eldiario.es

Menú

Los contratos temporales y el despido 'express' evitan prejubilaciones "masivas"

MADRID

Los contratos temporales y el denominado despido 'express', improcedente que no requiere de justificación expresa, han evitado que las empresas recurran de forma "masiva" a las prejubilaciones para ajustar sus plantillas, según constata el Banco de España en su último boletín económico del mes de abril.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, del Banco de España

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, del Banco de España

Los contratos temporales y el denominado despido 'express', improcedente que no requiere de justificación expresa, han evitado que las empresas recurran de forma "masiva" a las prejubilaciones para ajustar sus plantillas, según constata el Banco de España en su último boletín económico del mes de abril.

"Parece que de momento las empresas no han acudido masivamente a la jubilaciones anticipadas para ajustar sus plantillas", asegura la entidad encabezada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que lo atribuye a la "flexibilidad" con la que cuentan las compañías gracias a la contratación temporal y el despido improcedente en 48 horas que permitía la reforma laboral de 2002.

Esta es una de las explicaciones que el supervisor esgrime para explicar cómo la tasa de actividad de las personas de más de 55 años no ha dejado de crecer durante la crisis pese a que la tasa de desempleo ha escalado por encima del 20% de la población activa y se ha cebado con este colectivo.

Precisamente Telefónica anunció a finales de abril que tenía intención de presentar un ERE para recortar su plantilla un 20%, que incluiría la jubilación anticipada de algunos empleados.

El Banco de España constata además que las autoridades económicas han dejado de incentivar "activamente" las prejubilaciones, al mismo tiempo que se han "endurecido" los requisitos para acceder a una jubilación temprana.

ESPALDARAZO A LA REFORMA DE LAS PENSIONES

Para el instituto emisor, esta "resistencia cíclica" de la participación de los ocupados podría suponer un "elemento positivo" para la sostenibilidad del sistema de pensiones, al mitigar la jubilación anticipada de este grupo poblacional.

Así pues, el supervisor pone de manifiesto que las personas de entre 55 y 59 años no han dejado de participar en el mercado laboral a pesar de la recesión de los últimos años, lo que difiere de la caída registrada en la crisis de inicios de los años noventa, cuando la participación de este grupo de edad se contrajo 2,5 puntos porcentuales de 1991 a 1994.

TRABAJADOR ADICIONAL FRENTE A 'EFECTO DESÁNIMO'

Entre los posibles factores que explican la resistencia de la participación, acentuada también en el caso de las mujeres, la entidad presidida por Fernández Ordóñez apunta la prevalencia del conocido 'efecto trabajador adicional' sobre el llamado 'efecto desánimo'. Es decir, a más paro, nuevos miembros del hogar deciden buscar empleo para sostener la renta familiar, en lugar de resignarse a permanecer en el paro y no insistir en la búsqueda de trabajo.

Así pues, que un miembro adicional del núcleo familiar se incorpore al mercado laboral para afrontar el elevado endeudamiento permite "seguir incentivando" la participación de los miembros activos del hogar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha