eldiario.es

Menú

Pérez&Pérez (1)

- PUBLICIDAD -

Santiago Pérez, a eso iba, acaba de presentar al Parlamento una propuesta de ley para rebajar al 5% los topes electorales de acceso a la cámara de los representantes políticos. Para sentarse hoy en ella han de obtener por lo menos el 6% de los votos regionales, o el 30% de los de su circunscripción insular; en caso de no alcanzar ninguna fuerza este 30% insular, se adjudica la representación a la lista más votada en la isla correspondiente.

Decía Paco Pomares, en La Provincia, que ni en Turquía han llegado tan lejos para dejar fuera de su Parlamento a los partidos kurdos. Los topes canarios, promovidos en su día por CC para perpetuarse en el Gobierno, han dejado sin representación a no menos del 20% de los electores. Entre los "kurdos" isleños figura el PIL y en las últimas elecciones, Nueva Canarias, que, a pesar de conseguir en Gran Canaria, como saben, el doble de votos que CC, no entró en el Parlamento por esta isla; sí la nacionalista Mar Julios en virtud del 6%. El resultado es una cámara de sólo tres fuerzas políticas con su crédito debilitado por actuaciones bochornosas; unas en defensa de los intereses del vicepresidente del Gobierno, José Manuel Soria; otras para impedir que entraran siquiera a trámite iniciativas avaladas por miles de firmas.

En línea con esa pobreza política, Claudina Morales, presidenta de CC, tachó la iniciativa psocialista de intento de desviar la atención de la crisis económica. Salió con ésa en lugar de agradecerle la idea a Santiago Pérez, porque, después de todo, es Paulino el más interesado en semejante desvío al ser quien gobierna. Este procedimiento de desautorización, debería saber Morales, está tan sobado que Mariano Rajoy repite eso de "lo que de verdad interesa a los españoles" a falta de mejor recurso para quitarle importancia a las cuestiones incómodas que le plantean.

No fue a la zaga la pepera Australia Navarro para quien la iniciativa no tiene "ni pies ni cabeza" y significa, dice ella, la vuelta al insularismo "casposo y trrasnochado"; para rematar, madre, con un canto a las excelencias de esta autonomía de la que Dios nos libre y guarde. No se enteró o no se paró pensar en el sentido de la intervención del otro Pérez, José Miguel, presidente del Cabildo de Gran Canaria, que reclamó una nueva ley de Cabildos para hacer frente al "centralismo autonómico" que tanto gusta a Navarro, pero que, en realidad, controla y merma los dineros cabildicios, al tiempo que "disminuye o altera su ámbito competencial"; como ha ocurrido, según este Pérez, con la ley de Medidas Urgentes y en lo relativo a las actividades clasificadas y a las políticas sociales.

El presidente grancanario largó lo suyo en el acto institucional conmemorativo del 96 aniversario de la corporación. Piensa que tratan de colar el "centralismo autonómico" por la puerta trasera en función de las "conveniencias coyunturales de los partidos políticos". La demora en corregir la situación hace pensar a José Miguel Pérez que se trata de una acción premeditada. Y tanto, oye.

No sé si la simultaneidad de la iniciativa parlamentaria y el alegato cabildista contra el centralismo del Gobierno fue casual o buscada. Pero, qué quieren, prefiero creer que obraron los dos de común acuerdo y que en plan Pérez&Pérez comienzan a esbozar una alternativa ya demorada en exceso. Los dos asuntos se relacionan pues se refieren al eterno problema de la personalidad política del ente "isla" y su adecuada representación; en definitiva, la asignatura pendiente de la democracia en Canarias. Si Santiago Pérez apunta a la conscientemente mermada representatividad parlamentaria y aporta una solución que desbloquearía la reforma estatutaria, José Miguel Pérez va más lejos ya que la nueva ley de Cabildos sería el corazón de la organización administrativa territorial que no ha sido posible conseguir en doscientos años.

Dejo para mañana el comentario a la intervención de José Miguel Pérez. Sólo añadiré aquí que no estaría de más que concretara cuanto dijo en un borrador de anteproyecto de ley a consensuar por los Cabildos, para enviarlo al Parlamento como proyecto. No me gustan los toros sino en bistelitos y con papas fritas, lo que me impide decir que Pérez&Pérez le ha puesto dos bonitos pares a CC-PP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha