eldiario.es

9

El 75

Los votantes son tan desmemoriados que los candidatos tienen que recordarles con un guiño en el cartel quiénes son exactamente por si se habían olvidado.

Un político tan conocido como Pedro Quevedo, tanto por ser diputado nacional de Nueva Canarias como teniente de alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, necesita recordar a los electores que fue el principal protagonista del descuento del 75% para los canarios que vuelan.

Así lo recuerda su cartel electoral, donde junto a su cara aparece pintado un simpático avioncito al lado de la cifra mágica del 75. “Por si no lo recuerdan, fui yo el que conseguí este logro para todos mis paisanos”, parece decir este médico que ha ejercido más la política que la medicina.

Su colega nacionalista Ana Oramas está tan crecida que ya no cabe en su ropa. Cuenta cosas extrañas de las abuelas canarias y en los mitines llama el Coletas a Pablo Iglesias con una gracieta cansina y grosera que suelen usar los cretinos.

Por lo general la derecha suele ser más irrespetuosa que la izquierda, a pesar de que la leyenda hace creer lo contrario. La izquierda es más irreverente pero la derecha es más irrespetuosa. Cuestión de fondo y de formas.

La derecha se está pasando tanto en esta campaña que está llenando el ambiente de barbaridades y exabruptos. Hay que estar muy nerviosa y desesperada para dedicarse durante la campaña a escarnecer gratuitamente a Pedro Sánchez.

Por si no tuviéramos bastante con las barrabasadas de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, los candidatos segundones también están actuando como hooligans desarretados.

Los líderes de las tres derechas insultan al presidente del Gobierno con mentiras inmorales sobre su supuesta complacencia con los terroristas y los enemigos de España. Como sus narices no pueden crecer más, le crecen los enanos.

Después de las tonterías de Pablo Casado, afirmando que Pedro Sánchez tiene las manos manchadas de sangre, otro candidato del PP, émulo y pelota del anterior, ha dicho que el presidente del Gobierno y candidato del PSOE no solo comparte mesa y mantel con terroristas y traidores a España sino también con pederastas y otros delincuentes.

Juan José Cortés, el padre de la niña Mariluz que fue asesinada precisamente por un pederasta, debería tener algo más de ética y dignidad para no afirmar tales sandeces. Ser víctima no te convierte en dios. El PSOE ya ha tildado certeramente de repugnantes estas manifestaciones. No hay nada más que añadir, señoría.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha