eldiario.es

9

La Quinta Verde: una prioridad


En 1987, hace casi treinta años, el grupo palmero Taburiente dedicó una canción a la Quinta Verde de Santa Cruz de La Palma, que se ha convertido en un sutil martillo pilón que denuncia la desidia o la incapacidad para desarrollar definitivamente este fabuloso escenario natural. En realidad, todo el disco ("La Alpispa", "La nube y el sol", "Mirador de las estrellas", "Viento sur"...) era -de alguna forma- un canto de adoración al entorno de esta hacienda rural situada en los límites del casco urbano de la capital palmera, una de las muestras más características de este modelo de arquitectura doméstica en Canarias.

La Quinta Verde es también un tema con cierta recurrencia en nuestra particular 'agenda-setting', aunque los avances que se publican no terminen nunca por ser definitivos. Hace tres años volvió a estar de actualidad porque el Ayuntamiento pretendía ubicar en la antigua casona de los Massieu-Monteverde, construida en el siglo XVII (entre 1672 y 1690), con portada de cantería, el futuro Museo de la Bajada de la Virgen, y se anunciaban nuevos trabajos para facilitar la accesibilidad. Y la idea, en principio, no era mala. Es más, todo lo que sea poner en valor la hacienda y sus aledaños debe ser bueno 'per se'. Y así lo entendió también Luis Morera, líder del popular grupo musical y defensor a ultranza de este enclave desde los años ochenta. Supuestamente, desde 2009 un convenio con el Cabildo Insular había convertido el caserón en sede de un aula abierta de educación ambiental, pero el proyecto -por lo que parece- nunca llegó a desarrollarse suficientemente. Ahora bien, debemos tener claro que tampoco un restaurante sería una opción equivocada en torno al patio central ni, por supuesto, un centro temático o de interpretación ligado a la riqueza botánica de la finca, como ha propuesto el polifacético artista palmero, aunque debemos tener en cuenta las pequeñas dimensiones del inmueble. Cualquier iniciativa en esta dirección no hace más que sumar.

Sin embargo, lo que no puede perderse es la perspectiva correcta del asunto. Lo más significativo de la Quinta Verde no es la hacienda, aunque haya sido declarada Bien de Interés Cultural (2005), sino su entorno, su medio natural. La defensa de este espacio emblemático durante los años que lo amenazó la especulación inmobiliaria, y a la que se incorporó con acierto el Ayuntamiento, no pretendía otro cosa que proteger un entorno natural de primer orden en una ciudad acogotada por la construcción en altura y su orografía caprichosa. Su palmeral superior, sus huertas dispuestas en terrazas, sus angostos senderos y escalinatas, sus bellas portadas almenadas (últimamente la primera de ellas sostenida por tablones y vigas), su magia y el alma imperecedera de Leocricia Pestana (aún recuerdo cómo este lugar era una de las excusiones fijas de nuestra niñez para escuchar -de madrugada- el espíritu de la dama de blanco)... configuran un paraje hermoso y natural que urge poner al servicio de la ciudad y de sus visitantes. Santa Cruz de La Palma necesita imperiosamente respirar con cierto desahogo so pena de morir por hipoxia severa. Así que más que abandonarnos en la discusión sobre el destino de la casona -que tiene su recorrido-, lo que la ciudad reclama es que se habilite y acondicione, de una vez, el entorno como un gran parque urbano para solaz y disfrute de nuestros vecinos y turistas, y que puede "proyectar" el propio Luis Morera (si no lo ha hecho ya), porque no hay otro profesional que la conozca más ni que la haya defendido con tanto tesón. Eso es, en definitiva, lo que espera la población más temprano que tarde.

El pasado 16 de junio, Morera publicaba en Facebook un alarmante "SOS por la Quinta Verde" tras una casi clandestina visita a la finca. Yo sigo sin entender cómo en una ciudad como la capital insular este proyecto tan necesario no es una prioridad desde hace casi treinta años. Hoy siento, en fin, que este artículo apenas sea un trasunto del que publiqué en mi blog personal en noviembre de 2011, pero es que –tres años después- su contenido es más actual que nunca.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha