eldiario.es

9

Por una moción a Saavedra

ATI antes de llegar al poder a través de la coalición canaria.

ATI antes de llegar al poder a través de la coalición canaria.

El archipiélago canario ha venido teniendo diferentes dinámicas de voto según isla y provincia. Si bien hoy podemos advertir diferencias a este respecto entre Gran Canaria, Tenerife y las islas no capitalinas, lo cierto es que antes eran mucho más amplias.

La génesis de Coalición Canaria en 1993, como amalgama de partidos políticos de diferente naturaleza, supuso una estabilización de las dinámicas de voto en el Archipiélago, ya que todos los partidos políticos, a excepción de PP y PSOE, decidieron unirse a través de una moción de censura para generar un gobierno alternativo a Jerónimo Saavedra, apoyando al candidato de las Agrupaciones Independientes de Canarias; Manuel Hermoso.

Sacar al PSC-PSOE del poder en el 93 supuso la llegada del primer partido exclusivamente canario al Gobierno de Canarias, uniendo a gente muy diferente entre sí, grosso modo formada en un 70% por centristas abandonados por una UCD y un CDS inexistentes en el resto del Estado desde 1983, relativamente capaces en Canarias (con resultados cercanos al 20% incluso en 1993), y en un 30% en izquierdistas provenientes de partidos como el PCE, Asamblea Canaria o la Asamblea Majorera. La particularidad más importante de CC está en que es un partido político que se consigue formar por el rechazo del electorado de centro-derecha de Tenerife y Lanzarote en apoyar al Partido Popular: esto nos habla de una diferencia entre el electorado canario y el nacional, en tanto que una propuesta política entre PSOE y PP que no tuviese una motivación nacionalista sólo pudo resistir en las Islas Canarias, en forma de partidos insularistas y cabildistas; las autodenominadas Agrupaciones Independientes de Canarias.

¿Qué pasó con la izquierda comunista y nacionalista? Simplemente se rompió. Este conglomerado, reflejado en Iniciativa Canaria (ICAN), del que salieron hoy conocidos personajes de la escena política canaria como Wladimiro Brito, José Alberto Díaz, Román Rodríguez o Blanca Pérez, perdió el grueso de sus bases, que se dividieron en apoyo al PSC-PSOE y a la recién fundada Izquierda Unida Canaria. Para muchos electores de ICAN, el pacto con ATI y sus acólitos en las islas no capitalinas no fue entendido como un pacto con el centro derecha, si no como una alianza electoral para llevar un partido exclusivamente canario al poder.

La capacidad de entenderse entre todas estas fuerzas políticas está basada en dos hechos fundamentales: la división del territorio en siete circunscripciones insulares y la naturaleza del sistema electoral. Es decir, la mayoría de estos partidos era referente en una de las islas, quedando en un segundo plano que sus ideologías fuesen diferentes entre sí: la prioridad era ser el partido canario de referencia en cada una de ellas. Además, el sistema electoral vigente primaba a las formaciones de las islas no capitalinas en aproximadamente diez veces su voto. Así, la fuerza de estas podía ser igual de determinante que la que pudiera tener un partido político canario con menos apoyo en las islas de Tenerife o Gran Canaria. Sí, CC nace en adaptación a las normas electorales de Canarias, decididas en la Junta de Canarias por la personalidades de UCD y PSC-PSOE, con especial importancia en el peso de las islas no capitalinas de la UCD de La Palma y Lanzarote.

Merece la pena remarcar que el único partido que se puede considerar “nacionalista” en esta época es la Asamblea Canaria, aliada con el PCE en ICAN, hoy referenciada en la Nueva Canarias de Román, Morales o Quevedo. El resto de partidos que formaron CC en 1993 no eran nacionalistas; no buscaban como fin una nación para Canarias, pero sí eran partidos producto de las vicisitudes políticas, económicas y sociales de Canarias, tales como el pleito insular, el reparto de escaños del sistema electoral según isla, o la resistencia de un electorado de centro-derecha mucho más moderado que el peninsular a mediados de los años 90.

En los próximos capítulos hablaremos de las modificaciones en la ley electoral a partir de la llegada de CC al poder en Canarias y Madrid, de las excepciones que conforman hoy ASG y AHI en el futuro del sub-sistema político canario, o de la vigencia de las diferencias que han venido marcando el comportamiento electoral de Tenerife y Gran Canaria, estas cada vez menos amplias.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha