eldiario.es

Menú

Dudas sobre Schengen

- PUBLICIDAD -

Los principios de Schengen se ven amenazados por los inevitables flujos migratorios subsiguientes a los conflictos sociales de las naciones del norte de África. Miles de personas huyen del fragor de las batallas, del rencor, del fundamentalismo, del desempleo, de las crisis agravadas? Se lanzan a la aventura del mar, ya en el desespero de darlo todo por perdido, buscan un trabajo, quieren comer. Comoquiera que las respectivas transiciones no están nada claras, se acentúa la incertidumbre y se tiñe más sombrío el panorama.

¿Y Europa? ¿Qué hace la estructurada y la teórica sólida Europa ante un fenómeno social que le queda tan cerca y que empieza a afectarla seriamente? ¿Dispone de respuestas? Las preguntas se suceden para dar razón a Dolores Rubio García, doctora en Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, cuando en un trabajo sobre el Tratado de Lisboa se planteaba con toda claridad que la Unión Europea, en lo puramente político, no acaba de definir su identidad.

Tal es así que duda cada vez más. Reintroducir las fronteras interiores y los correspondientes controles surge ahora como alternativa a la vista de las reacciones de los gobiernos de Dinamarca, Italia y Francia, estos dos últimos acosados por radicalismos fundamentalistas y xenófobos en época de proximidad electoral. La dinámica racista parece haberse desatado. He ahí lo preocupante porque combatirla, con su tremenda carga populista, no es nada fácil y mucho menos si se asumen algunas de sus pautas, sobre el papel impropias del siglo XXI.

Pero que Schengen corre peligro es evidente y el debate sobre su revisión es de lo más importante en estos momentos para la Unión Europea. La coyuntura pone a prueba la vocación, el propio espíritu europeísta, especialmente el de algunos gobernantes. De ahí que resulte primordial si hay voluntad política para hacer efectiva la denominada cláusula de solidaridad del Tratado de Lisboa, en virtud de la cual se ofrece a los ciudadanos la posibilidad de recibir apoyo de la UE en caso de un ataque terrorista, de una catástrofe natural o de origen humano. Este último parece ser el caso. Finalizar la regulación del paquete de asilo, con un sistema de identificación y con un control común de requisitos de acceso, sería la medida complementaria de aplicación. Partiendo del planteamiento de la profesora Rubio, estamos ante una opción para avanzar, para definir la identidad. Limitar el espacio de libre circulación, uno de los logros de la Unión Europea, puede ser un paso atrás acaso irreversible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha