eldiario.es

Menú

Ben Magec auspicia un frente común 'antipetróleo'

PARA FRENAR LAS PROSPECCIONES EN CANARIAS

Los ecologistas ponen de manifiesto la "falta de respeto y la actitud antidemocrática" del Ministerio de Industria.

- PUBLICIDAD -

Ben Magec considera que el anuncio del ministro de Industria, Energía y Turismo, el canario José Manuel Soria, de "imponer" un decreto que reactiva el "cuestionado proyecto" de realizar prospecciones petrolíferas en aguas Canarias, "perjudica seriamente las posibilidades de las Islas de caminar hacia un modelo energético más independiente y sostenible".

"Este hecho unido a otro 'decretazo' con el que se retiran las ayudas a las energías renovables, muestra un claro desprecio a nuestras especificidades naturales e históricas, que hacen especialmente favorable la implantación de energías limpias y sostenibles" dicen los representantes de la organización ecologista, que denunciaron este viernes en rueda de prensa que "lo que se pretende no es sino beneficiar a unos grandes monopolios que se empeñan en perpetuar un modelo energético basado en los combustibles fósiles que, además de no ser renovables, son causantes del cambio climático".

"Es una falta de respeto y una actitud antidemocrática y despótica a esta región, que se impongan plazos de cinco días para tomar una decisión que requiere, según palabras de anteriores presidentes del Gobierno de Canarias, de la convocatoria de un referéndum", considera Ben Magec quien cree que "esa prepotencia es aún mayor al hacer oídos sordos al claro pronunciamiento en contra de los Cabildo de las islas potencialmente mas afectadas, Lanzarote y Fuerteventura. No se entiende las prisas del ministro, sobre todo ante una decisión que puede condicionar e incluso hipotecar el futuro de estas Islas".

La Federación Ben Magec cree que "las prisas" de Repsol y de sus mayores accionistas, están relacionadas con la publicación el 27 de octubre de una nueva norrmativa por parte de la Comisión Europea para mejorar la seguridad para las operaciones de extracción de petróleo y gas en alta mar. En este comunicado se dice que "la probabilidad de un grave accidente en plataformas en alta mar en aguas europeas sigue siendo inadmisiblemente alto". Esta nueva normativa regula aspectos como la concesión de licencias, los planes de emergencia, las inspecciones o la responsabilidad entre otros.

"Esos intereses parece que es lo que marca la agenda de Soria. La falta de claridad, la falta de informes y documentación que justifique y respalde esta iniciativa, incluso ante el requerimiento de las propias autoridades canarias son un ejemplo de la gravedad de la decisión y de lo que se nos puede venir encima. Por supuesto que no podemos permitir, que se le niegue a los habitantes de canarias la información y el debate sobre algo tan trascendente", aseguran.

Aunar esfuerzos

Ben Magec buscará coordinación con aquellas asociaciones y colectivos de Marruecos, con los del Sáhara Occidental y en el área geográfica próxima para aunar esfuerzos contra las prospecciones.

"Frente a esta ofensiva del gobierno del PP y la posición poco clara de los partidos del pacto de gobierno de Canarias (CC y PSOE)" la Federación Ben Magec?Ecologistas en Acción anuncia la puesta en marcha de una campaña de información y sensibilización, fomentando el debate y la participación sobre un asunto tan importante para las islas.

También hace un llamamiento a las instituciones canarias a tomar "una posición firme al respecto en contra de las prospecciones, desde el Gobierno y el Parlamento de Canarias, hasta los Cabildos y Ayuntamientos, en lo que sería un gran pacto canario contra las prospecciones".

"De nada sirve la declaración de este año por la Unesco como año 'Año Internacional de la Energía Sostenible para todos' y la urgente llamada de científicos y foros internacionales a frenar el actual modelo energético basado en "esa bomba de relojería que tiene, además, fecha de caducidad", considera Ben Magec.

"La aportación de Canarias en la lucha frente al cambio climático es ya irrisoria, no sólo por su clara apuesta en favor de un desarrollismo desaforado sino por la escasa implantación de energías limpias a pesar de las excepcionales potencialidades que existen en el archipiélago para el impulso de las renovables", afirmaron.

Repsol realizará estudios geológicos y sísmicos para determinar si existe crudo en el fondo marino. En dichos estudios "se han llegado a detectar niveles de intensidad sonora de 215 a 230 decibelios (dB) y los científicos establecen que 180 dB es el nivel límite para que puedan producir daños fisiológicos irreversibles en cetáceos, recordaron.

Posteriormente, "tendría lugar la perforación de los pozos, para lo cual se emplearía una mezcla de minerales y productos químicos, arrojándose directamente al mar los residuos procedentes de la perforación, de tal forma que en la mixtura con las arcillas del fondo formaría un barro oleoso mortífero para la fauna del fondo y, además sepultaría hábitats sumergidos. Si estas sustancias entran a formar parte de la cadena trófica, el ser humano podría verse afectado por graves problemas de salud, a partir del benceno (cancerígeno y depresor del sistema nervioso), del tolueno y xileno (crisis nerviosas, neumonía, debilitamiento, insuficiencia renal y hepática), cadmio (cancerígeno, daños renales y hepáticos) o mercurio (envenenamiento)",desglosaron.

"Enormes riesgos"

Los ecologistas han advertido también de que "los riesgos que conllevan las perforaciones profundas son enormes. La perforación de estos pozos petrolíferos en aguas profundas requiere de tecnología punta y grandes cantidades de capital. Las posibilidades de incidencias y accidentes, también son cada vez más altas, como se reconoce en un reciente dictamen de la Unión Europea".

Además, BenMagec considera que "si bien las prospecciones se producirían en la plataforma continental, los efectos de posibles erupciones submarinas de las que existen decenas de testigos en nuestras aguas periféricas, pueden suponer un evidente factor de riesgo, tanto para la zona de explotación, como para la de tránsito".

Los ecologistas alegan que "entre el continente y las Islas apenas hay un poco más de 100 kilómetros de separación y entre Fuerteventura y las zonas de prospección tan sólo 30, por lo que los riesgos de vertidos pueden poner en automático jaque la industria turística, la calidad de vida de los isleños, el suministro de agua y la pesca, entre otros sectores posiblemente afectados. En el caso del sector pesquero hay datos que evidencian una reducción en las capturas de peces de distintas especies en áreas próximas a prospecciones sísmicas".

Ben Magec rechaza además la rentabilidad de la operación y denuncia que "es falso que la actividad petrolera dinamizará la economía de las Islas porque según el artículo 24 de la Ley 34/1998 que regula el sector de hidrocarburos en España, se establece que los derechos de los titulares de las concesiones de explotación de yacimientos de hidrocarburos, ya sean tierra o en el subsuelo marino, son exclusivos" y permiten "realizar en exclusiva la explotación del yacimiento de hidrocarburos en las áreas otorgadas por un período de treinta años, prorrogable por dos períodos sucesivos de diez, es decir un máximo de cincuenta años".

Además, advierten los ecologistas, "los titulares de la concesión de explotación de yacimientos de hidrocarburos tendrán derecho a continuar las actividades de investigación en dichas áreas, con lo que la ejecución de pruebas sísmicas podrá continuar sin cortapisas, manteniendo la afección a los cetáceos de forma indefinida. También podrán vender libremente los hidrocarburos obtenidos", explicaron.

Ben Magec subraya también que Repsol "no ofrece garantías de seguridad y respeto ambiental y tiene un negro historial en muchas zonas del planeta" y que "el aumento de las tensiones con Marruecos puede crear una situación de inseguridad en nuestro territorio".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha