eldiario.es

9
Menú

María Lorenzo: "Negrín pensó que iba a poder llevar el concurso de informativos hacia otro final diferente"

La vocal del PSOE en el Consejo Rector de RTVC sostiene que "si hay justicia en España", el expresidente del ente terminará "en varios juzgados de instrucción respondiendo de su gestión"

“Creo que el enredo jurídico en el que han metido Santiago Negrín y su entorno a la RTVC difícilmente, por no decir imposible, va a poder ser solucionado antes del 30 de junio" 

"La modificación legal se hace a capricho, para esconder la gestión de Santiago Negrín en un cajón"

"Un administrador único sin el control parlamentario no es la solución”

- PUBLICIDAD -
María Lorenzo, miembro del Consejo Rector de RTVC.

María Lorenzo, miembro del Consejo Rector de RTVC. Fran Pallero / Diario de Avisos

Buscamos un lugar tranquilo para hablar sobre el futuro de la Radio Televisión Canaria (RTVC). María Lorenzo parece serena, pero tiene todo escrito. No quiere que se le pase una coma. Reconoce a DIARIO DE AVISOS, que es pesimista con respecto al futuro de los 700 trabajadores que dependen del ente público. Según admite, la maraña jurídica que ha dejado el presidente del Consejo Rector, Santiago Negrín, dificulta toda posible solución, en particular evitar irse “a negro”. Consideraba que tenía una oportunidad de oro para mejorar el sector audiovisual en Canarias, pero el sueño, pronto, se convirtió en pesadilla…

-¿Cómo fue su llegada al Consejo Rector de la Radio Televisión Canaria (RTVC), tras ser propuesta por el Partido Socialista (PSOE)?

“Al principio, muy ilusionante. Te hablan de defender una ley que se hace a espejo de la mejor etapa de TVE, con elementos tan interesantes como un consejo de informativos dentro de un modelo muy parecido al de la BBC. Rápidamente, pasas de la ilusión a la desilusión”.

-Habla usted de ilusión, ¿cuándo la pierde?

“Muy rápido. A pesar de lo que se ha intentado trasladar a la opinión pública, fuimos varias consejeras las que advertimos de que había que trabajar de manera más ágil. De hecho, María José Bravo de Laguna le envió una carta al presidente del Consejo Rector, Santiago Negrín, en julio, para mostrarle su preocupación”.

– ¿Cuál fue la respuesta del presidente Consejo Rector?

“Según la propia consejera, ninguna”.

-¿Cómo reaccionó, entonces, Santiago Negrín?

“Promesas, pero lo cierto es que en diciembre dimitieron las dos consejeras (por María José Bravo de Laguna y Marian Álvarez)”.

-Hablamos de diciembre de 2015, cuando dimiten las dos consejeras. ¿Cómo se le trataba a usted en las reuniones del Consejo?

“Yo creo que es público y notorio que se me ocultaba información, que se me recriminaba no presentar propuestas en la comisión de control cuando lo cierto es que insistentemente las pruebas de mi trabajo están por escrito, cuando presenté informes, solicitudes de documentación, propuestas que fueron incluso aprobadas en el consejo rector y nada de eso ha sido atendido”.

-¿Hubo presiones por parte de Negrín o de partidos políticos hacia su persona?

“Me llegó a comentar alguna persona del Partido Socialista que llegó a llamar y a solicitar que mi actuación como consejera respondiera al pacto de gobierno. El PSOE no me ha dado nunca instrucciones”.

-Hay muchos asuntos que usted califica de raros en el concurso de informativos de la Televisión Canaria. Un concurso de informativos para los próximos ocho años de 144 millones de euros. ¿Cuándo detectó usted que comenzaba a ser incómoda su presencia?

“Estando de vacaciones a finales de agosto, recibo un correo electrónico para convocarme a una sesión donde se da el pistoletazo de salida del concurso de informativos. La ley es clara y dice que la competencia era del Consejo Rector. Creo que cuando han visto el auto del magistrado de la sala 1 de lo contencioso administrativo, todo el mundo se ha dado cuenta de lo que algunos, no sólo yo, hemos venido diciendo”.

-¿Cree que Santiago Negrín terminará en los tribunales con este asunto?

“Yo creo que si hay justicia en España, Santiago Negrín va a terminar no en uno, sino en varios juzgados de instrucción respondiendo de su gestión. Pero no solo él, también las personas que lo han asesorado”.

-¿Cuáles son las presuntas irregularidades que usted detectó en el proceso del concurso de informativos?

“El primer informe que consta en la hoja número uno de ese expediente es de Santiago Negrín, que se llama el informe de necesidad y está predatado, que puede ser una anécdota, pero habla de hechos que se supone; el informe está hecho en febrero y habla de hechos que se producen meses más tarde”.

-¿Estaríamos hablando de un presunto delito de falsedad en documento público?

“Es curioso que el primer documento que te encuentras en el expediente sea un informe donde en febrero Santiago Negrín ya intuye que la comisión de control va a aprobar el mandato marco y se va a publicar en un boletín oficial. Además, respondiendo a ese mandato marco, los pliegos de informativos van a responder a lo que ese mandato marco preveía. Entendemos que Santiago Negrín es vidente y tiene una bola de cristal”.

-Pero, ¿había informes jurídicos?

“El informe que consta en el expediente es el de Martín Orozco. En ese momento, Orozco le advirtió en ese informe que tenía que pasar por el Consejo Rector. Luego, Negrín decide convocar el concurso de manera unilateral y sin contar con el consejo. El siguiente asesor que entra en el concurso, Carlos Cabrera, no consta que haya emitido un informe jurídico como tal”.

-Entonces, ¿en base a qué informe jurídico Santiago Negrín decide seguir para adelante con el concurso?

“En el expediente, hasta lo que yo he visto, no hay informe jurídico”.

-¿Cree usted que el concurso de informativos de RTVC estaba presuntamente teledirigido?

“Yo creo que Santiago Negrín pensó que iba a poder llevar el concurso de informativos hacia otro final diferente al que se llegó”.

-Sigamos con el proceso, el concurso quedó desierto y el presidente del Consejo Rector decide acudir a un negociado sin publicidad. ¿Cómo entendió usted esa decisión?

“Santiago Negrín nos plantea en un momento dado que la mesa de contratación se encuentra en una encrucijada. Él decide, porque sí, declararlo desierto. La mesa como tal no había tomado una resolución. Para tú dar ese paso, tenías que haber tenido, previamente, una resolución concreta de la mesa que dijera, nosotros consideramos de manera unánime, mayoritaria o lo que sea, que el concurso tenía que haber sido declarado desierto”.

-¿Qué proponía la mesa?

“La mesa lo que proponía en general era que se fuera al desistimiento, porque entendía que los pliegos estaban mal. Unos pliegos, que, además, curiosamente, fueron remitidos al Gobierno de Canarias. En ese momento, el Gobierno se manifestó de forma clara, para que así constara en el expediente, que los pliegos habían llegado en un sobre cerrado, que nunca habían abierto y que se lo devolvían a la tele porque no eran de su competencia. Los pliegos inducen a error a las empresas, y la mesa le decía, si eso es así, usted tiene que declarar el desistimiento. Lejos de eso, Santiago Negrín decide declararlo desierto, porque eso le permite hacer el negociado sin publicidad”.

-¿Cómo se abren los sobres?

“Los sobres los abre Santiago Negrín, como mesa de contratación, como órgano de contratación y como todo. Para las siguientes aperturas de sobres, llamaron a un notario”.

-¿Le sorprendió el resultado?

“Les sorprendió a todos los que estaban allí presentes, en el sentido de que era la única que no podía ganar aquel concurso".

-Con respecto al transporte de señal, ¿esa prórroga cómo se llevó a cabo?, ¿se consultó con el Consejo Rector?

“Se han llevado a cabo dos prórrogas sobre el transporte de señal. La primera de ellas, se realiza en el verano de 2017 con una secretaria, que ocupa de forma provisional la secretaría del consejo rector y de cuyo nombramiento yo tengo muchas dudas al respecto. La segunda es que cuando se toma el acuerdo con los votos a favor del señor Negrín y el señor Alberto Padrón, yo entendía que debía requerir el voto de los tres consejeros que formábamos parte y era una mayoría cualificada. La secretaria titular me dio luego la razón”.

-Con lo cual, en todas las decisiones que tomó Santiago Negrín, ¿consultó con el Consejo Rector?

“En este caso, esa prórroga, como la secretaria le advierte que necesita el voto mayoritario, porque yo me abstuve, él decide continuar, no sé en base a qué porque no me han dado copia de ese expediente. Por lo que sé, ese expediente está parado en Intervención, porque no ha visto claro su tramitación”.

-¿Cómo era su relación con Santiago Negrín?

“Desde un principio, se estableció la figura de una especie de coordinador entre la presidencia y el consejo rector. Las relaciones empeoran desde que se nombra a Daida Rodríguez. El nombramiento es sospechoso, porque el puesto para el que se nombra a la señora Daida Rodríguez se trata de un puesto que no existe, que tenía que haber creado anteriormente el Consejo Rector. A partir de la entrada de la señora Rodríguez las relaciones se complican”.

-¿Y cómo conseguía la documentación?

“A partir de la entrada de la señora Daida Rodríguez, tuve que ir al Comisionado de Transparencia con 11 reclamaciones de documentación”.

-¿Cuál puede ser la solución de la Televisión Canaria? ¿Entiende el nombramiento de un administrador único?

“Soy muy pesimista con el futuro de la tele y lamento decirlo”.

-¿Se irá a negro?

“Creo que el enredo jurídico en el que han metido Santiago Negrín y su entorno a la RTVC difícilmente, por no decir imposible, va a poder ser solucionado antes del 30 de junio. Un administrador único sin el control parlamentario, creo que no es la solución”.

-¿Qué escollos se va a encontrar?

“Hasta que no haya una sentencia o un auto del juez, es muy difícil que se tomen decisiones al respecto. Si fuese antes del 30 de junio, desde luego, facilitarían las cosas”.

-¿Tiene usted alguna solución?

“¿Por qué no se suplen las tres bajas pendientes del Consejo Rector, aunque sea de manera provisional hasta que se apruebe la nueva ley? Luego, se le da un mandato específico por parte del Parlamento con las decisiones a tomar. De esa forma tendrías la cobertura legal y un consejo operativo. Me parece que ese administrador, sin respaldo, corre el riesgo de tomar decisiones que lo hagan acompañar a Santiago Negrín en su periplo por los juzgados”.

-¿Sabe por qué dimitió Santiago Negrín?

“Mi sensación es que no quería adjudicar”.

-¿Se ha planteado ir a Fiscalía?

“La actuación del señor Santiago Negrín hace pensar en acudir a muchos órganos”.

-¿Ha sufrido usted presiones?

“Algunos han pensado, quizá, que ocultándome la documentación o negándome el acceso a las instalaciones de RTVC, me iba a sentir presionada. Incluso, llegaron a revisar las facturas para ver qué personas hablaban conmigo”.

-Algunos insinuaban que su cargo podía ser incompatible con las empresas de su familia vinculadas al sector audiovisual…

“No hay tal incompatibilidad. Pasé por una comisión de idoneidad en el Parlamento de Canarias para ejercer este cargo".

-¿Entiende el cambio de la ley?

“La modificación legal se hace a capricho, para esconder la gestión de Santiago Negrín en un cajón”.

-¿La ley anterior llegó a aplicarse?

“Modificar la ley no va a solucionar nada, si después no se eligen a las personas correctas para sacarla adelante. Volveremos a estar en la misma encrucijada si la RTVC sigue emitiendo después del 30 de junio, que eso, lo veremos”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha