eldiario.es

9

A los odiadores

No les haría protagonistas de un artículo si no fuera porque hay comentarios que llegan a causar náuseas y si no me resultase preocupante la intensidad con la que empiezan a calar algunas de estas ideas claramente misóginas

Movilización feminista en Las Palmas de Gran Canaria por el 25N. (Alejandro Ramos).

Movilización feminista en Las Palmas de Gran Canaria por el 25N. (Alejandro Ramos).

“El negocio de la violencia de género” me llegó a escribir uno de esos llamados ‘haters’ (odiadores) del feminismo en Facebook. Otro, que aunque le pongas delante la memoria de la Fiscalía General del Estado y datos contrastados, no se corta en insistir en que no existe la violencia machista, que es un invento de las feministas dice. Otro reprocha que “las feministas de ahora…”, me pregunto si habrá leído algo de historia del feminismo como para diferenciar entre “antes” y “ahora”. Decenas de comentarios cada día a todas las personas, en su mayoría mujeres, cuando escribimos de feminismo e incluso cuando hablamos de algo tan delicado y lleno de dolor como es un asesinato. Diría que una se llega a acostumbrar, que lo mejor es ignorar, pero a veces es imposible no caer en el juego y llegar a preocuparse por la facilidad con la que se habla del tema sin criterio.

El “argumento” del supuesto negocio lo utilizan los mismos negacionistas ante otras evidencias como el cambio climático, sobre todo si las ideas para hacer algo por el futuro del planeta parten de una mujer joven, como es el caso de Greta Thunberg a la que le han llovido millones de críticas y cuestionado su financiación. Los odiadores siempre van a intentar ganar y lo hacen desacreditando y sin importarles los datos y las evidencias. 

No les haría protagonistas de un artículo si no fuera porque hay comentarios que llegan a causar náuseas y si no me resultase preocupante la intensidad con la que empiezan a calar algunas de estas ideas claramente misóginas. “¿Cuántas son fake?”, me ha llegado a preguntar en otra red social un odiador en un artículo en el que se recogía la cifra de víctimas mortales por la violencia machista con una gráfica y en la que se precisaba que desde 2003 en Canarias han sido asesinadas 71 mujeres, según datos del Ministerio y 91 según el Gobierno de Canarias, que contabiliza además aquellas que han sido asesinadas fuera del ámbito de la pareja o expareja. También se reflejaba que se registra una media de 41 llamadas al día al 112 para pedir ayuda. 

Es dolorosa la impunidad con la que se llegan a hacer estos comentarios, que han ido en aumento desde que una formación política llamada Vox les diera alas y esté incidiendo en que cualquier desinformado (vamos a llamarlo así) pueda llegar a decir sin complejos que la violencia de género es un invento o eso de que condenan “todo tipo de violencia”. Lo que se les olvida es que son las mujeres las asesinadas (51 este año), son las mujeres las que aguantan los golpes, las palizas, los insultos. Pueden preguntar a su alrededor, es muy difícil no conocer un caso. También son las mujeres las que aguantan que las traten con superioridad, que minen su autoestima, que tengan que demostrar el triple en esta sociedad para tener un mínimo de éxito, para cobrar lo mismo, para acceder a los puestos de mando. 

Solo el hecho de poder caminar libremente por la noche y no sentir miedo ya indica el lugar que ocupas en el mundo. Puede que un hombre también llegue a sentir alguna vez miedo por la noche, pero será de otro hombre. Animo a todos a preguntar a las mujeres que conocen cuántas veces han sentido ese miedo y cuántas han vivido situaciones de machismo. Lo preocupante es que podamos llegar a olvidarnos de que estas desigualdades existen, que discursos negacionistas se cuelen en las aulas, tal y como se han colado en medios de comunicación y no tengamos unos mínimos claros. Estamos llegando a un punto en el que ni siquiera se están respetando los derechos humanos, los acuerdos a los que se ha llegado tras años de lucha, los conceptos que ya se habían superado hasta por parte de las formaciones políticas más conservadoras. Llegados a este punto, nunca pensé que fuéramos a experimentar este retroceso y ante el negacionismo solo podemos responder con datos y más datos, aunque hay que reconocer que a veces cansa porque hay quien simplemente no quiere ver.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha