eldiario.es

9

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

No cuenten conmigo

No cuenten conmigo para cortar cabezas. Sé que a algunos es eso lo que les pide el cuerpo. Y me consta que a otros muchos es eso lo que les reclama un bolsillo generosamente subvencionado por aquellos que piensan eso de “cuanto peor, mejor”. Allá cada uno con su impaciencia o su conciencia, pero no cuenten conmigo para sumarme a esta bacanal de sangre que pide servir en bandeja de plata las cabezas de Aitor Sanz, de Sipcic, de Moore, de López Garai, de Víctor Moreno o de Concepción. O la de la señora de la limpieza, si se tercia.

No cuenten conmigo para cortar cabezas porque no creo en las crisis prefabricadas que obedecen a intereses espurios ni en las artificiosas sensaciones de fracaso absoluto que se pretenden dibujar alrededor del Tenerife. Entiendo que, por convicción o por dinero, haya gente que reclame la urgencia de un relevo en las alineaciones, el banquillo, la dirección deportiva o la presidencia. Y que proclame a gritos el advenimiento del apocalipsis si no se llevan a cabo de forma inmediata sus exigencias. Ladren con rabia, pero no me pidan que me sume a su histeria.

Y no se preocupen. Ya les digo yo que mañana saldrá el sol aunque Aitor Sanz, Sipcic y Moore vuelvan a jugar con la blanquiazul, López Garai continúe en el banquillo, Víctor Moreno siga en su despacho y Concepción se siente en el palco del Heliodoro. Y pasado mañana también volverá a salir el sol. Y no sólo eso, sino que el Tenerife seguirá compitiendo. Ganando, empatando o perdiendo partidos, pero compitiendo. Como lo hizo el viernes en Girona contra la adversidad y el arbitraje, aunque a algunos les interese ocultarlo por aquello del “cuanto peor, mejor”.

Porque con aciertes o errores en el palco, los despachos y el banquillo, lo cierto es que, sobre el césped, el Tenerife compite. Y no es un equipo roto que vaya a la deriva. Es un equipo mejorable desde los despachos o el banquillo, pero que tiene un déficit de puntos que obedece a la continuidad de una serie de errores de valor gol cometidos por los futbolistas de forma puntual. Y de forma involuntaria, que, llámenme ingenuo, pero un servidor tampoco cree en contubernios entre jugadores para 'cargarse' a un técnico, un director deportivo o un presidente.

Sé que el Tenerife lleva siete jornadas sin ganar y que roza la zona de descenso. Y sé cuáles son las reglas por las que se mueve el fútbol español, más aún en una categoría tan peculiar como la Segunda División. Y quizás por eso me gustaría que, por una vez, mi equipo avanzara en una dirección contraria a la que se mueve el rebaño. Y ante las dudas lógicas que generan los malos resultados respondiera reforzando la confianza en el proyecto 19-20 del que, lo repito, el autor de este texto es un ferviente creyente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha