eldiario.es

9
Menú

El vertedero de Mazo está casi colmatado y necesita una ampliación en 2017”

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Nieves Rosa Arroyo, que ha comparecido este miércoles junto a Ramón Plana, prestigioso especialista en la gestión de residuos, apuesta por un modelo descentralizado en el tratamiento de los desechos.

- PUBLICIDAD -
Nieves Rosa Arroyo y Ramón Plana, este miércoles. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Nieves Rosa Arroyo y Ramón Plana, este miércoles. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

La Palma generó en 2014 un total de 27.000 toneladas de residuos y sólo recicló el 7%. La consejera insular de Medio Ambiente del Cabildo, Nieves Rosa Arroyo, ha apostado claramente este miércoles en rueda de prensa por un cambio en el modelo de gestión de recogida de residuos en la Isla, que pasa por su descentralización. “El vertedero del complejo medioambiental de Los Morenos, en la Villa de Mazo, “está casi colmatado y se está pensando en una ampliación para enero de 2017”. Arroyo ha comparecido junto a Ramón Plana, prestigioso especialista en tratamiento de residuos, que se encuentra en la Isla realizando un estudio para el Cabildo con el fin de implantar la recogida selectiva en todos los municipios.

Arroyo aboga por “dar un cambio al modelo de recogida y gestión de los residuos, sobre todo orgánicos, pero también hacer modificaciones en la recogida selectiva”. “En el plan de gestión de residuos tenemos que buscar un equilibrio entre eficiencia, respeto al medio ambiente y coste, incluyendo el transporte, la recogida y el tratamiento”, explicó. “Hasta ahora se ha hablado mucho de reciclar y nos hemos olvidado de lo que es reducir, y es en lo que nos gustaría seguir trabajando a partir de ahora”, afirmó. “Hay que insistir en el reciclaje y en la reutilización, porque no estamos reciclando, lo que hacemos realmente es separar, hay muchos ciudadanos confundidos con estos conceptos, que hay que aclarar”, añadió. “El mejor residuo es el que no se genera”, enfatizó.

Para La Palma, con más de 80.000 habitantes y 270 núcleos poblacionales, de los que el 40% tienen menos de 1.000 habitantes, Arroyo entiende que “no es ideal un modelo de gestión de residuos centralizado en un complejo como el que tenemos ahora en Mazo”. “Tiene que ser un modelo centralizado para los grandes núcleos urbanos, para los grandes generadores de residuos en la Isla, pero tenemos que apostar por descentralizar la recogida selectiva de orgánicos en pequeñas poblaciones, como las del norte de la Isla, que no tendrían que trasladar materia orgánica a Mazo, con el coste que eso conlleva y la contaminación”, recordó. La tasa por la entrada de una tonelada de residuos sólidos urbanos en el complejo de Los Morenos tiene un coste de 46,94 euros.

La consejera cree que el actual modelo de gestión de residuos “no es adecuado para una isla que es Reserva de la Biosfera y que apuesta por un turismo verde”. “Tenemos un territorio con muchísimos espacios naturales protegidos y no podemos permitir seguir con el mismo modelo de recogida y gestión de los residuos”, insistió.

Recordó que la Consejería de Medio Ambiente está llevando a cabo varias campañas de sensibilización con escolares y otros colectivos ciudadanos que incluyen, además, una visita al complejo de Los Morenos para que “los palmeros sepan qué es lo que estamos haciendo en nuestras casas y el coste que eso conlleva, porque primero hay que ver el problema, después diagnosticarlo y seguidamente tratarlo”. Arroyo insistió en la importancia de “la participación ciudadana”.

La consejera dijo que Ramón Plana está realizando un estudio para el Cabildo con el fin de lograr “la recogida selectiva orgánica en todos los municipios, mejorar la gestión del complejo ambiental y avanzar en la descentralización, dejando los residuos en el lugar que se producen”.

Ramón Plana, que este miércoles, a las 19.30 horas, ofrecerá una conferencia en el Museo Benahoarita de Los Llanos de Aridane, donde dará las claves para transformar un residuo de compostaje en materia orgánica, manifestó que en La Palma “lo que realmente pretendemos es alcanzar un modelo de gestión de residuos que sea realmente sostenible y eficiente, en el sentido de que buscamos no sólo la prevención, mediante la educación de los ciudadanos, que sean conscientes de que al separar en casa están facilitando el trabajo posterior para alcanzar el reciclaje real de esos materiales y su aprovechamiento”. “Queremos lograr que la gente considere que los residuos son un recurso con un valor muy importante”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha