eldiario.es

Menú

El aburrimiento de las ovejas

- PUBLICIDAD -

Leí la proclama electorera juliana en la barbería y se la comenté a la parroquia, cosa que resultó ser, lo reconozco, grave temeridad porque había uno al que estaban afeitando y por poco se deja allí el cuello en sangre al descontrolarse la navaja, mitad debido a las convulsiones de su propia risotada y mitad a los aspavientos congestionados del barbero al que hubo que sentar, abanarlo con una revista dominical de hace tres meses y pedir una infusión al bar de enfrente. El tajo no fue grave, pero pudo ocurrir una desgracia.

Según la información y a la espera de que CC perpetre el programa completo, Julios está dispuesta a afrontar "los grandes desafíos" y propuso un pacto económico, político y social de igual tamaño para que "Gran Canaria sea la primera en salir de la crisis". Aseguró la candidata que trabajará para resolver los problemas de la gente y se negó a prometer grandes proyectos para la isla, sin duda para no encochinar más a don Pepito, curioso espécimen de la biodiversidad canaria que ha de ser protegido.

Pretende Julios, en fin, que "la voz de Gran Canaria se escuche en el Parlamento" y debe ser que, consciente del desliz, agregó un "como ha ocurrido en estos cuatro años" indicativo de que, después de todo, no carece de algún sentido del paso del tiempo en vano. Pero la prudencia del añadido agotó la capacidad adquirida con su "experiencia política" porque cometió el error de llamar a los ciudadanos a reflexionar sobre la importancia de que CC-Gran Canaria tenga mayor representación parlamentaria: no cayó en la cuenta de que a poco se pare el personal a reflexionar, lo mismo echa a correr.

Me parece que son ya más de veinte años los que lleva CC en el machito. Tiempo ha tenido, pues, de cambiar las cosas por lo que manda huevos que adopte actitudes de recién llegada; aunque quepa decir en su descargo que no promete Julios cambios sino que se limita a indicar su capacidad para hacerlos. Lo que hará o no sin que nadie pueda reprocharle en 2015 que no ha cumplido.

En definitiva: si en el chorro de lustros que lleva CC al frente del Gobierno no ha cambiado las cosas, ¿qué motivos hay para creer que ahora va en serio? Responder a esa pregunta es importante si de verdad quiere convencer a alguien de que no se ha limitado a recitar un guión rutinario, para cumplir el ritual, a conciencia de que la no reforma electoral dará en cualquier caso a CC al menos un diputado por Gran Canaria, como ocurriera en las anteriores elecciones en que la ley electoral, injusta, le permitió, a ella precisamente, ganar su escaño con menos votos que NC que no logró acceder al Parlamento. Aburren a las ovejas, qué quieren que les diga.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha