eldiario.es

Menú

El primer aviso de Cardona

- PUBLICIDAD -

La iniciativa merece comentario. Desde el punto de vista práctico, convendrán que la cercanía no es mera cuestión física sino de sintonía en tiempo real con los deseos y las necesidades de los ciudadanos, de creación de vías de participación directa, en lo que se avanzó mucho con la concejal Magui Blanco y de fijación de objetivos que conformen un proyecto de ciudad; desde el urbanismo y la dotación de servicios hasta el desarrollo y la extensión de la cultura, preocupación ésta por la que se ha demonizado a Saavedra más allá de sus errores, a despecho de que se trata de un sector de futuro con notable capacidad de generar empleo (como han hecho en otros lugares, que todo está inventado) y que incide en la autoestima ciudadana y su identificación con la ciudad, los principales objetivos del todavía alcalde. Las experiencias de otras ciudades están ahí, pero pocos de nuestros mandamases se fijan cuando viajan.

En este sentido, las reacciones positivas de los participantes en las visitas guiadas al teatro Pérez Galdós y las propias Casas Consistoriales de Santa Ana resultan alentadoras: muchos han descubierto una dimensión insospechada de su ciudad y muestran una potencialidad ciudadana que, bien encauzada, generaría sinergias para el cambio; el que se propone a los electores aunque no esté claro que se quiera.

No es preciso vaciar el edificio de Santa Ana. Son la voluntad política, la capacidad de insuflar ilusión, la definición de objetivos comunes generados con amplia participación y la satisfacción de las necesidades, no la inmediatez física, los determinantes de la cercanía a la gente. Con ese criterio de cercanía física bien podría Cardona acotar un trozo de los jardines de San Telmo e instalarse en una tienda junto a ese movimiento que comienza a esbozar las líneas de un futuro distinto y más estimulante. Si no se desinfla, por supuesto, y pasa a engrosar el considerable caudal de frustraciones generacionales que tanto indignan a los jóvenes y a los menos jóvenes.

Por otro lado, la fuerte inversión en la restauración y reforma del edificio de Santa Ana exige no volver a trancarlo. Por sentido común y por razones de mantenimiento de la obra ejecutada. También en atención a los criterios de conservación de los barrios antiguos mediante un uso continuado que dé vida administrativa, comercial y residencial a sus edificios y rincones singulares.

En este sentido, Cardona responde a la tradición (falta de tradición) de la inexistencia histórica de una burguesía progresiva mercantil e industrial que necesitase y considerase la ciudad como algo propio y útil al mismo tiempo, en palabras del arquitecto urbanista Eduardo Cáceres. Para Cáceres, Las Palmas, desde su fundación hasta comienzos del siglo XX, fue mera infraestructura para el embarque de productos que las burguesías europeas, no las locales, comercializaban fuera. "La ciudad como lugar de transferencia ?que no mercado- del productor agrícola al comerciante extranjero", escribió. Para este experto, durante el siglo XX el suelo convirtió las rentas agrícolas en capital urbano dando entrada a una ciudad de servicios no menos dependiente del exterior. Añadiré de mi cosecha que esta visión explica, en buena medida, el desapego de la ciudad reflejado, por señalar el caso más notorio por lo insólito y bárbaro, en la destrucción del entorno fundacional del Guiniguada sin más oposición que la de los "rojos de siempre", los "eternos descontentos", etcétera; o en la despersonalización de Triana de la que ya casi no nos queda sino postales; o en la conversión de valiosas superficies agrícolas en solares.

En ese contexto mental se inscribe el propósito de Cardona de sacar la alcaldía de Santa Ana. Y conste que no hago una crítica personal: sólo constato su pertenencia a una clase política entroncada con esa burguesía nada entrañable por poco entrañada que no acaba de soltar su presa. Confiemos en que Cardona se lo piense mejor. Si no, para él hace como se decía en lo antiguo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha