eldiario.es

9

La gordofobia es violencia

El confinamiento ha producido estrés y ansiedad en buena parte de la población. Una ansiedad que, en muchos casos, hemos combatido haciendo ejercicio o comiendo por encima de lo habitual. Durante estos días se han hecho más llamativos los mensajes gordofóbicos hacia mujeres con perfil público en redes sociales o, por el contrario, aplaudiendo que cantantes como Adele adelgacen en un breve espacio de tiempo. En ambos casos se suele cuestionar sin tener conocimiento de las razones de dicho peso o de la percepción que tiene la otra persona sobre su cuerpo.

No voy a entrar a debatir los problemas de salud que conlleva tener obesidad. Así como tampoco voy a cuestionar la importancia de mantener una dieta equilibrada, para el cuerpo y para la mente. Sin embargo, llama la atención cómo somos capaces de creernos con la capacidad de cuestionar el cuerpo de otra persona. Y, principalmente, cómo somos capaces de cuestionar el cuerpo de las mujeres. Y es que, a la ansiedad o estrés de estar confinadas a la mitad de la población se le ha sumado, una vez más, la presión por cumplir con los cánones preestablecidos.

A la vieja película que viene con el subtítulo de “Yo soy feminista, pero…” o “Independientemente de que sea una mujer…” se le suman la inmunidad de realizar críticas violentas en redes sociales en un momento social especialmente duro. Porque realizar críticas sobre el cuerpo de una mujer es violencia. Aún más si la crítica la realizas a una persona desconocida, a la que además no le interesa tu opinión.

A menudo, las personas que sueltan esta clase de comentarios se escudan en la salud física, porque la salud mental pasa a un segundo plano cuando se trata de escupir comentarios en redes sociales. Pero el debate de fondo está en el “independientemente de que sea una mujer”. Acostumbran a dejar en un segundo plano el género bajo el ‘esto a los hombres también nos pasa’ con el único fin de distraer y no centrar el debate.

A estas alturas todas sabemos que los hombres con perfiles públicos no sufren acoso por su peso. Jamás encontrarás en sus perfiles comentarios como “Estás muy delgado” o “Deberías adelgazar”, frases que algún momento de la vida todas las mujeres hemos tenido que soportar. En femenino. No es solo un problema de mala educación y falta de empatía. Es un problema de machismo y gordofobia. Por eso, es necesario que las mujeres hagamos un ejercicio de sororidad y de respeto con nuestro cuerpo y con el cuerpo de otras mujeres. No sabemos las circunstancias, debates o conflictos internos que ha pasado la otra persona, ni tampoco el daño psicológico que podemos ocasionar. No convirtamos el cuerpo de otras mujeres en campo de batalla.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha