eldiario.es

9

‘Enterrando la crisis’

ELLOS nos dicen que, por fin, hemos tocado tierra en la vertiginosa caída. Una caída que, según ELLOS, no ha sido culpa de nadie. El responsable se llama "los mercados", pero es tan abstracto e intangible que no se le puede juzgar.

Nos dicen que hemos tocado tierra, sí, pero su intención es escarbar un poco esa tierra para meternos dentro y convertirnos en lombrices. Las lombrices no piensan. Cuando seas una lombriz, culebrearás, tendrás la sensación de pequeñas subidas y bajadas; quizá no de bienestar absoluto, pero sí de mantenimiento, de vegetar dignamente. Pero, eso sí, bajo tierra, aunque no serás consciente de ello... porque las lombrices no piensan.

Entonces, ¿estamos condenados a vegetar con miserables sueldos (en el mejor de los casos) para que ELLOS se hagan más ricos? No. Siempre hay una salida. ¿Cómo se sale de debajo de la tierra? Sólo hay dos maneras: morir y salir como almas (si es que creemos en ellas), o luchar y salir como zombis (si es que confiamos en nuestras posibilidades).

Un zombi significa un ser sin empatía y sin corazón, pero no es una falta de empatía y de corazón hacia otros zombis, sino hacia ELLOS. Claro que... los zombis son violentos. Para combatir a los enterradores es necesaria cierta dosis de violencia. Pero no una violencia física, ésa es una metáfora. Hay que golpear sus cabezas con una violencia moral e ideológica. Seguramente sea más adecuada la palabra "contundencia", pues la palabra "violencia" la han patentado ELLOS.

Así que, ya sabes. Aunque escuches que ELLOS han enterrado la crisis, recuerda que la han enterrado contigo, a tu lado y al lado de las otras lombrices. Confía en los zombis; antes era más difícil creer en su existencia, pero ELLOS (los enterradores), con sus viles actos, han demostrado que el género fantástico y de terror no es sólo ficción.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha