eldiario.es

9

Una Canarias movilizada y no adormecida

Los canarios sabemos que cuando gobierna el Partido Popular, se crea empleo y se progresa con fuerza. Como también sabemos que cuando gobierna el PSOE, vuelve el engaño, el fraude y la estafa al interés general de esta tierra, como si fuera las 10 plagas de Egipto: nos quitan el dinero de las carreteras para dárselo a los golpistas independentistas, y paralizan la financiación aprobada por el anterior Gobierno de España para los colegios canarios, el saneamiento y la depuración de aguas. Pero, ¿qué le hemos hecho los canarios a Pedro Sánchez y al PSOE para que nos machaque así?

Los socialistas creen que Canarias es sólo una tierra para venir a pasar las Navidades de gorra; precisamente, a Lanzarote, que sufre una crisis migratoria. Canarias es la frontera sur de la Unión Europea y, en lo que va de año, la inmigración irregular casi se ha triplicado en el Archipiélago. Mientras las mafias que trafican con la vida de estos seres humanos campan a sus anchas, Sánchez mantiene operativos sólo dos de los doce radares instalados en Fuerteventura y Lanzarote para vigilar nuestras costas; así como tiene empaquetado el radar que compró el anterior Gobierno por seis millones de euros.

Los canarios exigimos seguridad, demandamos firmeza en el control de las fronteras y necesitamos una política migratoria coordinada con la Unión Europea. En las aguas españolas que rodean a Canarias se han perdido demasiadas vidas. Y esto no puede seguir así. La irresponsable política socialista de puertas abiertas en materia de inmigración, está generando (como ya hizo Zapatero) un efecto llamada de incalculables consecuencias; cuando es evidente que aquí no hay papeles para todos.

Pero los canarios sufrimos un doble castigo: un gobierno en Madrid que nos machaca, y un gobierno en Canarias alérgico a la buena gestión. Canarias asiste al final del ciclo político de Coalición Canaria; un nacionalismo que ha gobernando treinta años en esta tierra. Demasiado tiempo. Y al igual que hemos liderado el cambio de la corrupta administración socialista en Andalucía, en Canarias también vamos a liderar el cambio tras tres décadas de Coalición Canaria.

Canarias tiene que cambiar y lo tiene que hacer ya: en mayo de 2019. ¿Por qué tenemos que resignarnos a tanta incompetencia en el Gobierno de Canarias? ¿Quién ha dicho que Canarias no puede estar a la cabeza del crecimiento y del empleo en España? ¿Por qué tenemos que conformarnos con estar entre las comunidades autónomas con mayor tasa paro de España con cerca del veinte por ciento? ¿Por qué tenemos que seguir con la lista de espera sanitaria mayor de toda España? ¿Por qué los españoles residentes en Canarias tienen que seguir esperando más de seis meses para ser operados, cuando los españoles residentes en Madrid son operados en poco más de un mes? ¿Por qué tenemos que conformarnos con que hayan cuarenta mil familias canarias en las listas de espera para poder acceder a una vivienda digna? ¿Por qué tenemos que conformarnos con que las personas con una dependencia física, psíquica o sensorial, se mueran en la lista de espera de la dependencia sin ser atendidos?

¿Quién nos dice que tenemos que conformarnos con todo esto? ¿Quién dice que no hay alternativa a tanto fracaso? ¿Quién es Coalición Canaria para decirnos que no podemos cambiar la historia de Canarias? ¿Quién quiere hacernos creer que no podemos, o que no somos capaces, o que no tenemos el orgullo para salir delante de una vez?  Pues yo les digo que no nos conformamos. Vamos a dar la batalla del cambio. Vamos a dar la batalla por el empleo, por la sanidad, por la vivienda, por los servicios sociales y por una Canarias fuerte dentro de España.

No podemos seguir en manos de quienes nos victimizan. No podemos seguir en manos de un nacionalismo que nos condena al fracaso. No podemos seguir dependiendo de aquellos que, en realidad, dicen defendernos pero no creen en nosotros, no creen en los canarios, no creen en nuestra competencia. Prefieren una Canarias adormecida y abstencionista, en lugar de una sociedad movilizada y competente. La estrategia de Coalición Canaria es siempre la misma: anestesiar a los canarios, que no pensemos por nosotros mismos, que no nos creamos capaces de soñar y de trabajar por una Canarias mucho mejor.

Y como ven, hay algo en común entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el Gobierno de Coalición Canaria: su único objetivo es permanecer, perpetuarse en el poder a costa de los españoles o de los canarios. Pero entre todos podemos cambiar este desastre.

En Canarias, sólo el Partido Popular defiende los principios liberales del centro-derecha europeo. Sólo nosotros mostramos sin complejos los valores tradicionales del humanismo cristiano de tradición occidental. Y sólo nosotros vamos a atrevernos, decididamente, a aplicar en el Gobierno de Canarias las políticas de centro-derecha que hacen crecer a la sociedad; con todo el centro, pero también con toda la derecha.

Los canarios vamos a hablar en 2019. Y lo vamos a hacer alto y claro, diciendo: hasta aquí hemos llegado. Este modelo se acabó. A partir de mayo todo tiene que ser distinto, Canarias tiene que recuperar su orgullo, su confianza en sí misma, dejando los complejos atrás y asumiendo el desafío de una Canarias mejor. Una Canarias capaz de dar trabajo a sus hijos, de apostar por los jóvenes, de atender a sus mayores como se merecen y de cuidar del enfermo. Una Canarias capaz de estar al lado del que más nos necesita.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha