eldiario.es

Menú

Democracia real ya: tres palabras con todo el sentido

- PUBLICIDAD -

Fundamentalmente es un movimiento de política activa ciudadana. Tantos años echando en cara a la ciudadanía de que no se interesaba en política y ahora que lo hace, exigiendo que se cumpla el mandato constitucional de que la soberanía esté en el pueblo, los poderes fácticos y políticos se oponen ferozmente intentando criminalizar la actualización de un sistema que solo perpetúa la subyugación del pueblo a los poderes económicos y a partitocracia actual. No tiene nada que ver con hacer política de izquierdas ni de derechas. Se trata de que todos participemos en la vida política de forma activa y directa, no maniatados e inermes ante los atropellos de unos pocos: los que detentan el poder económico y los grandes partidos políticos.

La democracia actual y el sistema de participación están basados en un sistema político que proviene de la primera mitad del siglo XX. La actual Constitución Española de 1978 se basa en la republicana de los años 30 y en las europeas de la segunda posguerra mundial. La concepción de la participación política se hace con base en una realidad que ha cambiado de forma radical. Por solo apuntar tres cosas: ordenadores personales, internet y el teléfono móvil. No existían en 1978 y hoy es algo cotidiano. Eso hace que las comunicaciones, informaciones y relaciones sean completamente distintas. Pero mucho más que también lo sean los mecanismos de participación individual. En un país en el que la declaración de la renta puede hacerse en las oficinas de Hacienda, pero también vía sms, por internet o por correo, el sistema de participación política sigue siendo un único voto cada 4 años.

Y dicen que es el poder más fuerte que tiene el ciudadano. Así nos va. Solo puedo dar un voto a un partido cada 4 años y eso les legitima para toda su política en esa legislatura. Realmente eso es un sistema dictatorial, en el que lo único que se deja al ciudadano es elegir al dictador (partido dictador) para los cuatro años siguientes y para toda la política que quiera hacer. Y si no nos gusta, solo podemos elegir a otro partido dictador cuatro años después. Por supuesto, eso es un fraude político completo a la soberanía popular que dice la Constitución.

La palabra "Democracia" en el nombre "Democracia Real Ya" significa que yo quiero tener voz y opinar sobre muchos temas, tener mi voz y voto propio en ellos. No darlo a uno de pocos, dos o tres, grandes partidos, para que hagan lo que ellos quieren sin preguntarme por cada una de las cosas, propuestas, decisiones, ideas, alternativas. Con las inmensas posibilidades de comunicación y participación que hay hoy es perfectamente posible.

Además de lo anterior, la palabra "Real" también tiene un significado concreto y cierto. La actual "democracia" no es solo un sistema político obsoleto, sino que además está corrompido. Institucionalmente corrompido. Los partidos actúan de forma dictatorial, en el sentido de que solo hay unas pocas opiniones en la inmensa mayor parte de las decisiones en este país, en cualquier ámbito. Sea en un ayuntamiento, comunidad autónoma o estado central, solo hay unos pocos voces y votos: los de los partidos políticos. Cuando deberían haber treinta millones o más, los de cada uno de los españoles. Es perfectamente posible. La declaración de la renta es algo muchísimo más complicado, que afecta a millones de personas y se hace todos los años en apenas 2 meses sin mayores problemas. La soberanía en nuestro sistema reside en los partidos políticos, no en los ciudadanos, en el pueblo. El pueblo no quería la guerra de Iraq. Pero una persona sí e impuso su decisión a la de millones de españoles. La gente no quería que las víctimas de la crisis, los millones de ciudadanos trabajadores de a pie, tuviesen que pagar a los responsables de la misma crisis para que nos perdonaran la vida de un rescate con más sacrificios para el pueblo. Pero los grandes partidos gobernantes sí y han impuesto su decisión a millones de españoles.

"Ya" es ahora, no dentro de unos años. Cuando hizo falta, se redactó una Constitución completa y compleja en menos de dos años, sin ordenadores, sin internet, sin teléfonos móviles, sin redes sociales. Ahora puede hacerse en mucho menos tiempo. Alargarlo es oponerse.

"Democracia Real Ya". Por que la primera no funciona, la segunda es mentira y la tercera? por que mañana es tarde.

Tony González

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha