eldiario.es

Menú

Javier Marín, expresidente de Aena, defiende que Barajas cumplía en 2008 con todas las normas y requisitos exigibles

Marín sostiene que desde el accidente se han mejorado los planes de emergencias de los aeropuertos y que se han sacado muchas lecciones

- PUBLICIDAD -
El presidente en funciones de AENA en 2008, Javier Marín San Andrés, junto a la presidenta de la comisión, Meri Pita

El presidente en funciones de AENA en 2008, Javier Marín San Andrés, junto a la presidenta de la comisión, Meri Pita EFE/Ballesteros

El presidente en funciones de Aena cuando se produjo el accidente de  Spanair , Javier Marín, ha asegurado que los planes de emergencia de los aeropuertos han mejorado desde 2008 y son, sin ninguna duda, mucho mejores que en la fecha del siniestro, del que se han sacado muchas lecciones.

Durante su intervención en la Comisión de Investigación del accidente del vuelo JK5022 de   Spanair  con destino a Gran Canaria, que se produjo el 20 de agosto de 2008 y costó la vida a 154 personas, Marín ha defendido que en dicha fecha las infraestructuras del aeropuerto de Barajas cumplían con todas las normas y requisitos exigibles y se contaba además con un plan de emergencias actualizado.

Así, ha señalado que el aeropuerto tenía "las más avanzadas tecnologías mundiales", se cumplían todos los requisitos exigidos y tras su ampliación contaba con un plan de emergencia autorizado a la nueva infraestructura.

"Todo lo que mejoremos en seguridad aérea es bueno (...) el accidente fue un antes y un después", ha señalado Marín, que ha explicado que desde entonces se han producido 580 simulacros.

Además, ha señalado que sólo en seguridad operacional se han invertido 117 millones de euros en los últimos años en el aeropuerto de Barajas.

También ha insistido en que el sistema aeroportuario cumplía las normativas nacionales e internacionales y contaba con las más modernas tecnologías. "Todos cumplen con la exigente normativa, que se basa en estándares internacionales establecidos por la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional)".

Por otro lado, ha asegurado que el plan de emergencias funcionó "en su globalidad muy bien", que los bomberos tardaron tres minutos en llegar a la zona y que el Arroyo de la Vega, que está dentro del perímetro del aeropuerto pero fuera de las zonas de protección aeronáutica, cumplía todas las normativas y no le permite deducir que el agua tuviese un impacto negativo en el accidente.

"La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) ya señaló que la respuesta de los medios del aeropuerto fue muy buena y contribuyó a salvar la vida a varias personas", ha añadido.

El máximo responsable de Aena entonces, ha reconocido además que con el accidente se produjo un "punto de inflexión" en la asistencia a las víctimas y familiares y ha agregado que España tiene, en este momento, una normativa "puntera" en Europa.

En este aspecto, ha explicado que se ha definido un responsable en cara aeropuerto, se ha mejorado la asistencia, hay simulacros de asistencia a las víctima y formación más específica. 

Con respecto a las cámaras, ha indicado que aunque la OACI no dice nada al respecto, en el día del accidente había 4.000 cámaras, lo que permitió tener muchísima información visual y que toda la información se puso a disposición de los jueces y de la CIAIAC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha