eldiario.es

9

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

Óscar Raluy: “El Gobierno de Canarias no me reconoció como deportista”

“Arbitré en los Juegos Olímpicos y, a la vuelta, el Gobierno de Canarias concedió una ayuda a todos los deportistas, excepto a mí”

El teldense ha vuelto a recibir, junto al también grancanario Ángel Sabroso, el premio a la Mejor Labor Arbitral de la Federación Española de Balonmano

Óscar Raluy (a la derecha), junto a Ángel Sabroso

Óscar Raluy (a la derecha), junto a Ángel Sabroso CEDIDA

El colegiado de balonmano grancanario Óscar Raluy, que junto a su compañero Ángel Sabroso fue reconocido por noveno año por la Liga Asobal con el premio a la Mejor Labor Arbitral 2018-2019, cree que las instituciones públicas no se interesan por potenciar a su colectivo.

“Ahora lloverán infinidad de felicitaciones por el premio, pero mañana a nadie le importará qué es un árbitro. Arbitré en los Juegos Olímpicos y, a la vuelta, el Gobierno de Canarias concedió una ayuda a todos los deportistas, excepto a mí porque no me consideraron como tal”, recuerda en una entrevista concedida  la agencia Efe.

“Los premios te motivan y te animan a seguir trabajando. Somos una pareja joven, pero con veteranía, y es un estímulo que te reconozcan lo que haces, aunque creo que este premio es extensivo a todos los árbitros del balonmano español”, indica Raluy, de 42 años y funcionario de instituciones penitenciarias, para quien las virtudes que debe tener un buen árbitro son trabajo, constancia y entender el juego.

“Hay que estudiar y pensar que el balonmano ha cambiado muchísimo, porque ahora es un deporte muy rápido. Hoy se nos pide el mínimo de interrupciones posibles para que haya mucho intercambio de goles y sea un juego más vistoso”, comenta. “Debes apoyarte en quien te diga la verdad en los momentos claves, para saber que no estás haciendo bien las cosas y que debes reaccionar, para volver a ofrecer una buena labor a los equipos”, señala.

Raluy cree que el gran nivel internacional alcanzado junto a Ángel Sabroso se debe a que ambos tienen una forma particular de dirigir, que le gusta a la gente. “Dejamos que los jugadores sean los protagonistas del encuentro e intentamos tener los menores errores y, si los cometemos, que no sean decisivos. La gente nos valora porque tenemos un currículo extenso y hemos pitado en todos los grandes eventos”, dice.

Y lamenta que, a su juicio, las instituciones públicas no se preocupen por potenciar la labor de su colectivo. “Deberíamos pedir ausencias en nuestros trabajos sin problemas, pero tenemos que estar pidiendo favores a diferencia de lo que ocurre en otros países”, dice antes de considerar que lo ideal sería “que quien quisiese dedicarse al arbitraje tuviese una carrera con todas las garantías y no solo hablo de dinero, sino de ayudas psicológicas, médicas... Si nos lesionamos debemos pagar los gastos de nuestros bolsillos y esas cosas te van quemando”.

Finalmente, ha revelado que Ángel Sabroso y él ya se han planteado qué harán después de los Juegos del próximo año en Tokio. “El ciclo olímpico marca la vida de los árbitros y nosotros ya llevamos unos doce años con un nivel infernal de viajes y de dirigir encuentros fuera de casa. Los dos tenemos críos pequeños y deberemos plantearnos si nos compensará seguir arbitrando” después de la cita de Japón, concluye.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha