eldiario.es

9

COACHING ARTÍSTICO

Miguel Ángel Brito: “La pintura me eligió a mí, no yo a la pintura”

Este artista palmero mantiene una relación muy personal con su obra y no pretende dar mensajes ni discursos estéticos.

Santiago Jorge (i) y Miguel Ángel Martín.

Santiago Jorge (i) y Miguel Ángel Brito. SANTIAGO JORGE

Miguel Ángel Brito me traslada a su infancia para relatarme sus primeros recuerdos relacionados con el dibujo. El cómic le llama poderosamente la atención y le motiva para hacer infinidad de bocetos que marcarán un camino lleno de sutilezas artísticas. Gana el Primer Premio de Dibujo en el concurso insular organizado por el Cabildo de La Palma; experiencia esta, que le daría una inyección de ilusión para seguir dibujando. Vive una circunstancia muy especial, el día que visita la casa del conocido pintor Juan Fernández en El Paso, se ve atrapado en la atmósfera del estudio impregnado de olor a óleo y trementina; los formatos grandes de los cuadros le embriagan las pupilas; las Calderas de Taburiente pintadas de forma colorista, las paletas de colores; todo se le hacía grande, aún hoy lo recuerda con entusiasmo.  

Obra de Miguel Ángel Brito.

Obra de Miguel Ángel Brito. SANTIAGO JORGE

El tiempo le pone en la tesitura de elegir Bellas Artes o Filosofía, dilema que resuelve rápidamente decantándose por los pinceles. En el transcurso de su formación en la Facultad de Bellas Artes en Tenerife, siente que la pintura es su proyecto profesional para el futuro, aunque aún no se siente artista, en lo que esta palabra implica de responsabilidad y madurez creativa. Los primeros años los define como duros y difíciles, le cuesta salir de su zona de confort, La Palma le ofrecía seguridad y equilibrio, casi todo le resulta complejo, hasta las actividades más cotidianas. Se concentra en los estudios y disfruta de la experiencia de compartir con algunos compañeros las iniciativas y actividades propias de la facultad. Sigue su formación hasta terminar la carrera, pero siempre inmerso en su micromundo, sin arriesgar demasiado y sin compromisos artísticos con supuestas corrientes vanguardistas contemporáneas.

Una relación muy personal con su obra

Miguel Ángel Brito mantiene una relación muy personal con su obra, no pretende dar mensajes, ni discursos estéticos, sus códigos son secretos, sólo los conoce él mismo, no tiene la necesidad de explicar su trabajo. Tal como decía Henri Matisse (“pinto por el placer de pintar”), esta frase creo que define perfectamente a este artista palmero y su obra. Cuando termina un cuadro siente que ha crecido personalmente, se siente seguro, sereno en sus inquietudes y piensa que no podría hacer otra cosa.

Casi al final de la entrevista-charla, surgió una frase que resume un poco todo, (“la pintura me eligió a mí, no yo a la pintura), sorprendido me percato de que este comentario dibuja el pasado, presente y futuro de Miguel Ángel Brito; es un camino de crecimiento personal, de búsqueda, de interpretación de las propias emociones desde la pintura como fiel aliada. El idilio emocional que está viviendo este artista con su obra, es sagrado, no se puede entrar y sobre todo hay que respetarlo. Solo nos queda el privilegio de disfrutar de los resultados.

 Santiago Jorge (pintor y coach artístico)

 Gmail: santiago62jorge@gmail.com

 Teléfono: 674 94 98 53

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha