eldiario.es

Menú

Se abre el telón

- PUBLICIDAD -

Anoche se abrió el telón, comenzó la función que durará quince días. Sin mucha novedad, casi con los mismos rostros que hace cuatro años y con la reaparición de otros sacados de los museos. Viendo algunas caras entiendo porqué desde todas las instituciones se mostraron con racanería con el Museo Canario, ven a las momias como competencia.

No se terminan de enterar que este teatro del siglo XXI no valora las tablas, sino el control de las tabletas, de los ipads. Ya no se dice trátame de tú, sino twitteame, ya no se comenta estaré pegado a la calle, sino leeré los muros de Facebook, ya no se promete tendré mi despacho abierto, sino podrás opinar en mi muro que será abierto.

Lo que no cambian son las sonrisas electorales. Esas miradas buscando las cámaras, esas manos que saludan a desconocidos, esos momentos de cercanía. Da la impresión de que llevan cuatro años ensayando en sus casas la palabra "ciudadano". Porque de repente todos saben pronunciarla. Esta gente tan pasiva ante los abusos bancarios, ante los despidos masivos, ante las arbitrariedades de las empresas telefónicas, petroleras y eléctricas, ante el enterramiento de las cajas de ahorro, ante el poder de los mercados?, de repente se dan cuenta de que existimos, y nos llaman ciudadanos, y los vemos en los mercados (donde saludan a todo los vendedores pero no compran ni un manojito de cilantro), y caminan por la calle Triana.

El PSOE y el PP ni siquiera posaron en la calle. Saben que se dirigen a los telespectadores y que tienen en sus manos los relojes de las televisiones. Por eso se quedaron en las sedes electorales, que en realidad son unos platós de televisión con la misma escenografía copiada de las campañas noteamericanas, cambian los colores y las caras, pero lo demás es igual. Coalición y Nueva Canarias sí salieron a la calle. Mientras el consejero de Economía cogía el cepillo y pegaba el primer cartel electoral, en Nueva Canarias quitaban la cortina a una valla, tenían el mono de inauguraciones y decidieron inaugurar algo. Nardy Barrios fue la más clarita, puso a su gente en la calle Triana y al grito de la líder "una, dos y tres", todos gritaron : Sí quiero. Tantos año de abogada en casos de divorcio, ahora la mujer se nos presenta como candidata a casarse con Saavedra o con Cardona. De los otros partidos, los pequeñitos, no he visto fotos. Debieron pensar que hay que cumplir la ley electoral y se esperaron a las 12 de la noche, pobrecitos míos, no han aprendido que respetando las leyes no llegarán a ningún sitio.

En las fotos de la apertura del telón de ayer de los grandes partidos sólo se veían caras conocidas. Uno se pregunta: ¿dónde están aquellos militantes entregados que sacaban de su coche un balde con cola y un cepillo para pegar carteles?¿Dónde está aquella juventud que recorría las ciudades y los pueblos de madrugada para dejarnos el paisaje lleno de carteles con mensajes que hablaban de cambio, de futuro, de derechos?? ¿Dónde quedan aquellas promesas de pleno empleo, de final de las listas de espera, de la educación para todos? El teatro electoral tiene cada vez menos actores y, lo que es más grave, menos público.

Otros artículos en el blog 'Somos nadie'

Juan Garcia Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha