eldiario.es

9
Menú

El Gobierno de Canarias sube el IRPF a las rentas superiores a 53.407 euros y lo rebaja a 703.000 contribuyentes

Los últimos Presupuestos de la legislatura caen hasta los 6.195 millones de euros pero incrementan en un 1,2% el peso del gasto social

- PUBLICIDAD -
Inicio del Consejo de Gobierno celebrado en Santa Cruz de Tenerife. (Efe/Ramón de la Rocha)

Inicio del Consejo de Gobierno celebrado en Santa Cruz de Tenerife. (Efe/Ramón de la Rocha)

La promesa del presidente Paulino Rivero de que en Canarias "pagarán más impuestos quienes más dinero tienen" es ya una realidad. Al menos, sobre el papel, ya que no será efectiva hasta 2015.

Una reforma que ahonda en la "justicia social" y que grava a los aproximadamente 20.000 contribuyentes con las rentas más altas mientras que beneficia a los 703.000 contribuyentes que tienen sueldos bajos y medios.

Un castigo a las rentas más altas que supondrá una recaudación de "entre 25 a 30 millones de euros" que, no obstante, se verá compensada por la minoración en los tramos bajos y medios, por lo que "no tendrá efectos sensibles" en los ingresos para las arcas autonómicas.

Según ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, Javier González Ortiz, tras la reunión del Consejo de Gobierno, la modificación fiscal introduce dos nuevos tramos en el IRPF autonómico: uno en la zona baja (hasta los 12.450 euros anuales, que tributará al 9,5%) y otro en la más alta (desde los 90.000 euros al 24% de tributación).

Además, en la franja alta se establece un nuevo tipo impositivo del 23,5% a partir de los 53.407 euros, lo que a juicio de González Ortiz, "refleja el sentido de introducir el principio de progresividad fiscal para que paguen más los que más tienen y menos lo que menos tienen".

Por tanto, la nueva escala autonómica del IRPF contará con un tramo más de los cinco que ha establecido el Estado, además de que todos los tipos impositivos canarios quedan por debajo de los estatales, a excepción precisamente de las bases superiores a los referidos 53.407.

Más consumo y más trabajo

De esta manera, el consejero ha asegurado que el Gobierno de Canarias "pretende corregir la pérdida de progresividad fiscal" de la reforma impulsada por el Ministerio de Hacienda, en la que "las rentas bajas reducen su carga impositiva en menor medida que las altas".

"La mayor renta disponible en las familias generará más consumo y más actividad económica y, por tanto, se traducirá en más puestos de trabajo", ha asegurado González Ortiz.

El consejero también ha querido zanjar la polémica suscitada en el seno de CC desde que el presidente Rivero anunciara la reforma fiscal en el mes de septiembre en el Parlamento regional, asegurando que todo "han sido especulaciones de las que otros deberán responder".

"Es la reforma fiscal del Gobierno. Durante el último mes hemos oído muchas especulaciones que ni he comentado ni comentaré, serán otros los que deban explicarlas. Cuando el Gobierno ha tenido algo que decir, que es hoy, lo ha dicho", ha concluido González Ortiz.

Los últimos presupuestos

La modificación fiscal es, sin duda, la medida estrella incluida en los últimos Presupuestos de la legislatura y de la ‘era Rivero’, que caen hasta los 6.195 millones de euros frente a los 6.353 millones de las Cuentas de 2014, lo que supone una reducción del 2,5%.

Sin embargo, y aunque González Ortiz no ha querido entrar en más detalles "por respeto al Parlamento", el anteproyecto aprobado por el Consejo de Gobierno, que mañana será remitido a la Cámara regional, el gasto social se incrementa el 1,2% y aumenta en el 2,5% el peso que adquiere el mismo en el conjunto de las Cuentas públicas.

La legislatura que concluye en mayo de 2015 arrancó con unos Presupuestos, los de 2011, que ascendían a 6.259 millones de euros, lo que significa que las Cuentas públicas han experimentado una caída del 2,1$ en estos cuatro años.

Un escenario que el propio González Ortiz ha calificado de "enormemente duro", pues tanto "las dificultades" derivadas de la propia crisis económica como las "continuas decisiones del Gobierno de España" han propiciado que "los Presupuestos hayan sido cada año muy complejos de elaborar".

Por ejemplo, las Cuentas autonómicas de 2015 están condicionadas por la rebaja del objetivo de estabilidad del 1% al 0,7% del PIB (-120 millones de euros de endeudamiento) y por los recortes en la inversión procedente del Estado.

"De 2011 a 2015 hemos perdido 1.400 millones de euros de capacidad de endeudamiento", ha recordado González Ortiz para explicar que, pese a la mejora de la situación económica y del ahorro en alquileres, entidades públicas y otros gastos financieros, "no se logra compensar" para lograr que las últimas Cuentas de la legislatura sean expansivas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha