eldiario.es

9

ENTREVISTA A EZEQUIEL NAVÍO

Ezequiel Navío: “La intervención de Clavijo para frenar el Observatorio de la ONU fue tan irresponsable como inútil”

Ezequiel Navío fue la bestia negra de Repsol cuando el exministro de Industria José Manuel Soria apostó el mar del Archipiélago al lucrativo negocio de las prospecciones petrolíferas

“Que los pueblos afectados por el incendio de Gran Canaria ya no sean noticia no quiere decir que hayan superado el daño. Hay que reactivar sus economías, hacer turismo rural en sus establecimientos para contemplar un paisaje de ceniza y comprar los quesos de sus cabras”

“El proyecto del primer centro climático de España auspiciado por la ONU sigue vivo y prosperará. Dos años de intenso trabajo no van desaparecer por las misivas de un equipo político que antepuso intereses partidistas a la lucha climática en las Islas”

Los lobbies del plástico “no permiten ni permitirán” que se luche contra él, “por muchas campañas de publicidad verde que financien para lavar su cara de un modelo nefasto para la naturaleza. Es vergonzoso que otros países europeos reciclen más del 80% de los residuos y en Canarias no lleguemos ni al 20%”

- PUBLICIDAD -
Ezequiel Navío, naturalista y consultor ambiental.

Ezequiel Navío, naturalista y consultor ambiental. Alejandro Ramos

Todo el que ha intentado destruir el entorno medioambiental de Canarias ha tenido que enfrentarse a él. Ezequiel Navío fue la bestia negra de Repsol cuando en 2014 el exministro de Industria José Manuel Soria apostó el mar del Archipiélago al lucrativo negocio de las prospecciones petrolíferas en las costas de las Islas. Con los dos pies siempre puestos en el campo de batalla, el naturalista y consultor ambiental ha formado en los últimos años parte de una inquebrantable oposición social que ha liderado la lucha climática en Canarias ante la desidia gubernamental protagonizada por el Ejecutivo de Coalición Canaria.

En 1985 comenzó su andadura en favor del Planeta fundando distintas organizaciones como Plataforma Medio Ambiente por la Paz para prestar ayuda humanitaria en la guerra de Bosnia-Herzegovina. Ha sido director de la Delegación Regional de WWF/Adena Canarias y asesor del Gobierno de Canarias en materia de cambio climático. También miembro de las delegaciones canarias en distintas Cumbres del Clima como la de París o la de Marrakech y ha ideado proyectos que han situado a Canarias como referencia nacional e internacional, como el Observatorio de la ONU o el Observatorio de la Macaronesia. Además, coordinó el Observatorio Canario de Cambio Climático del Gobierno, puesto que abandonó en 2017 tras un revelador informe que retrató la inacción del Ejecutivo.

Ezequiel Navío habla con Canarias Ahora acerca de los obstáculos que el Gobierno de Clavijo puso a sus avances, sobre el incendio devastador que sufrió Gran Canaria este verano, de la esperanzadora movilización estudiantil en favor del clima prevista para el próximo 27 de septiembre en todo el mundo y del gran enemigo de las Islas: el plástico.

El Gobierno de Canarias ha declarado la situación de emergencia climática. ¿Ha llegado tarde la Declaración?

La Declaración entraña un reconocimiento explícito de que la crisis climática debe ser interiorizada en las administraciones públicas como máxima prioridad en sus procedimientos y en la transversalidad de todas las áreas de gobierno. La emergencia está siendo declarada por gobiernos de toda Europa y de otros continentes, por administraciones locales e incluso por entidades privadas, pero no olvidemos que de las palabras a los hechos existen tramos muy largos que a menudo no se recorren por falta de voluntad, y desde luego no estamos para más escenografías ni distracciones, y menos en Canarias, donde se han perdido cuatro años vitales por  nefasta gestión ambiental e hipocresía explícita en materia de cambio climático. Afortunadamente hemos pasado de un gobierno negacionista de facto, a un Ejecutivo que nada más llegar constituye una Consejería de lucha contra el cambio climático, con una Viceconsejería y una Dirección General expresamente focalizadas a la crisis climática.

Incendio en Valleseco (Gran Canaria).

Incendio en Valleseco (Gran Canaria).

El verano ha estado marcado por los devastadores fuegos de Gran Canaria. ¿Cuáles son las consecuencias medioambientales, sociales y económicas de este desastre?

Ahora nos enfrentamos a megaincendios de “sexta generación” mucho más destructivos. Hoy se registra un 30% menos de grandes fuegos, pero los que estallan son un 25% más virulentos que los computados hace tan solo 20 años; ahora devastan más del 50% de la superficie quemada frente al 27% dos décadas atrás. Destruyen pueblos, casas, granjas, infraestructuras de comunicaciones, agua y electricidad, zonas de cultivo, matan animales y plantas endémicas y autóctonas, destruyen economías locales como la ganadería, la agricultura, la apicultura, los paisajes, el turismo, las fuentes de vida, y sumen en el miedo y la impotencia a miles de personas. En los casos más graves mueren bomberos, técnicos forestales, pilotos de aeronaves, habitantes de los pueblos. Socialmente es devastador y ahora esa gente de Gran Canaria necesita toda la ayuda posible. Que los pueblos afectados por el incendio ya no sean noticia no quiere decir que hayan superado el daño, para nada, hay que reactivar sus recursos, sus economías, hacer turismo rural en sus establecimientos para contemplar un paisaje de ceniza, comprar los quesos de sus cabras y los productos que puedan ir generando poco a poco. 

Se ha señalado a las imprudencias, al cambio climático o a la poca atención que se presta al campo como causas de la enorme propagación de las llamas. Desde su punto de vista, ¿qué ha provocado la gran magnitud del incendio?

Un campo abandonado se inunda irremediablemente de maleza acumulando combustible hasta que llega la chispa. Millones de hectáreas de España dedicadas en el pasado a actividades agrícolas, ganaderas, pastoriles y silvícolas, entre otras, son hoy ceniza, pasto de las llamas o candidatas a arder a corto plazo. Si a este escenario le sumamos factores climáticos actuales como sequías más prolongadas, olas de calor más intensas y frecuentes, baja humedad, fuertes vientos, dificultad de acceso de los equipos de extinción, etc., el incendio será más probable aún. Y si además añadimos pirómanos, personas irresponsables o instalaciones que accidentalmente provoquen fuego, las llamas resurgirán inevitablemente y muy pronto. No hará falta esperar al próximo verano porque las temperaturas invernales se acercan más al calor del verano que el invierno al frío estival. Si el clima no da tregua, nosotros tampoco, los sistemas de prevención, alerta y respuesta deben estar operativos todo el año y confiar en los formidables equipos humanos que tienen las Islas para hacer frente  estos desastres.

En una de sus comparecencias en el Cabildo de Gran Canaria, el director del operativo de extinción Federico Grillo mencionó que los incendios forestales son propios de Occidente. ¿Comparte esta afirmación?

No se puede estar más de acuerdo porque las evidencias y los hechos son irrefutables. El entorno urbano se expande mientras la población rural se contrae ampliando la denominada “España vacía” y reduciendo su economía y el manejo sostenible de los bosques. Llevamos más de seis décadas de espaldas al campo, tiendas y grandes superficies en Canarias venden miel y ajos cultivados en Asia; uvas, espárragos, frutos secos, carne y pescado de Latinoamérica, papas, tomates y cebollas de Oriente Medio y otros países europeos, en la Península la banana americana supera en ventas al plátano canario, o sea, apoyamos con nuestro propio bolsillo un comercio globalizado absolutamente injusto, insostenible, muy contaminante y con altísima huella de carbono. Aprovecho para expresar el máximo reconocimiento a Federico Grillo y a todo el equipo del Cabildo y resto de efectivos que combatieron el fuego y que ahora siguen a pie del terreno; han demostrado una profesionalidad a la altura de la responsabilidad encomendada y su criterio debe ser referente ineludible para consolidar políticas forestales adaptadas a las circunstancias actuales de la Isla.

¿Es efectivo el reciclaje en Canarias?

Las Directivas europeas y legislación estatal obligan a reciclar el 50% del conjunto de residuos el 31 de diciembre del 2020, el 60 % en 2030 y el 65% en 2035. Si el anterior Ejecutivo canario reconocía en el borrador del PIRCAN que solo se recicla el 18% en Canarias, es obvio que las Islas llevan décadas de retraso inaceptable. En 2018 y por mandato de la Unión Europea, se confirmaron importantes sanciones que podrían afectar a Canarias, a Cabildos y Ayuntamientos y, por tanto, a la ciudadanía, por la deficiente gestión en la separación y en el tratamiento posterior de los residuos. Por esta razón se contempla la opción de una prórroga de 5 años sobre esta normativa, pero la eficacia del reciclaje en Canarias es tan baja que requiere de un giro de 180 grados sobre el modelo aplicado en los 88 Ayuntamientos y Cabildos. El Plan de Residuos del anterior Gobierno de Canarias está caducado, pero el acento hemos de ponerlo en la eficacia de la separación en origen, de lo que ocurre en las cocinas domésticas, hoteleras y de otros generadores. Pero la experiencia dice "dale a un canario la facilidad de separar para reciclar, y lo hará".

¿Los lobbies del plástico permitirán que continúe la lucha contra este material?

Podemos estar seguros de que ni lo permiten ni lo permitirán por voluntad propia a tenor de los hechos que venimos observando. A muy pocas personas vinculadas al mundo de los residuos se le escapa la influencia y el tremendo daño que estos oscuros lobbies entrañan para el interés general y medioambiental, por muchas campañas de greenwashing (publicidad verde) que financien para lavar su cara de un modelo nefasto para la naturaleza, la eficiencia energética y la gestión de los residuos. Es vergonzoso que otros países europeos reciclen más del 80% o 90% de los residuos y en Canarias no lleguemos ni al 20%, pero estos lobbies sólo tienen dos opciones: adaptarse y dar respuesta a la creciente mentalización social contra el consumo de plásticos, o desaparecer. Los impactos de los plásticos en el medio ambiente, en la salud de las personas y en miles de especies marinas y terrestres no son admisibles ni un minuto más y debemos otorgar la oportunidad a equipos humanos y nuevos modelos de gestión que respondan con urgencia a las necesidades actuales.

Ezequiel Navío, naturalista y consultor ambiental.

Ezequiel Navío, naturalista y consultor ambiental. Alejandro Ramos

 

El próximo 27 de septiembre la juventud sale a la calle por el clima. ¿Avanzan las administraciones al mismo ritmo que la población?

Los gobiernos progresan socialmente con mayor o menor celeridad en función de su calidad democrática y de la responsabilidad colectiva de su población, pero una mayoría significativa reacciona ante la movilización social cuando hablamos de movimientos que se expanden por todo el planeta con argumentos bien documentados. Debemos congratularnos por la esperanza emanada de la lucha de las nuevas generaciones, su revolución se torna masiva y documentada y su existencia como fenómeno social implica un valor incalculable para transformar la sociedad y reaccionar con urgencia en las sendas señaladas por la ciencia. Ha llegado el momento de que el ser humano aborde e integre en un solo proceso un Mayo del 68, una Segunda Revolución Industrial y tecnológica y un segundo Renacimiento conceptual del modelo socioeconómico tras haber llegado al borde del abismo, poner en riesgo nuestra propia existencia y empezar a entender que la insostenibilidad del sistema evidencia la certeza del colapso. Las decisiones que adopte el mundo en los próximos años y décadas deben girar en torno a modelos antagónicos a los que han primado hasta la fecha. 

¿Cómo vivió el boicot por parte del expresidente Fernando Clavijo al centro de la ONU que usted impulsó?

La intervención del expresidente Clavijo para frenar la iniciativa del Cabildo de Gran Canaria fue tan irresponsable como  inútil. El proyecto sigue vivo y prosperará en este nuevo escenario por la trascendencia social, medioambiental y económica que entraña para Canarias y para toda la Macaronesia. Dos años de intenso trabajo no van desaparecer por las misivas de un equipo político que antepuso intereses partidistas a la lucha climática en las Islas y que ideó todas las trabas posibles para quienes trabajaban con abierta, sincera y profunda convicción. Clavijo y sus acólitos boicotearon sistemáticamente al Cabildo de Gran Canaria también en este asunto, haciendo gala de una política reaccionaria y desleal con Canarias, pero afortunadamente esos proyectos verán ahora la luz en beneficio de miles de personas de toda condición e ideología.

El Gobierno de CC también plagió su proyecto del Observatorio de la Macaronesia que usted impulsó con el Cabildo de Gran Canaria...

La Comisión Europea ha aprobado al Cabildo de Gran Canaria el proyecto MAC CLIMA, eso es lo importante. Ahora hay que construir futuro junto al nuevo Ejecutivo sumando criterios, coincidencias y discrepancias, organismos y personas. El equipo multidisciplinar de la iniciativa es extraordinario. Su amplia experiencia, ilusión y voluntad, determinarán un proyecto cuya esencia sustenta la aplicación del conocimiento científico para proteger las poblaciones humanas de cinco países de la Macaronesia frente a los impactos climáticos que ya padecen miles de personas de la región.

Por el contrario, el Gobierno anterior dedicó grandes esfuerzos para construir grandes infraestructuras como el macromuelle de Agaete...

El puerto de Agaete, las plantas incineradoras y el gas en Gran Canaria y Tenerife, nuevas infraestructuras turísticas en espacios sensibles y nuevos tendidos aéreos de alta tensión cruzando islas de punta a punta, centrales térmicas quemando petróleo 24 horas al día 365 días al año, un tráfico naviero, aéreo y terrestre insoportablemente contaminante y del todo insostenible. En Canarias sobran infraestructuras infrautilizadas y costosísimas que, a costa del dinero de la ciudadanía y de la destrucción del medio natural, solo han beneficiado a determinados políticos y empresarios. Ha faltado sensibilidad, escuchar a las personas de las localidades afectadas, a las organizaciones ambientalistas, empatía y respeto escrupuloso al territorio. Ya no hay excusa, es hora de revertir esa mentalidad predadora y aplicar políticas transparentes que primen en el interés general y medioambiental con urgencia y sin fisuras.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha