eldiario.es

9
Menú

El escultor Pereda de Castro recibe a título póstumo la distinción de Hijo Adoptivo de La Palma

El artista falleció el pasado lunes y el Pleno del Cabildo ha entregado este viernes el reconocimiento a su familia.

- PUBLICIDAD -
Miembros de la Corporación insular y familiares de Pereda de Castro.

Miembros de la Corporación insular y familiares de Pereda de Castro.

El Pleno del Cabildo de La Palma, reunido en sesión extraordinaria y solemne, ha concedido este viernes, a título póstumo, el título de Hijo Adoptivo de la Isla de La Palma al escultor Manuel Pereda de Castro. Distintas autoridades, así como familiares y amigos del artista nacido en Santander y afincado desde 1986 en La Palma han asistido  a esta ceremonia.

Tras mantener un minuto de silencio en memoria de Pereda de Castro, el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, en nombre propio y de toda la Corporación, ha trasladado sus condolencias y pésame a la familia, ya que Pereda de Castro falleció el pasado lunes, cuando ya se conocía desde septiembre la ratificación del Pleno, por unanimidad, de la concesión de este título.

En este sentido, Pestana ha definido la sesión plenaria solemne de hoy como “un acto de recuerdo y homenaje en el que se han cruzado sentimientos contradictorios; por un lado por el dolor por la pérdida de este gran artista que todos y todas sentimos como palmero, y por otro, la celebración con honores institucionales que supone nombrar a Manuel Hijo Predilecto de La Palma”.

El presidente de la Corporación Insular destacó cómo este cántabro nacido en 1949 eligió La Palma como lugar para vivir y para trabajar “atraído por la tranquilidad y la naturaleza, fuente de inspiración para sus obras, que hoy en día se encuentran repartidas a lo largo de la geografía insular, formando parte inseparable del paisaje y del patrimonio cultural de nuestra isla como imágenes reconocibles para todos”.

Momento de la entrega del título.

Momento de la entrega del título.

Pestana resumió la trayectoria vital y el currículum profesional de Pereda de Castro, detallando cómo su trabajo evolucionó desde las esculturas figurativas hacia las abstractas, “que se convirtieron en su seña de identidad y que hoy podemos encontrar en varias localizaciones”.

“Desde su llegada a nuestra tierra, Manuel sintió y trató La Palma como el mejor lienzo que un pintor puede elegir para sus obras. Él supo implicar su creación artística en la esencia más pura de este territorio, su hermosa naturaleza, que le sirvió de musa e inspiración constante para cada una de sus creaciones”, ha asegurado Anselmo Pestana.

En su discurso, el presidente destacó el carácter polifacético de este creador, de quien recordó trabajos suyos como escenógrafo para el Carnaval, para la Fiesta del Arte en Los Llanos de Aridane, para la producción de musicales con la Orquesta Sinfónica de La Palma, o para el Carro Alegórico y Triunfal de la Bajada de La Virgen de Las Nieves, en el año 1995. Pereda de Castro también realizó murales, dibujos, proyectos arquitectónicos, trabajos de joyería o de herrería, entre otros.

Anselmo Pestana señaló que “Manuel, como buen artista, fue hombre de aquí y de allá, de ningún sitio concreto y de todos a la vez al mismo tiempo. Sus obras están, por supuesto, en Santander y en La Palma, pero también en México, en Suiza, en Estados Unidos o en Francia. Recorrer el mundo y la vida a la vez fue uno de sus objetivos como lo demuestran sus distintas exposiciones itinerantes que con tanto ahínco defendió dando así la oportunidad a tantas personas de acercarse a su obra”.

El presidente dijo que “el arte es parte esencial e indivisible de la vida de Manuel, tal y como lo demuestra no sólo su infatigable creación, sino también el estar casado con una pintora, y el hecho de que su hijo e hijas también haya heredado su vocación creativa y artística en distintos ámbitos”.

Pestana destacó que Pereda de Castro trajo el arte a los espacios públicos de La Palma, “y desde el primer momento que pisó nuestra isla, lo hizo entrando por la puerta grande. Algunas de sus obras forman parte del patrimonio este Cabildo Insular, así como de otras instituciones como el Gobierno de Canarias y diversos ayuntamientos, con especial atención a Los Llanos de Aridane, municipio en el que residió”.

Tras mostrar su agradecimiento a la familia del homenajeado, Pestana concluyó asegurando que “Manuel Pereda de Castro fue una persona, un amigo y un artista ejemplar. Alguien de tan reconocida trayectoria como él y que, a pesar de no haber nacido en esta isla, exalta e integra la belleza de su arte en la belleza de esta tierra, no puede sino ser merecedor del título de Hijo Adoptivo de la Isla de La Palma”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha