eldiario.es

9

Canarias, España, Catalunya....

Pese al bajón en votos que ha tenido Coalición Canaria y el PSOE en Canarias, y que ahora mismo Fernando Clavijo aparece como un presidente desvalorizado, la autonomía canaria no permite mediante un voto de censura derribar al gobierno en el Poder y emplazarlo a disolver el Parlamento de Canarias, todo lo más que se podía hacer mediante actividad legislativa es una censura pero con una alternativa surgida de los actuales sesenta parlamentarios. En definitiva que aunque la realidad política sea ya muy diferente de la que surgió en mayo de 2015, las cosas van a seguir tal y como están hasta 2019, y tiro porque me toca, y si acaso tratar de localizar el auto de Clavijo que sigue perdido por el Monte de Las Mercedes, o quizá por el de la Esperanza.

Cada cuatro años siempre digo lo mismo, no voy a votar más en las elecciones canarias por la injusticia de su sistema, pero luego como el dictador Franco no me deja a votar al final transijo y acudo a las urnas.

Es lo que hay, autonomía de Segunda División en todos los aspectos, y mira uno con cierta envidia a otras como Catalunya, Euskadi, Galicia y la misma Andalucía que tienen otras ventajas, como incluso disolver sus Parlamentos y convocar elecciones anticipadas. O incluso como en el caso de los catalanes, formar gobierno tocando la campana de un domingo de enero trepidante para impedir volver a otras elecciones en el mes de marzo. En Canarias todas las maniobras parlamentarias hay que hacerlas con los sesentas elegidos cada cuatro años, y ya saben, un herreño o un gomero cuesta menos votos que un grancanario o un tinerfeño, o partidos con cincuenta y pico mil votos, como fue el caso de Ciudadanos, se queda fuera de Teobaldo Power, y otros como la Agrupación de Casimiro Curbelo gomera tales y cuáles obtienen tres diputados con cuatro silbidos. Es la triple paridad, que me parece una gran parida.

¿Y ahora que hay a nivel de España? Incertidumbre en el centralismo español interpretado mayormente por PP, PSOE desde posiciones conservaduristas históricas que vienen incluso por miedo a la palabra Republica, y por el panico que le metieron Adolfo Suárez y Manuel Fraga a Felipe Gonzalez y Santiago Carrillo con el Ejército en la intrasicion y dos piedras, y ahora muchos años después anda el PSOE en el dilema de dejar gobernar al PP con su abstención suicida, o pactar con Podemos y otras fuerzas progresistas con la oposición interna del felipismo en conchabo con él IBEX 35, y de los barones con Susana Díaz a la cabeza que viene del trilema de errores de aquella época franquista de mal trato a Catalunya y de las barrabasadas cometidas desde la transición. Ahora la disyuntiva es o de nuevo la Hezpaña centralista y carpetovetonica con Rajoy o una Esoaña democrática y plurinacional con Pedro Sanchez y Podemos y otras fueras progresistas. De momento con Carles Puigdemont como nuevo presidente catalán, y más independentista que Artur Mas, van camino de la Republica de Catalunya, y Euskadi espera agazapada a ver qué pasa en el Tibidabo y en las Ramblas barcelonesas, si Podemos con su derecho a decidir no lo puede impedir. Y la monarquía franquista/borbonica, con Cristina Borbón sentada en el banquillo de los acusados. ¡Manda trillos y borbones!

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha