eldiario.es

Menú

Sí se puede

- PUBLICIDAD -

Ayer tarde no vimos a los banqueros que fueron rescatados con 70.000 millones de todos nosotros, de nuestros impuestos, pero si vimos a familias a las que asfixian las hipotecas y que son desahuciadas. Tampoco estaban los constructores y los propietarios de inmobiliarias, que se enriquecieron especulando con la vivienda, ayer tarde estaban los jóvenes que no pueden pagarse el alquiler. No acudieron ayer tarde los directivos y los grandes accionistas que se reparten más y más dividendos, acudieron hombres y mujeres despedidos por la avaricia de esos pocos. No vimos a quienes aprobaron una reforma laboral y la congelación de las pensiones y que nos exigen sacrificios para mantener sus ganancias.

No estuvieron presentes los mercados, eufemismo que esconde a los grandes ganadores de la crisis, con nombres y apellidos, las empresas del IBEX 35. No se esperaba tampoco ayer tarde en la plaza de las Ranas a las agencias de rating, lobos cuidando de rebaños. Poco probable era que apareciera quien dice que la solución a esta crisis pasa por trabajar más y cobrar menos. Tampoco se esperaba ayer al Fondo Monetario Internacional (FMI), que lo mismo presiona para desmantelar progresivamente el ya exiguo estado de bienestar, que sin tapujos reconoce que tenemos una generación perdida justo después de aplicar sus recetas.Y encima, vaya personaje, su director gerente, Straus Kahn, detenido en Nueva York, acusado de delito sexual. Menudo dirigente del Fondo Monetario Internacional. Estos tipejos son los que nos gobiernan, a nosotros los ciudadanos, y también gobiernan a los políticos, sus colaboradores, que nos explotan a su vez a nosotros. El domingo encontramos a personas de a pie indignadas articulando una reacción. Pero también muy emocionadas por el éxito de la convocatoria. A los poderes económicos se les escucha cada día, a nosotros solo nos van a oír si salimos a las calles. Las respuestas colectivas funcionan. Es el momento de reaccionar de quiénes estamos perdiendo con la crisis creada por ellos, por los banqueros, por los políticos. Nuestra democracia está secuestrada, empecemos a liberarla. Sí se puede. Sí se puede.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha