eldiario.es

9

Canarias, única comunidad de España que aún no ha recuperado los niveles de PIB per cápita anteriores a la crisis de 2008

Las cifras reveladas por el Instituto Nacional de Estadística ponen de manifiesto que el reparto de la riqueza por habitante de las islas es aún un 0,73% más bajo que antes del estallido de la burbuja

Las diferencias con las economías regionales más potentes del Estado se incrementan de manera notable mientras que disminuye drásticamente la ventaja sobre las más pobres

Madrid tiene una renta per cápita similar a la media francesa, mientras que las cifras sitúan a Canarias al nivel de Eslovenia

- PUBLICIDAD -
Calle de Triana en Las Palmas de Gran Canaria

Calle de Triana en Las Palmas de Gran Canaria

Canarias es la única comunidad autónoma del país que aún no ha recuperado sus niveles de PIB per cápita anteriores al estallido de la crisis económica de 2008. Según recogen datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística el PIB per cápita canario (resultante de dividir el Producto Interior Bruto de la Comunidad Autónoma por el total de habitantes) se situó en 21.031 euros a finales de 2018. En 2008 Canarias registró un PIB per cápita de 21.186 euros por habitante. El ‘reparto’ de la riqueza en Canarias en relación a su población ha perdido 0,7 puntos porcentuales desde el inicio de la primera de las tres recesiones que ha sufrido España en los últimos 10 años. Sólo las ciudades autónomas han empeorado sus cifras (-5,54% en Ceuta y -3,53% en Melilla), pero el resto de las regiones lo han mejorado.

Las cuentas de la economía española muestran un crecimiento acumulado de algo más del 6% en el mismo periodo. El PIB per cápita medio en 2008 era de 24.275 euros y alcanzó un suelo de 22.014 euros en 2014 (-9,31). A finales de 2018, tras cuatro años de recuperación, la cifra se sitúa en los 25.854 euros. Por su parte, el PIB per cápita canario alcanzó su nivel más bajo de la década analizada en 2013 con una caída acumulada del 11,44% (de los 21.186 euros a los 18.761). Y aunque la magnitud empezó a recuperarse un año antes que la media nacional, Canarias no ha logrado situarse en el nivel de producción de riqueza per cápita superior al de 2008.

Salvo Ceuta y Melilla, el resto de regiones españolas creció. Para encontrar los números más modestos de crecimiento hay que irse a Andalucía, que creció un 2,72% respecto a 2008; La Rioja (3,26%); Asturias (3,36%) y la Comunidad Valenciana (3,57%). Los incrementos más altos se registraron en Galicia (9,74% de crecimiento en relación a 2008), Extremadura (9,26%) y País Vasco (9,08). En la singular pugna entre Madrid y Cataluña, la comunidad catalana ganó la partida por un escueto margen: 8,6% frente al 8,5 de las cuentas madrileñas. Todos mejoraron. Menos Canarias, que sigue en niveles post crisis pese a batir récords turísticos en 2015, 2016 y 2017.

En términos absolutos, Canarias sigue anclada en el furgón de cola entre las comunidades con menor renta per cápita del país, lo que pone de manifiesto las debilidades de un sistema económico marcado por el escaso valor añadido de la actividad productiva. Según las cifras del INE, sólo Extremadura (18.174 euros por habitante), Melilla (18.482), Andalucía (19.132), Ceuta (20.032) y Castilla La Mancha (20.645) tienen menor PIB per cápita que los 21.031 euros por habitante de Canarias. Muy lejos de los 34.916 euros por habitante de Madrid; los 34.079 del País Vasco; los 31.769 de Navarra o los 30.769 de Cataluña.

Para hacernos una idea de la magnitud de estas cifras y su impacto en el nivel de desarrollo y bienestar de una región podríamos trasladar las cifras a las medias de diferentes países para darnos cuenta que las diferencias son notables. El PIB per cápita madrileño, según datos del FMI para 2018, es equiparable a la media francesa, mientras que el de Canarias es apenas superior al de Eslovenia por algunos centenares de euros. Canarias suspende en economía. Una vez más. Y las diferencias siguen ampliándose por arriba y estrechándose por abajo. Antes de la crisis de 2008, el PIB per cápita de Madrid era 10.969 euros superior al canario y las islas aventajaban en 5.065 euros al reparto medio en Extremadura. Diez años más tarde, la diferencia con la región más rica de España subió a 18.950 euros por habitante, mientras que la diferencia con la más pobre se redujo hasta los 2.857 euros. Malas cifras que ponen de manifiesto el fracaso de los poderes económicos y políticos de las islas para generar actividad económica de valor añadido y, con ella, verdadera riqueza.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha