue necesario derivar a ninguno a un centro sanitario, precisa el 112.

La segunda patera, esta vez una lancha neumática, fue detectada por la Guardia Civil sobre las 3.19 horas cuando se encontraba a milla y media (2,7 kilómetros) de la costa de Tarajalillo, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana (sur de Gran Canaria).

La embarcación Menkalinan de Salvamento Marítimo salió a su encuentro y trasladó al puerto de Arguineguín a sus siete ocupantes, todos ellos varones adultos de origen magrebí.

Tampoco en este caso fue preciso evacuar a ninguno de los inmigrantes a un centro sanitario, ya que presentaban buen estado.

En los nueve días transcurridos de 2020, han llegado a Canarias o han sido socorridas en aguas de su entorno nueve pateras o cayucos con 294 personas.

Dos de ellas han fallecido: un varón a bordo de un cayuco interceptado el día 5 al sur de Gran Canaria con 60 personas a bordo y un bebé que nació en una patera a la deriva localizada ayer, día 8, en las cercanías de Lanzarote. 

Seguir leyendo »