eldiario.es

9
Menú

Coronación canónica de la Virgen de Las Angustias

SE REALIZA EN CONTADAS OCASIONES

La plaza de España de Los Llanos acogió el acto de entronización que presidió el obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez.

- PUBLICIDAD -

La comunidad eclesiástica de la Isla, especialmente la del Valle de Aridane, ha vivido este domingo una jornada histórica. La Virgen de Las Angustias fue coronada canónicamente en el marco de una solemne misa pontifical presidida por el obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez Afonso. El prelado estuvo acompañado por el vicario general, Domingo Navarro, y el judicial, Daniel Padilla, así como por el párroco de la iglesia de Los Remedios, Fernando Lorenzo Matías. La ceremonia, celebrada en la plaza de España, fue seguida con fervor por varios cientos de fieles. La ciudad se vistió de gala para la emotiva entronización.

Momento en que la Virgen de Las Angustias es coronada por el obispo.

Momento en que la Virgen de Las Angustias es coronada por el obispo.

Al acto asistieron la alcaldesa del municipio, Noelia García, y miembros de la Corporación local, así como el presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro; la titular del Cabildo, Guadalupe González Taño; el consejo de Agricultura y Transporte, Juan Ramón Hernández Gómez; la consejera insular de Cultura y cronista oficial de Los Llanos de Aridane, María Victoria Hernández; y la senadora por La Palma, María de Haro, entre otras autoridades.

La coronación canónica, según indicó el obispo, es un reconocimiento "a la devoción" del Valle de Aridane a la Virgen de Las Angustias.La corona, de plata sobredorada, fue donada anónimamente a la Virgen y labrada en el taller de orfebres de los hermanos Kriger de San Cristóbal de La Laguna, en Tenerife.

Las imágenes, según ha explicado María Victoria Hernández, "suelen tener varias coronas en sus joyeros". En este caso, ha destacado, "la coronación canónica es el máximo reconocimiento, en aplicación de las normas de la Iglesia, de la profunda devoción a la Virgen de las Angustias durante siglos en La Palma". Para ello el obispo "dictó un decreto".

La descrita coronación se realiza en contadas ocasiones y única y exclusivamente con aquellas imágenes de la Virgen que cuentan con más de cien años de antigüedad y que son objeto de una constante y continua devoción por parte de un gran número de fieles.

Entre el 17 y el 19 de abril, la Virgen de Las Angustias se trasladará y pernoctará en la Ermita del Retamar. Otra de las fechas relevantes de su estancia en el Templo Matriz de Nuestra Señora de Los Remedios tendrá lugar el día 4 de mayo, la víspera del retorno a su Santuario, en el que se conmemora el XXV Aniversario del nombramiento de la Virgen como Alcaldesa Honoraria de Los Llanos de Aridane , otorgado en 1998 siendo alcalde Carlos Francisco Lorenzo Navarro, con motivo del año Santo Mariano.

Un año en el que la devota imagen realizó un peregrinaje por diversos pagos y parroquias del Valle de Aridane, finalizando éste en la Iglesia de Nuestra Señora de Los Remedios. Durante su estancia en el Templo Matriz el día 11 de junio se hizo público y representativo ese nombramiento así como la entrega de atributos, entre ellos el bastón de mando como distintivo del poder gubernamental que la reconocen como regidora y gobernadora perpetua del municipio.

El domingo 5 de mayo, Día de las Madres, tras la Salve de despedida, la Virgen de las Angustias recorrerá acompañada por el Santísimo Cristo de Argual el camino de vuelta hasta su templo. Tras su parada en la Ermita de San Pedro para la entronización del Cristo, la piedad continuará arropada por sus fieles hasta Las Angustias que la despedirán a sabiendas de que cuentan con su favor y constante bendición.

La talla de la Virgen de Las Angustias, de gran valor histórico y artístico, llegó a la Isla de mano de Jácome de Monteverde, en el siglo XVI y muestra el dolor de la Virgen con su hijo muerto en sus brazos. La desproporción entre María, triste y compungida, y Jesús yacente, simboliza según la literatura mística medieval, el momento en el que la Virgen recuerda la infancia de Cristo. La emoción, devoción y recogimiento que transmite esta bella y trágica imagen se acentúa con la conmovedora leyenda que preside desde hace más de 500 años el altar de su santuario y en la que escrito en latín reza "Oh vosotros, todos los que por aquí pasáis, mirad y ved si hay dolor semejante al mi dolor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha