eldiario.es

Menú

Multitudinario adiós en Pedreña a Severiano Ballesteros

MADRID

Un millar de personas acompañan a familiares y amigos en la despedida del campeón cántabro Sus hijos se muestran "orgullosos" de las enseñanzas recibidas de su padre

- PUBLICIDAD -

Un millar de personas acompañan a familiares y amigos en la despedida del campeón cántabro

Tesoro de Estados Unidos (EEUU)

Tesoro de Estados Unidos (EEUU)

Sus hijos se muestran "orgullosos" de las enseñanzas recibidas de su padre

PEDREÑA, 11 (EUROPA PRESS)

Cerca de un millar de personas han acompañado este miércoles a familiares y amigos de Severiano Ballesteros en el funeral celebrado en la iglesia de San Pedro de Pedreña, su localidad natal y donde falleció el pasado sábado a causa de un tumor cerebral detectado hace dos años y medio.

Entre los asistentes al sepelio figuraban el secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler, el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, además del presidente y vicepresidenta cántabros, Miguel Ángel Revilla y Dolores Gorostiaga, y varios consejeros del Gobierno regional, además del presidente del Parlamento autonómico, Miguel Ángel Palacio.

También destacaban los mejores jugadores de golf, como los cinco capitanes de la Ryder Cup Sir Nick Faldo, Bernard Gallacher, Sam Torrance, Colin Montgomery e Ian Woosnam; el del próximo año del equipo europeo, José María Olazábal, y los golfistas Miguel Ángel Jiménez y Lee Westwood, número uno del mundo.

Igualmente estaban deportistas de la talla del exciclista Miguel Indurain, pentacampeón del Tour de Francia, o el exfutbolista Emilio Butragueño, actual director de Relaciones Institucionales del Real Madrid. Asimismo, han acudido el expresidente del club blanco Ramón Calderón y el torero Enrique Ponce, además de la ex mujer de Ballesteros, Carmen Botín, y la madre de ésta, Paloma O'Shea.

De igual modo, estaban presentes periodistas como Carlos García-Hirschfeld, que conduce el programa 'Impacto tv', Michael Robinson, de Canal +, y Matías Prats, entre otros.

FUNERAL

El funeral se inició pasadas las 13 horas, minutos después de que los más allegados al golfista salieran de la casa familiar, donde falleció el sábado, y recorrieran a pie la distancia que separa el domicilio de la parroquia, portando las cenizas de Ballesteros.

La comitiva, encabezada por los tres hijos que el pedreñero tuvo con Carmen Botín, hija del presidente del Santander, Emilio Botín, fue recibida con aplausos por las numerosas personas que se congregaban a las puertas del templo.

Al término del funeral, las cenizas de Seve Ballesteros fueron depositadas dentro del recinto de la finca familiar, junto a un magnolio que él mismo les indicó antes de morir.

SUS HIJOS, FUERTES Y ORGULLOSOS

Antes de finalizar la homilía, que ha celebrado el párroco de Pedreña, Juan Cuevas, Miguel Ballesteros Botín ha dirigido unas palabras a su padre y a todos los presentes en el templo y en nombre de sus otros dos hermanos, Javier y Carmen.

"Papá, como ves Javier, Carmen y yo estamos fuertes, como nos pediste. Estamos muy orgullosos de todo lo que has hecho por nosotros y nunca te olvidaremos. Haremos lo que siempre nos pediste: ser buenas personas y cuidarnos los unos de los otros", ha indicado.

"Para nosotros hoy no es un día de despedida. Sabemos que estás a nuestro lado y nosotros estaremos siempre contigo. Te queremos papá", ha concluido Miguel.

REVOLUCIONÓ EL GOLF

A continuación, su primo Iván Ballesteros, ha recordado y elogiado la trayectoria personal y profesional del campeón de golf, que murió a los 54 años de edad. Según ha dicho, su tío "siempre respetó sus raíces" y llegó "de la nada al todo", a base de "trabajo y disciplina" y sin "olvidar de dónde venía y quién era".

"Mostró al mundo que un chico de pueblo del norte de España revolucionaba en los cinco continentes el deporte del golf", ha destacado, para recordar que Seve empezó "sin recursos". Pero, sin embargo, gracias a su "talento, determinación, espíritu de lucha y personalidad" logró que "aquel niño lograra su sueño: ser el mejor y ganarse el cariño de las gentes".

Además, consiguió "cambiar un deporte" como el golf, que en sus inicios era "solo asequible para gente pudiente". Por todo ello, Iván Ballesteros cree que Seve es "un ejemplo" para muchos deportistas. "De sus éxitos deportivos podíamos estar hablando años, y de sus personalidad, siglos", ha apostillado, antes de indicar que era "una persona excepcional", con sus "defectos y virtudes".

Tras recordar que era "muy celoso de su intimidad y protector de los suyos", Iván Ballesteros ha elogiado su "sacrificio y sufrimiento, su capacidad de adaptarse a los cambios y ganas por alcanzar sus objetivos".

Así, considera que Seve fue también un "ejemplo" para los que tuvieron la oportunidad de compartir con él "grandes y difíciles" momentos, como su enfermedad, con la que les dio, "una vez más, una gran lección" al mostrar una "capacidad de superación incalculable" así como una "inmensa calidad humana".

Ha añadido al respecto que el campeón de golf "siempre dio la cara" ante el "enemigo invisible" del cáncer, llegando a crear la Fundación Seve Ballesteros para investigar y luchar contra esta enfermedad.

"Dio todo lo que tenía para ganar el partido a ese dichoso tumor" y, al final, él mismo decidió "cómo y cuándo terminar". "Estamos muy orgullosos de tí", ha expresado, para asegurar que familiares y amigos van a "mantener vivos" el "legado" y el "nombre" de Seve Ballesteros.

"Su honor y su dignidad humana permanecerán siempre en el pueblo que le vio nacer, crecer y triunfar", ha manifestado Ballesteros, para recordar que las cenizas de Seve permanecerán junto al magnolio de su casa que él mismo "escogió antes de irse".

LAS CENIZAS JUNTO AL MAGNOLIO

A ese lugar se han desplazado, al término del funeral, los familiares, amigos y allegados del golfista para depositar las cenizas junto al árbol, ubicado detrás de la casa, en una zona con vistas al puerto de Pedreña y al campo de golf donde se inició el campeón, que conquistó cinco Ryder Cup, dos Máster de Augusta y tres Abiertos Británicos, entre otros logros.

El afecto, cariño y admiración hacia Seve Ballesteros ha quedado plasmado en el funeral, adonde se han desplazado, por ejemplo, dos jóvenes, uno escocés y el otro británico, que juegan al golf en el campo de Saint Andrews y para quien el pedreñero era "un campeón" y "no ha habido nadie más" como él. "Él era el mejor", el "mayor embajador" de este deporte, han sentenciado.

A la iglesia de San Pedro de Pedreña han llegado numerosas coronas de flores, como la enviada por Sus Majestades los Reyes de España, los Príncipes de Asturias, el presidente y Gobierno de Cantabria, el Parlamento regional, el Ayuntamiento de Marina de Cudeyo --que dirige su primo, también llamado Severiano Ballesteros, la Junta Vecinal y el pueblo de Pedreña, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, la asociación deportiva de profesionales del golf, clubes de fútbol como el Racing de Santander, el Barcelona o el Real Madrid, los ayuntamientos de Santander y Medio Cudeyo, el club de golf de Santa Marina, el de Mataleñas, la Cámara oficial española de comercio en Alemania, diarios como Marca o El mundo deportivo, amigos del European Tour, el ciclista Oscar Freire o la Fundación Rafa Nadal, entre otras muchas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha