eldiario.es

9

La Ley del ladrillo de Clavijo

La Lay del Suelo que va a poner en marcha el Gobierno Canario que preside Fernando Clavijo será una triste realidad allá por el mes de julio si Podemos, Nueva Canarias y parte del PSS/PSOE liderado por Gustavo Matos no lo remedian, pero como los socialistas canarios son socios muditos y acomplejados de Coalición Canaria, mal veo el asunto/trasunto de impedir que salga adelante. Más que una Ley del Suelo, es una Ley del Ladrillo y tente tieso, hecho a imagen y semejanza de los empresarios más depredadores del territorio, los que quieren si pudieran o pudiesen urbanizar hasta Veneguera, Güigüi, Tasarte, Tasartico, y hasta la Marciega en La Aldea, y de ladrillo en ladrillo y tiro porque me toca. Es  significativo que el equipo redactor del nuevo proyecto haya optado por una ley única con eficacia directa para dar eficacia a los inversores y que no se tarde ocho o diez años en un proyecto y para que los ayuntamientos, con total autonomía depredadora de su territorio, sepan el plazo en el cual va a estar terminado un planeamiento desde que lo empiezan. En esta idea radica la facilidad que se le da a los empresarios y a los ayuntamientos para que cada cual haga de su capa un sayo. El PSC/PSOE está siendo cómplice de Coalición Canaria, y al único socialista que le hemos oído alzar la voz ha sido a Gustavo Matos, que criticó que los nacionalistas hayan tomado esta decisión de manera unilateral, contraviniendo la sumisa posición de la mayoría de sus compañeros con Patricia Hernández a la cabeza que trae de cabeza a las bases del PSC/PSOE por el entreguismo del partido, que va desde el incumplimiento del Pacto en Cascada de la coalición de gobierno, convertido en pequeños saltos de agua en el Cabildo Insular de Tenerife, Puerto de la Cruz, La Laguna, entre otros puntos de la geografía canaria, en donde Coalición Canaria le ha puesto los cuernos al partido que todavía lidera José Miguel Pérez García.

Santiago Pérez García, socialista tinerfeño actualmente en Por Tenerife/Nueva Canarias, ha sido explícito al afirmar que esta Ley del Suelo (en adelante del Ladrillo) es una vía para convertir a los 88 municipios de Canarias en reinos de taifas en materia de ordenación del territorio, y por su parte el arquitecto Faustino García Márquez afirma que el territorio “es la competencia más extensa que tienen las comunidades autónomas, la más importante, porque regula los recursos naturales, y el Gobierno renuncia, se desmantela en materia de territorio, es una ley a medida de los empresarios”. Fernando Clavijo ya lo dijo claro desde que era alcalde de La Laguna buscando su auto por Las Mercedes y La Esperanza, que había que trabajar para los empresarios, y eso está haciendo ahora en su nuevo puesto que diríamos que es el de Alcalde/Presidente. A partir de ahora en materia de territorio, de construcción, de turismo, se va a gobernar con 88 criterios diferentes, y se va a generar una espantosa división política y territorial. Tras la aprobación de la Ley del Ladrillo, Canarias entera estará subdividida en pequeños trocitos, será un bien de mercado que sólo va a favorecer la especulación urbanística. Por si fuera poco el entramado, la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac), el organismo para aprobar definitivamente los planeamientos, salta por los aires, porque según Coalición Canaria y parte del PSC/PSOE, es la culpable de la lentitud en la tramitación de los proyectos y del freno de las inversiones, que ladrillo parado no gana comisiones, y la nueva ley prevé un nuevo organismo pero que hasta ahora no tiene nombre, no está bautizado, y se teme por parte de los ecologistas que no sea muy católico.

Con todo esto no hace falta explicar mucho que la moratoria salta por los aires, y la planta obsoleta del sur de Gran Canaria y del Puerto de la Cruz se queda en “stand by” hasta el siglo próximo, y luego ya veremos. Me encuentro a mi vecina del quinto en Farray que se ha leído la información sobre el asunto/trasunto de Iván Suárez en Canariasahora.es/Eldiario.es, no me deja abrir la boca y me lanza un espiche del quince. “ Estoy muy cabreada, esto es un auténtico escándalo y un atraco a la naturaleza, a la ecología, al territorio canario, con esta ley van a poder construir hasta en la barra de Las Canteras, ya me veo al Alcade/Presidente, Fernando Clavijo, construyéndose una residencia presidencial en la zona de “El Ascensor”, en donde nos lanzamos al agua a las afueras de la Barra, y dirá qué, pos ya que estamos aquí, se construye también un pantalán para atracar el yate presidencial, y un helipuerto para ir directamente desde Las Canteras a Tenerife”. Me deja todo preocupado con el atraco urbanístico a la playa de Las Canteras, se pide otro gintonic, y me remata con otra filípica. “No me extraña que también en el Roque Nublo se haga una especie del “Nido de Aguila”, como el que tenía Hitler en Berchtesgaden, en los Alpes bávaros, sólo para fastidiar a los grancanarios, y entre la playa de Las Canteras y el Roque Nublo hará de nuestra isla una fábrica de ladrillos. Más que una Ley del Suelo, esto va a ser una Ley del Subsuelo, que Dios, Alá y Jehová nos coja confesados”. Pidió otro gintonic, y mirando hacia el Teide, le hizo un corte de mangas. ¡Que mujer!.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha