eldiario.es

9

La rotura de la balsa en Argual origina inquietud en El Valle

Los propietarios de los más de 5.000 estanques censados en la Isla son los responsables del mantenimiento de estas infraestructuras hídricas, pero no están obligados a pasar una revisión técnica.

La alcaldesa de Los Llanos de Aridane cree que sería conveniente hacer un estudio sobre estos depósitos.

En la imagen, la balsa siniestrada con el muro roto. Foto: BOMBEROS LA PALMA

En la imagen, la balsa siniestrada con el muro roto. Foto: BOMBEROS LA PALMA

La rotura este domingo de una balsa en la zona de Argual, en el municipio de Los Llanos de Aridane, ha creado cierta inquietud en la zona de El Valle donde, según una fuente del Consejo Insular de Aguas, están censados más de 5.000 estanques privados destinados al almacenamiento hídrico para el riego de cultivos, básicamente de plataneras. Los propietarios de estas infraestructuras son los responsables de su mantenimiento, pero no están obligados a pasar una revisión técnica de tales depósitos, detalló la reseñada fuente. No obstante, subrayó, si se tienen dudas sobre la estabilidad de una balsa, realizan de oficio una inspección de la misma.

El estanque que tuvo la rotura el pasado domingo y provocó una riada que arrasó cultivos de plataneras, afectó varias casas y arrastró cuatro vehículos, tiene capacidad para almacenar 30.000 metros cúbicos, según el Consejo Insular de Aguas.

Durante la mañana de este lunes continuaban las tareas para recuperar la zona. En concreto, operarios del Servicio de Obra Pública del Cabildo realizan labores de limpieza y desescombro del tramo de 1,5 kilómetros de la carretera LP-1 y otros puntos anegados por la avalancha.

La alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Susa Armas, ha indicado a LA PALMA AHORA que el Ayuntamiento ha puesto a disposición de los dueños de las fincas agrarias de la zona a los técnicos del Consistorio con el fin de delimitar e identificar las parcelas afectadas para que, en su caso, puedan reclamar la correspondiente indemnización al propietario de la balsa siniestrada. “Las parcelas más dañadas”, indicó, “son las situadas al lado de la balsa”.

Dijo que, aunque en principio fueron desalojados 15 vecinos, al final, todos pudieron dormir el domingo en sus casas.

Susa Armas apuntó que no se debe crear alarma en torno a este tema, pero considera que, tal vez, sería conveniente hacer un estudio técnico por parte del Consejo Insular de Aguas de los citados depósitos para despejar cualquier tipo de duda sobre su estado.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha