eldiario.es

Menú

Triunfo de coraje del Tenerife

1-0 EN EL HELIODORO

El Tenerife pone fin a la mala racha con una victoria sobre el Recreativo de Huelva.

- PUBLICIDAD -

El CD Tenerife se ha impuesto al Recreativo de Huelva en el Heliodoro con un tanto de Nino, al borde del final del partido, según narra el club en su página web. El eqipo pone así fin a la mala racha local y corta las aspiraciones visitantes de engancharse a la lucha por los puestos de promoción. Los jugadores locales han dedicado el triunfo a su afición.

Nino, en una acción del partido contra el Villarreal B. (ACFI PRESS)

Nino, en una acción del partido contra el Villarreal B. (ACFI PRESS)

Quería el CD Tenerife llevar el control y se hizo con el esférico, aunque esto no implicaba dominio sobre el rival, que se fue zafando de esa presión, tomando el balón y empujando a los blanquiazules. Pudo marcar el CD Tenerife con un gran pase de Mikel, que dejó solo a Hidalgo ante el meta, pero hizo un mal control y se le marchó el cuero.

El CD Tenerife buscaba la espalda de la zaga visitante y creaba muchos problemas a la defensa: Antonio se llevó a Fabricio casi hasta el córner, pero luego no supo aprovechar la jugada. Seguidamente, Dani mandó el esférico, desde la frontal, a las nubes, en la primera y clara ocasión visitante. A renglón seguido, Nino disparaba ajustado al travesaño.

La intensidad del juego bajó cuando alcanzamos la primera media hora de partido y es que el calor hacía mella. El Recreativo, un equipo más preparado para jugar a la contra que para mover el balón, aprovechó una de esas internadas con un gran disparo de Juan Villar, pero Sergio Aragoneses, bien colocado bajo palos, rechazó con una mano.

Juan Villar, en una pared con Dani, se planta solo ante Sergio, pero manda, muy suave, fuera, ajustado al poste. A los andaluces les costaba llegar, pero cuando lo hacían, en rápidos contragolpes, ponían mucho peligro en el área local. El CD Tenerife tenía más posesión, más peso en el juego, pero sus internadas no la supo materializar en goles.

Tras la reanudación, en el primer minuto llegaron dos claras ocasiones. Primero los locales, con una jugada triangulada, que finaliza, desde lejos, Ricardo, mandando ajustado al larguero. Y luego Manolo Martínez, en un córner de Rafita, que despejó, con la punta de los dedos, Sergio, cuando ya se colaba el balón junto al travesaño.

El Recreativo avisó, en un momento en el que las marcas ya casi no existían y los dos equipos se habían marchado al ataque. El CD Tenerife había perdido el centro del campo, de lo que se aprovechaba el equipo de Juan Carlos Ríos.

Amaral decidió dar opciones a los más jóvenes. Saltó al césped Germán, un jugador que llegó al club en edad Infantil. Todo eso cuando el Recreativo iba anunciando que quería llevarse el partido, para lo cual, se había adueñado del campo y del esférico, anulando a los locales en el centro del campo.

Pero el partido se fue cayendo y solo una genialidad podía cambiarlo.

Aguantaba el Recreativo, que salía en rápidos contragolpes, mientras que se iba desinflando, deshilvanando, y trabajando con más corazón que cabeza, el CD Tenerife, que también buscaba el gol.

En ese punto, Germán se interna y cae derribado por Fabricio, señalando el colegiado pena máxima, que transforma Nino para sumar la primera victoria local con David Amaral en el banquillo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha