eldiario.es

Menú

El Gobierno de Bahréin ha destruido mezquitas e instituciones chiíes

MADRID

El Gobierno de Bahréin ha destruido varias mezquitas e instituciones chiíes en el marco de la violenta represión con la que ha aplacado las manifestaciones para reclamar más democracia en la isla, según ha denunciado este viernes la cadena qatarí Al Yazira. Bahréin es un país predominantemente chií pero la familia gobernante Al Jalifa es suní.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Bahréin ha destruido varias mezquitas e instituciones chiíes en el marco de la violenta represión con la que ha aplacado las manifestaciones para reclamar más democracia en la isla, según ha denunciado este viernes la cadena qatarí Al Yazira. Bahréin es un país predominantemente chií pero la familia gobernante Al Jalifa es suní.

Al menos 28 mezquitas e instituciones religiosas chiíes han sido destruidas desde que comenzó la represión de las protestas a mediados de marzo, según ha indicado el grupo opositor chií Wefaq a Al Yazira, que en los últimos días ha dado a conocer una serie de reportajes criticando la actuación de las autoridades bahreiníes.

Desde el Ministerio de Justicia, según la cadena, se ha explicado que la demolición de las mezquitas se debe a que no tenían licencia. El vicepresidente del Parlamento bahreiní, Adel al Moawda, también se ha manifestado en esta línea.

"Las mezquitas que han sido demolidas en su mayoría no son mezquitas", ha indicado a Al Yazira. "Eran solo ampliaciones de mezquitas en algunos terrenos privados, muy pocas mezquitas, que fueron ilegalmente construidas, han sido demolidas", ha añadido.

Según este responsable, también se ha demolido algunas mezquitas suníes. "Lo que está ocurriendo en Bahréin actualmente (...) todo el mundo está respetando la ley y el orden, eso es todo".

De acuerdo con el corresponsal de la cadena, los ciudadanos de a pie se muestran reacios a hablar del tema. "Es una guerra contra la identidad", ha señalado uno de ellos. "Este Gobierno suní de Bahréin está combatiendo a los chiíes, destruyendo sus lugares de oración y sus lugares sagrados", ha denunciado.

Ayer, Al Yazira había denunciado que personal médico que trabajó asistiendo a los manifestantes heridos había sido detenido y un día antes había acusado a la Policía de registrar escuelas de niñas y de detener y golpear a algunas menores. El Gobierno bahreiní ha negado esta última información, tildándola de "carente de toda credibilidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha