eldiario.es

Menú

¿Tenías algo que contarnos?

- PUBLICIDAD -

Gran parte de los conflictos se producen por la transformación del interés general en iniciativas que benefician a determinados intereses particulares, con lo cual la presunta racionalidad política es cuestionada, perdiendo su legitimidad social. Bajo este punto de vista, el principio de las promesas electorales no son más que una forma de legitimación aparente, en el contexto de los problemas de racionalidad que se configuran en el complejo capitalismo de organización que observaron grandes pensadores como Habermas, a partir de las concepciones weberianas.

Viniste el sábado diciéndonos desde antes de tu llegada que tenías algo que contarnos? Viniste aunque el PSC no quería tu llegada. Ah, disculpa, que parece ser que era, que es el PSOE de Cataluña, no el de Canarias, que también se llama PSC. Es que esto de la coincidencia de las siglas?

¿Pero qué era lo que tenías que contarnos y qué no nos contaste?

¿Tenías que contarnos y no nos contaste que los parados en Canarias son ya según la Encuesta de Población Activa, 312.400, y según el INEM-ICFEM, 261.202 parados?

¿Tenías que contarnos y no nos contaste que se siguen incumpliendo reiteradamente desde los Presupuestos del Estado los artículos 95 y 96 de la Ley de 1991 del Régimen Económico y Fiscal de Canarias?

¿Tenías que contarnos y no nos contaste que de los 25.000 millones del "Plan Canarias", firmados en Las Palmas de Gran Canaria el 9 de octubre de 2009, en aquel "histórico" Consejo de Ministros, apenas han llegado en el primer bienio presupuestario 2010-2011 mil ochocientos cuarenta y ocho millones de euros?

¿Tenías que contarnos y no nos contaste que ya se arrastra un déficit inversor de más de tres mil millones de euros?

¿Tenías que contarnos y no nos contaste que la inversión per cápita del Estado en Canarias sigue siendo menor que la media -y que se sigue sin implementar de forma efectiva- pese a lo apuntado por el Vicepresidente Tercero del Gobierno de España, la deuda histórica que se viene arrastrando desde 1992, legitimada ad futurum desde entonces por el también gobierno socialista de Felipe González?

¿Tenías que contarnos y no nos contaste que el PSOE sigue cómplice del régimen marroquí olvidando la causa plenamente justificada del pueblo saharaui?

El "mejor alcalde de San Cristóbal de la Laguna", según Gustavo Matos, el actual candidato socialista a la alcaldía lagunera, se quedó, pues, con muchas cosas que contarnos.

Y ya no podrá hacerlo como candidato en las siguientes elecciones generales, sean cuando éstas sean, en 2012 o en 2011. Porque ahora que el PNV recula pese al pacto de legislatura firmado, la mayoría parlamentaria presupuestaria no es lo estable que debiera, y si en Portugal ha pasado lo que ha pasado por lo que ha pasado, en este Estado español en crisis nada debería ser descartable. Con el plan de recorte del déficit previsto, Bruselas no permitiría la prórroga estatal de unos presupuestos que no reflejaran la progresividad de los recortes impuestos. Va a estar la cosa pública desde ahora y en un año muy caldeada. Mientras, gran parte de la ciudadanía en paro, y la crisis con fiebre alta y neumonía galopante.

La lógica del Estado está sujeta a esta problemática, la cual afecta también a la dualidad discurso teórico-realidad práctica, a la hora de pregonar un modelo de libre competencia que, en la práctica, es subyugado por los intereses corporativos. En consecuencia, la problemática de los incumplimientos de nuestros gobernantes no debería ser tomada como un lapsus temporal, sino que debe ser analizada desde una perspectiva más estructural, de carácter transversal. La democracia, pues, subyugada al mercado? A ese mercado que nadie ve, que nadie concretiza, que nadie quiere poner nombre? Pero que está ahí?

Esta crisis global de nuestras sociedades, y que sólo en su globalidad puede ser comprendida, realmente es ante todo política. Esta crisis política es, además, crisis de la capacidad para resolverse a sí misma; y desemboca en una crisis social: la sociedad no la percibe ella misma de manera coherente ?de ahí su pasividad- y es progresivamente incapaz de construir su alternativa.

Pero ahora, cuando se han perdido difusamente las fronteras entre lo público y lo privado, entre la gama dual de lo político, se ve la necesidad primigenia de la disección para entender los límites del sistema democrático y con esto lograr su perdida movilidad dinámica.

¿Tenías algo más que contarnos el sábado que no nos lo contaste?

José Carlos Gil Marín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha