eldiario.es

Menú

Una derecha sin ética ni escrúpulos

- PUBLICIDAD -

Como ayer le dijo la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, a la portavoz de la derecha en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, "al PP le crecen los bigotes y las facturas sin pagar". Cada día que pasa el círculo de la corrupción se va cerrando en torno a la cúpula popular, incapaz de investigar a fondo ?al menos de puertas adentro- el nivel de podredumbre que se acumula en las cloacas genovesas. El numerito del tesorero Bárcenas y sus billetes de 500 euros sería hasta gracioso ?incluso propio de una película protagonizada por el difunto Paco Martínez Soria-, si no fuera porque resulta lamentable que este sujeto continúe en su cargo tan ricamente, y nunca mejor dicho.

Las salidas falsas

El tal Galeote -¡menuda saga!- parece que ha allanado el camino de Rajoy ante las europeas. Pero si es imputado formalmente antes del 7 de junio o surgen más acusaciones, ¿cómo justificará Rajoy haberlo elegido como persona de su confianza? Las salidas falsas acostumbran siempre a ser muy peligrosas. Aguirre ?instada públicamente por Pedro J. Ramírez- ordenó clausurar de forma abrupta y antidemocrática la Comisión Parlamentaria de Investigación acerca de los espías clandestinos. No duraron ni una semana las sesiones y, con anterioridad, el PP reclutó todos los obstáculos posibles para que no reinara la transparencia y sí el oscurantismo. Pero el video, que convierte al vicepresidente del Gobierno Aguirre, Ignacio González, en un sospechoso por motivos diversos y más bien tenebrosos, reabre el asunto y vuelve a poner a la lideresa contra las cuerdas.

Coartadas de baja estofa

O sea, que Álvaro Pérez no ocultaba su vinculación fáctica -¿o protocolizada?- con el Gobierno de Aznar. Es ésta una circunstancia en absoluto casual y, por supuesto, altamente significativa. Como lo es que el secretario personal de Aznar, Antonio Cámara, trabajara para Correa, el jefe de Pérez. Lo que está claro, desde luego, es la voluntad férrea de la derecha de impedir el esclarecimiento de los hechos, utilizando excusas y coartadas de baja estofa. Continuar insistiendo como causa de lo que está pasando en la presunta maldad de Garzón y en la perversidad del Gobierno Zapatero es la más perfecta radiografía de una derecha sin ética y sin escrúpulos.

*Director de El Plural

Enric Sopena*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha