eldiario.es

9

Más de 300 años de tradición teatral: El Carro Alegórico y Triunfal

Esta representación comenzó a finales del siglo XVII en Santa Cruz de La Palma y, actualmente, es uno de los pocos carros a nivel nacional que se mantiene en pie.“La mayoría de la gente entre 20 y 30 años no saben qué es el Carro de La Bajada  y entre los 40 y 50 todavía no han ido a verlo”, admite el director de la Escuela de Teatro de la capital y director del acto lustral, Carlos de León. La escenificación tiene lugar este viernes.

40 actores de diferentes edades representan la obra de Luis Cobiella. Foto: CLAUDIA PAIS

40 actores de diferentes edades representan la obra de Luis Cobiella. Foto: CLAUDIA PAIS

“La mayoría de la gente entre 20 y 30 años no saben qué es el Carro de la Bajada de la Virgen de Las Nieves y entre los 40 y 50 todavía no han ido a verlo”, admite el director de la Escuela Municipal de Teatro de Santa Cruz de La Palma y también director del acto lustral, Carlos De León. Esto se debe a que "es un acto que se ha quedado un poco 'obsoleto' porque el tema de los carros es medieval y la forma de recitar también". Sin embargo, Carlos asegura que la obra, aunque no tenga tanto reconocimiento como el resto de actos de la Semana Grande, unas 1.500 personas podrán disfrutar de buen teatro durante hora y media.

Esta representación comenzó a finales del siglo XVII en Santa Cruz de La Palma y, actualmente, es uno de los pocos carros a nivel nacional que se mantiene en pie. En nuestro caso, además, es el único que cambia de obra teatral con cada Bajada de la Virgen, aunque siempre el texto es de origen palmero, hecho por personajes influyentes y representativos de la Isla. Este año, la Bajada de la Virgen de Las Nieves homenajea a Luis Cobiella Cuevas, por lo que la mayoría de los números de las fiestas lustrales cuentan con partituras y textos del mismo. La trama de todos los carros es la existencia de “un conflicto entre el pueblo y unos personajes alegóricos donde la Virgen de Las Nieves es la encargada de resolver esta discrepancia con su aparición”, comenta el joven director del número.

Ensayo de los actores en el Convento de San Francisco. Foto: CLAUDIA PAIS

Ensayo de los actores en el Convento de San Francisco. Foto: CLAUDIA PAIS

Viernes de teatro

El Carro Alegórico y Triunfal no empieza hasta que cinco actores subidos a un carromato tirado por bueyes se pasean por la Calle Real de Santa Cruz de La Palma anunciando la llegada de la Virgen de Las Nieves y, a su vez, promocionando la representación teatral que este año tendrá lugar, por primera vez, en el Convento de San Francisco. Esta primera exhibición, el Carro Anunciador, va parando en diferentes puntos de la capital a partir de las 17.00 horas del viernes para dar paso, posteriormente, al último gran número de la Semana Grande, el Carro Alegórico y Triunfal. En esta ocasión, la obra de teatro representada en el carro fijo será 'La otra Virgen', de Luis Cobiella Cuevas, la cual se interpretó ya en las Fiestas Lustrales de la edición de 1990. Asimismo, la música, también compuesta por el escritor y compositor Luis Cobiella, será tocada por la Orquesta Sinfónica de Las Palmas de Gran Canaria y los Coros de la Bajada de la Virgen, bajo la batuta de Ángel Camacho Bermúdez.

Cultura altruista

“Ha sido bastante duro, pero, a nivel artístico, estoy muy satisfecho con el trabajo de los actores, de los diseñadores del vestuario y la escenografía”, confiesa Carlos, quien comenzó a colaborar con el carro como actor y ahora, al ser el director de la Escuela Municipal de Teatro, desde agosto de 2010, se ha convertido en el director del número. Su experiencia como actor le ha llevado a ser más exigente como director y con una media de cuatro obras de teatro dirigidas al año “he descubierto mi faceta como director e intento realizarme en ella. Cada vez me gusta más. Pero claro, dirigir un espectáculo de esta magnitud, que realmente termina siendo como una ópera por el volumen de gente con la que estás trabajando, es complicado”, reconoce.

Ahora bien, Adrián Martín es uno de los jóvenes actores que interpreta al pueblo como coro en el carro fijo y aparece como ángel en el carro de la calle y, además, en la última edición de La Bajada participó como figurante: “Me gustó la experiencia de hace cinco años y la quería repetir, pero con un papel más importante”, comenta. A pesar de la presión que ha sentido, sobre todo en las últimas semanas, afirma que algún día le gustaría salir en Los Enanos. Los actos principales de la Bajada de la Virgen son seguidos, todos acumulados en una semana y la mano de obra que tiene que montar escenarios, colocar gradas, focos, etc. es la misma, por lo que resulta “una saturación de trabajo en la que, al final, la fiesta termina saliendo porque la gente lucha porque se haga”.

Carlos de León dirige la la obra teatral 'La otra Virgen'. Foto: CLAUDIA PAIS.

Carlos de León dirige la la obra teatral 'La otra Virgen'. Foto: CLAUDIA PAIS.

Pruebas y ensayos

“Son alrededor de 40 actores aunque sobre el escenario igual hay 30 a la vez porque al hacer varias funciones unos participan en una representación y otros en otra”, comenta el director. Todos ellos son voluntarios que pasaron unas pruebas de acceso individuales y colectivas en las que tenían que interpretar diferentes partes de la obra teatral. Ahora bien, como “este acto no es multitudinario se cogieron a todos aquellos actores que se presentaron por lo que realmente para lo que sirvió la prueba fue para ver quiénes iban a representar a cada personaje solista y quienes formaban parte del coro que representa al pueblo”.

Los ensayos del Carro Alegórico y Triunfal empezaron a finales de noviembre, dos veces por semana, entre las 18.00 y las 20.00 horas ininterrumpidamente, mientas que los del Carro Anunciador comenzaron después de Semana Santa y con una duración de una hora semanal. “No es tanto el agotamiento físico por las horas de los ensayos en sí, sino también el agotamiento a nivel psicológico de todo trabajo que hay por detrás: preparación, diseño y dramaturgia”, destaca el director de la Escuela Municipal de Teatro de Santa Cruz de La Palma.

También hay 50 músicos y 70 personas del coro, y como todo esto se debe también coordinar, Carlos de León confiesa: “Entiendo que esta fiesta se haga de en cinco en cinco años. Pero, igualmente, estoy contento con el trabajo que han hecho los actores, el vestuario y el espacio, a pesar de que nos hemos tenido que adaptar por temas de presupuesto, personal y logística. Sin embargo, esta última semana estamos ensayando todos los días y yo estoy seguro de que, de aquí al viernes, todo estará perfecto”.

 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha