eldiario.es

9

Lo llaman feminismo

Irene Montero es Ministra de Igualdad. Lo cuento así de sopetón, sin medias tintas, para que la derecha lo vaya asumiendo poco a poco. Tenemos como Ministra de Igualdad a una psicóloga licenciada en la Universidad Complutense de Madrid, feminista y de izquierdas. Montero no es Ministra de Igualdad ‘gracias a’ Pablo Iglesias ni, tampoco, por ser “pareja de”. Irene Montero es Ministra de Igualdad porque es una de las voces más reconocidas dentro de Podemos.

Le saltaron pronto a la yugular con argumentos machistas, porque el único argumento que tiene la derecha contra Irene Montero a parte de “ser pareja de” es que es de izquierdas y abiertamente feminista. Es decir, se ven amenazados por el feminismo radical. Y, claro, saltaron con el clásico entre los clásicos, el de ‘estás ahí porque te acuestas con tu jefe’.

Asumir que una persona con una titulación superior especializada en Psicología de la Educación y que está realizando su tesis doctoral es Ministra porque su pareja es el secretario general de su partido es asumir una tesis machista. Es asumir que las mujeres no valemos por lo que somos sino por la persona con la que nos acostamos. Esa tesis es el sistema patriarcal en estado puro y duro. Y, aunque suene deprimente, esa es la tesis en la que se han posicionada políticas como Isabel Díaz Ayuso (PP) o Vidina Espino (Cs). Para Ayuso y Espino lo único que capacita a su Ministra de Igualdad es su pareja.

“Quiero denunciar el falso feminismo de Pablo Iglesias quien asegura que se critica el nombramiento de Irene Montero por ser mujer. Señor Iglesias, se critica su nombramiento por escaso currículum laboral y por ser “pareja de” es como si Angela Merkel nombrara ministro a su marido”, así se pronunciaba Vidina Espino en su cuenta de Twitter respecto al nombramiento de Montero como Ministra de Igualdad. De esta manera, Espino cae en la misma trampa machista que Ayuso. Y, es que, a los hombres no se les cuestiona en espacios laborales o de poder por las mujeres con las que desean compartir su vida, a nosotras sí. Y, no solo se nos cuestiona por nuestras parejas sino, que, además, tenemos que pasar un doble examen y demostrar de forma constante que somos personas válidas mientras a ellos se les presupone su valía, ese doble examen es la razón la que Espino cuestiona el “escaso currículum laboral” de Montero.

Pero la representante de Ciudadanos en Canarias no lo dejó ahí, y continuó, de forma errónea a entonar un lema de las manifestaciones feministas, el famoso “lo llaman feminismo y no lo es”. Y, lo acompañó con una desafortunada mención a Tania Sánchez “La carrera de Irene Montero subió tan rápido como bajó la de Tania Sánchez”. En lo único que acierta Espino es en la canción, aunque en Ciudadanos deberían entonar el “lo llamamos feminismo y no lo es”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha