eldiario.es

9
Menú

Ébola, la epidemia que necesita "un ejército de médicos, no de soldados"

El periodista José Naranjo y la enfermera de Médicos del Mundo Pino González participan este jueves en una mesa redonda sobre la enfermedad

González advierte de que el virus sigue fuera de control, lo que hace que la situación "empeore día a día" con sistemas de salud "colapsados"

Para Naranjo la primera reacción de blindaje y contención por parte de Europa ha derivado en que la ayuda internacional llegue “tarde y mal”

- PUBLICIDAD -
La OMS cree que el ébola puede convertirse en endémico en Africa occidental

La OMS cree que el ébola puede convertirse en endémico en Africa occidental

Guinea informó a principios de año a las autoridades sanitarias de que padecía una epidemia de ébola, declarada oficialmente a mediados de marzo. Seis meses después, el balance es de más de 2.500 muertos, cerca de 6.000 personas contagiadas y, según la enfermera canaria que ha coordinado la respuesta de Médicos del Mundo ante el brote en Sierra Leona, Pino González, el virus sigue fuera de control y hace que la situación “empeore día a día”.

Para el periodista José Naranjo, que ha pasado semanas en las zonas afectadas, el motivo de que la realidad arroje estos datos es claro: sucedió en África. En opinión de Naranjo, el ébola, pese a contar con una alta tasa de mortalidad, es una enfermedad poco contagiosa que se puede evitar con unas medidas de seguridad adecuadas. “El problema es que estamos hablando de unos países con un sistema de salud que de por sí eran débiles, por lo que se han visto desbordados”.

Otro aspecto a tener en cuenta, añade, es que cualquier enfermedad que se hubiera dado en el mundo desarrollado ya hubiera contado con una investigación que probablemente hubiera derivado en el desarrollo de una vacuna. Curiosamente, 40 años después de que el virus fuera identificado, no ha sucedido así.

Naranjo y González participarán este jueves a la mesa redonda Epidemia de ébola: situación actual y a qué nos enfrentamos que se celebrará a las 18.00 horas en el Salón de Actos del Edificio de Humanidades de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Una cita en la que también estará presente la responsable de comunicación de Médicos del Mundo, Celia Zafra.

Liberia, Sierra Leona y Guinea son los tres países en los que la enfermedad muestra un foco mayor, mientras que en Nigeria y Senegal se han detectado casos, pero la situación se encuentra más controlada. El periodista considera que el caso de Liberia es el más peligroso de momento, sin embargo, señala también a Sierra Leona, cuyo brote se está extendiendo hacia la capital, Freetown.

González, presidenta de Médicos del Mundo en Canarias, advierte de que en la actualidad se hace necesario el apoyo material y de recursos humanos para hacer frente al brote, debido a la precariedad de los sistemas de salud de estas regiones que “han colapsado” y “desde luego no dan abasto para controlar la situación que estamos viviendo”.

De hecho, la enfermera confirma que en algunos casos se encuentran tan desbordados, que incluso están perdiendo la vida personas que padecen enfermedades comunes. “Hay muchos hospitales que han tenido que cerrar, muchos centros sanitarios no cuentan ya con personal y el tener que invertir los poquísimos recursos con los que cuentan para atender los casos de ébola, ha hecho que el resto de la población se quede con una falta de atención muy clara”, apostilla.

Mientras tanto, la enfermedad sigue propagándose con rapidez, dejando en el recuerdo los brotes detectados años atrás que afectaron a unas 200 personas y se controlaban en unas ocho semanas.

El blindaje europeo

Para Naranjo, la primera reacción de blindaje y contención por parte de Europa, más centrada en minimizar el brote y conseguir que el virus no pise sus tierras , en lugar de “ir a apagar el incendio donde se estaba produciendo”, ha derivado en que la ayuda internacional llegue “tarde y mal”. González añade que el apoyo sigue siendo insuficiente, algo que a su juicio resulta incomprensible, porque “estamos ante una emergencia de salud pública que ha sido declarada de carácter internacional por la Organización Mundial de la Salud”.

La situación se ha visto agravada con un cierre de fronteras innecesario desde el punto de vista de la OMS y que el periodista califica como “más perjudicial que beneficioso”.

Preguntado por el reciente anuncio de Estados Unidos de desplegar 3.000 militares en África occidental, Naranjo responde que “lo que es urgente es el envío de un ejército de médicos, no de soldados”. Por otro lado, matiza que “el anuncio de ayuda siempre es bienvenido” y confía en que el personal militar que envíe el presidente Barack Obama sea sanitario.

“Entre los militares hay médicos y enfermeros, y en este momento los ejércitos tienen capacidad de movilizar recursos de manera rápida, eficaz y segura, elementos que no hay que olvidar”, puntualiza.

Consecuencias que van más allá

En opinión del periodista, durante los próximos meses el escenario africano mostrará situaciones que “pensamos que no íbamos a vivir”. En referencia a ya no solo el colapso de los sistemas de salud, sino de los propios Estados, de la atención social y los servicios públicos estatales. “Probablemente, veamos problemas de orden público, de seguridad ciudadana y consecuencias que van mucho más allá y tienen que ver con la economía”.

Países que estaban levantando la cabeza después de pasar por conflictos armados, como es el caso de Liberia y Sierra Leona sufren, tras la epidemia, la paralización del comercio, el derrumbe del turismo y prácticamente se están quedando aislados. Es el inicio de una crisis económica con previsión de largo recorrido.

Naranjo no solo señala que la paralización del comercio y del sector minero, en manos de empresas extranjeras y fundamental para los dos anteriores países, se está notando en el día a día de la población, sino que además “hay zonas en las que es necesario que la ONU esté llevando alimentación, y esto no ha hecho más que empezar”.

Información y prevención

Desde el momento en que se declaró la epidemia, Médicos del Mundo trabaja en Sierra Leona para que los profesionales del servicio de salud sean capaces de atender a los pacientes de forma adecuada y, por otro lado, informa a la población sobre la enfermedad y el momento en el que deben acudir a un centro sanitario.

“A día de hoy, la mayoría de la gente tiene información sobre la enfermedad y cómo prevenirla”, asevera González.

Durante los próximos seis meses, la ONG seguirá trabajando en la zona, para que los servicios de salud estén preparados para ofrecer una atención adecuada, además de establecer protocolos de actuación y formar a los profesionales locales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha