eldiario.es

9

El líder de la manada

De idéntica manera que un grupo de leones, elefantes o monos, nos dejamos regir y condicionar por el carisma y el porte profético de un ejemplar de nuestra especie.

Seguimos siendo otra especie más que sigue al líder de la manada.  Orbitamos en base a la misma actitud y conducta que lo hacen otras especies.  De idéntica manera que un grupo de leones, elefantes, monos y demás especies, nos dejamos regir y condicionar (en muchos casos ciegamente) por el carisma y el porte profético de un ejemplar de nuestra especie que se ha elevado sobre algún montículo para señalarnos un camino.  Esa conducta primitiva prosigue noqueando todas nuestras emociones y toda nuestra lógica coherente, forjando un fanatismo hiriente con los demás y con nosotros mismos

Partiendo de que no hay ningún camino perfecto, ni ningún líder de toda manada que sea una deidad ausente de errores o miserias, el gran problema de los miembros de dicha manada es dejar todo el pensamiento y toda la reflexión a ese Moisés y a sus tablas.  Ahogamos nuestra propia visión, toda nuestra visión, para dejarla en manos de otros, que nos convencerán irremediablemente de que su visión y su camino es el único.    

Es evidente, y no es ahí donde quiero llegar, que compartir las mismas ideas con todo líder no implica fanatismo; lo que sí conlleva el fanatismo es liberar o dejar exento de miserias y errores las tablas de salvación de todo líder.  Agarrarse a ellas como si fuera el último trozo de madera en el mar que pueda ayudarnos a arribar a alguna playa o algún puerto.  Tendríamos, en todo caso, y para beneficio nuestro, que aprender a nadar y a encauzar el bravío de las olas con nuestras propias manos y nuestros propios razonamientos libres, sin atadura ninguna a cauce que baje producto de las lluvias acaecidas en los últimos días, y en ello, también, dar cuenta que procurar las mismas ideas tampoco significa apropiarse de las mismas miserias.

Lamentablemente, siguen existiendo y forjándose líderes de la manada en base a la ceguera de cientos y cientos de miembros del rebaño. 

Andrés Expósito

www.andresexposito.es

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha