eldiario.es

Menú

Obama a Zapatero: ''Estoy contento de poder llamarle amigo''

ESTADOS UNIDOS Y ESPAÑA ABREN ''UNA NUEVA ETAPA''

- PUBLICIDAD -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió este domingo en Praga con el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, de quien ha dicho que le considera "un amigo" y una persona que "no sólo entiende la extraordinaria influencia de su país en el mundo sino que también se toma sus responsabilidades muy seriamente".

La primera entrevista formal entre ambos ha arrancado pasadas las 15.00 horas de este domingo en el Centro de Congresos de Praga y ha terminado 45 minutos después. Se trata también del primer encuentro formal de Zapatero con un presidente estadounidense en los cinco años que lleva al frente del Ejecutivo español.

Zapatero y Obama posaron ante las cámaras al inicio de su encuentro. Tras un apretón de manos, Obama le ha pasado el brazo por el hombro a Zapatero y ha indicado que ha "disfrutado mucho" trabajando con él estos días de citas internacionales. También esperó que la "sólida" relación que tienen en la actualidad los dos países sea "incluso más fuerte". "Estoy contento de poder llamarle mi amigo", señaló.

Zapatero señaló por su parte que para España se abre un "nuevo tiempo" en las relaciones entre ambos países y que el propósito de su Ejecutivo es "colaborar" con el presidente Obama por un "nuevo orden mundial de paz más justo", en la "lucha contra la pobreza" y con el objetivo de "abrir un tiempo mejor para las nuevas generaciones".

Obama y Zapatero se estrecharon la mano antes de entrar en la sala donde se han reunido y han posado sonrientes ante las cámaras delante de cuatro banderas, dos estadounidenses y dos españolas. Cuando los medios de comunicación comenzaron a llamar al presidente estadounidense para que se parara a contestar algunas preguntas, Obama ha accedido a pronunciar algunas palabras.

Durante la entrevista han estado presentes el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos; el jefe de gabinete del presidente, José Enrique Serrano; el secretario general de la Presidencia, Bernardino León, y eldirector de la oficina económica de Moncloa, Javier Vallés.

El presidente del Gobierno avanzó hace unos días que tenía interés en abordar con Obama la posibilidad de colaborar juntos en Latinoamérica y en energías renovables. Según fuentes gubernamentales, los dos líderes abordarán presiviblemente también la situación en Oriente Próximo, África, la cooperación entre EEUU y la UE de cara a la presidencia española de 2010, la amenaza del terrorismo o la agenda de seguridad de la OTAN.

Desde Moncloa se remarca que esta reunión servirá para abrir una "nueva etapa" en las relaciones bilaterales --que se enfriaron en la etapa de George W.Bush desde la decisión de Zapatero de retirar las tropas de Irak-- y subrayan la "cercanía" que existe entre estos dos dirigentes "progresistas", que comparten que la prioridad actual es actuar ante la crisis financiera y económica mundial y que para ello es necesaria la cooperación entre países.

Al término del encuentro, Zapatero puso rumbo a Estambul, donde preside la primer Reunión de Alto Nivel (RAN) entre España y Turquía junto al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, con quien prevé comparecer en rueda de prensa conjunta. Será ahí cuando el presidente pueda dar cuenta de su entrevista con Obama.

El presidente del Gobierno animó a aprovechar el "nuevo impulso" de la Administración estadounidense y la unidad de la UE para avanzar hacia la paz en Oriente Próximo.

En su intervención en la cumbre informal que la UE y Estados Unidos celebraron en Praga, con la presencia de Barack Obama, Zapatero fijó también cuáles son, en su opinión, las condiciones imprescindibles para poder avanzar hacia la solución del conflicto árabe israelí: el cese de la construcción de asentamientos judíos y la elección de un interlocutor "claro" palestino.

Sin estos pasos "será difícil" alcanzar la paz en la región, advirtió ante sus colegas europeos y Obama el presidente español, cuyo país presidirá la UE en el primer semestre de 2010 y que ha sido el encargado de presentar a Obama la posición de los Veintisiete sobre Oriente Próximo.

Para Zapatero, esta región es la "más determinante" para la evolución de la paz mundial en las próximas décadas ya que allí se genera gran parte de la "frustración" que acaba desembocando en el "extremismo" en el mundo árabe y musulmán. "El odio es la peor arma de destrucción masiva. Es prioritario atacar este cáncer y evitar que la metástasis se extienda", alertó.

Tras subrayar que la paz exige en ocasiones "más heroísmo y sacrificio" que la guerra, instó a sus colegas a aprovechar "el nuevo impulso" de la Administración de Barack Obama y la unidad de los europeos para "coordinar esfuerzos" en favor de la paz en la región.

Una paz que será "difícil" si no se consigue primero que Israel frene la expansión de los asentamientos, porque de seguir así "llegará un momento en que no haya Estado que negociar, y segundo, si no existe un "interlocutor claro" palestino, algo que calificó de "imprescindible".

Zapatero remarcó que toda negociación para solucionar el contencioso palestino israelí debe estar basada "en el principio de los dos Estados" y abogó también por abordar el conflicto desde una perspectiva "regional".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha