eldiario.es

Menú

Las deducciones en el tramo canario del IRPF ahorraron 69,8 millones a los contribuyentes isleños

El Gobierno de Canarias insiste en su intención de bajar la presión fiscal en el Archipiélago aunque dice apostar por la mejora de los servicios públicos

El Ejecutivo regional estima que las deducciones autonómicas en la campaña de 2019 supondrán un ahorro de 87 millones

- PUBLICIDAD -
La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila (c), acompañada por la directora de la Agencia Tributaria Canaria, María Jesús Varona (d) y por el viceconsejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Javier Armas (i). EFE/Ramón de la Rocha

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila (c), acompañada por la directora de la Agencia Tributaria Canaria, María Jesús Varona (d) y por el viceconsejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Javier Armas (i). EFE/Ramón de la Rocha

Los contribuyentes canarios se dedujeron 69,8 millones de euros en la parte autonómica del IRPF de 2017, lo que representa 23,6 millones más que los 46,2 millones de 2016, un aumento del 51% atribuido por el Gobierno regional a las diez nuevas deducciones introducidas con carácter retroactivo en el presupuesto de la Comunidad Autónoma de 2018.

Para la próxima declaración de la renta, que se realizará en 2019 y corresponderá al ejercicio de 2018, la previsión es que las deducciones autonómicas alcancen los 87 millones de euros, dada su mayor difusión y conocimiento entre la población, según expusieron en rueda de prensa la consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, el viceconsejero de Hacienda, Javier Armas, y la directora de la Agencia Tributaria Canaria, María Jesús Varona.

En total, los contribuyentes se aplicaron 327.848 deducciones en las 847.000 declaraciones presentadas y el 84% de ellas correspondieron a gastos médicos, gastos en educación y gastos en guarderías. La deducción media pasó de 95 euros en 2016 a 213 euros en 2017.

Estas rebajas fiscales, muchas limitadas a las rentas de menos de 39.000 euros individual o 52.000 conjunta, se mantendrán para la próxima declaración, y su eventual ampliación dependerá de las negociaciones presupuestarias del Gobierno con los grupos parlamentarios, dijo Rosa Dávila.

La consejera destacó el efecto social de estas deducciones para las familias de rentas medias y bajas y se mostró convencida de que en la próxima declaración los contribuyentes harán un mejor aprovechamiento.

La deducción por gastos médicos ha sido la más utilizada y la de mayor importe, con 91.179 contribuyentes que se la han aplicado, con un ahorro de 7,79 millones de euros, equivalente a 85 euros de media cada uno.

La Consejería espera que la deducción total en gastos de enfermedad aumente hasta los 12 millones en la próxima declaración, dado que muchos contribuyentes desconocían que sólo era aplicable si se había pagado con tarjeta o por transferencia.

En gastos educativos, 62.452 contribuyentes obtuvieron deducciones por 4,38 millones de euros, con 70 euros de media, y la previsión para las declaraciones correspondientes a 2018 es superar los 10 millones de euros.  

En cuanto a gastos de guardería, la deducción, a la que se acogieron 14.850 contribuyentes fue de 2,3 millones de euros, a razón de 154 euros cada uno.

Por donaciones a entidades sin ánimo de lucro y finalidad ecológica se aplicaron 16.312 deducciones por 1,1 millones de euros (68 euros por declaración).

Las familias con personas con discapacidad o dependientes a su cargo podían deducirse 500 euros y a esta deducción se acogieron 2.071 contribuyentes con una media de ahorro por declaración de 420 euros.

La deducción de 100 euros para familias monoparentales fue utilizada por 5.189 contribuyentes, que se ahorraron 510.000 euros, 98 euros cada una.

Otra de las nuevas deducciones era del 10% de los gastos de hasta 7.000 euros en obras para la eficiencia energética de viviendas habituales, a la que se acogieron 981 declarantes que rebajaron su pago a hacienda en 170.000 euros, 179 euros de media por declaración.  

Para las obras por adecuación de la vivienda habitual para personas con discapacidad, en la que se amplió la deducción hasta el 10%, se apuntaron 316 declarantes, que ahorraron 66.299 euros, 210 por declaración.

La deducción por acogimiento de menores supuso un descuento fiscal de 34.798 euros a 162 contribuyentes, 215 euros cada uno.

La deducción destinada a compensar el 15% de las donaciones y aportaciones para fines culturales, deportivos, investigación y docencia, ahorró 8.967 euros a 276 mecenas, 32 euros a cada uno.  La consejera de Hacienda, Rosa Dávila (CC), dijo este jueves que en materia fiscal el propósito del gobierno canario es bajar la presión fiscal, y también manifestó que tras la crisis económica es necesario reforzar los servicios públicos esenciales.

Tras la reunión que junto al presidente del gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha mantenido con miembros del grupo Nacionalista Canario en el Parlamento de Canarias para hablar del proyecto de ley presupuestaria para 2019, la consejera indicó que es indudable la sintonía en que es preciso reforzar los servicios públicos esenciales.

Por ello, declaró Rosa Dávila, se ha trabajado de forma intensa para desvincular el Régimen Económico y Fiscal (REF) del sistema de financiación autonómica.

Y añadió la consejera que debido a la anterior es muy importante el debate que el 24 de octubre tendrá lugar en el Senado sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias, ya que su aprobación permitiría la desvinculación del REF del sistema de financiación, y con ello habría recursos económicos adicionales para atender los servicios básicos.

Preguntada por la medidas fiscales que ha planteado el grupo Popular para dar su apoyo al proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2019, la consejera respondió que no se han evaluado su impacto, algo que es preciso hacer porque los cambios afectan al techo de gasto.

Rosa Dávila se ha mostrado de acuerdo con el grupo Popular en que en "ningún caso" la rebaja fiscal debe llevar a que disminuyan los recursos de los servicios públicos esenciales, y recordó que el grupo Socialista también quiere reforzar sanidad, educación y política social.

Las diferencias esenciales entre PP, PSOE y CC están fundamentalmente en la política fiscal y "nosotros no estamos por subir los impuestos", reiteró la consejera de Hacienda.

Rosa Dávila destacó que en los encuentros con los representantes de los grupos parlamentarios éstos han mostrado siempre un carácter constructivo.

En cuanto a un encuentro con representantes del grupo Podemos la consejera explicó que les han pedido reunirse y está a la espera de la respuesta, y agregó que si no es posible la reunión pedirán que les envíen sus propuestas por escrito.

El portavoz del grupo parlamentario Nacionalista Canario, José Miguel Ruano, expresó su apoyo a que la política del gobierno canario sirva para reforzar educación, sanidad y servicios sociales, y subrayó es esto es especialmente importante si se tiene en cuenta que está en tramitación la ley de servicios sociales.

Y es importante que esa ley sea reforzada presupuestariamente el próximo año, recordó José Miguel Ruano.

El portavoz parlamentario del grupo Nacionalista Canario cree que se dan las condiciones políticas para que haya un diálogo franco con el resto de partidos representados en el Parlamento de Canarias para buscar un acuerdo presupuestario.

En cuanto a bajar la presión fiscal José Miguel Ruano comentó que no siempre determina la recaudación, que en ocasiones mejora porque aumenta el consumo.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha