“El contrato de investigador en Austria es lo mejor que me han ofrecido en mi vida”

En la imagen, Aarón Hernández impartiendo una clase en la Universidad Carlos III.

Imparte clases con sudadera y se define como “un poco cutre”, pero es un ‘cerebro fugado’ de España que ha sido premiado por la Universidad de Oxford. Aarón Hernández Pérez (Santa Cruz de La Palma, 1985), que estudió en el IES Luis Cobiella de la capital, es un brillante investigador que el próximo 4 de mayo se incorporará al Departamento de Física de la Universidad Karl-Franzens, en Austria. Es licenciado en Física, en la especialidad de Física Teórica, por la Universidad Complutense de Madrid, y el único español seleccionado y becado por la Comisión Europea para cursar el European Master’s degree in Nuclear Fusion Sicence and Engineering Physics. Los dos primeros semestres (primer año) los cursó en la KTH Royal Institute of Technology, en Estocolmo; el tercero, en la Universidad Carlos III de Madrid, y el cuarto, en el Ciemat (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), también en Madrid. La tesis de máster, que defendió en Francia, versó sobre Turbulence and Radial Electric Fields in Fusion Plasmas (Turbulencia y Campos Eléctricos Radiales en Plasmas de Fusión). Desde 2012 tiene contrato como investigador en la Universidad Carlos III. En una entrevista concedida a LA PALMA AHORA asegura que “este Gobierno está ‘echando’ a la mayoría de los científicos españoles”. Aún no sabe si podrá acudir a la cita quinquenal de los palmeros. “Tenía pensado ir a la Bajada de la Virgen, porque desde hace 11 años no he podido disfrutar ni de las fiestas lustrales ni de los carnavales, siempre he estado estudiando y trabajado, pero el contrato como investigador en Austria probablemente requiera que esté allí durante el mes de julio”, dice.

-¿Por qué ha decidido abandonar España y trasladarse a Austria?

-El tema de investigación que me proponen en Austria es lo mejor que me han ofrecido en mi vida, y las colaboraciones del proyecto son verdaderamente excepcionales, puesto que incluyen estancias en institutos de Estados Unidos, Reino Unido y Suiza. Además, las condiciones del contrato son notablemente mejores que las españolas.

-¿En qué universidad ha sido contratado?

-En un proyecto de investigación del grupo de Física Solar y Heliofísica, en el Departamento de Física de la Universidad Karl-Franzens, en Graz.

-¿Qué investigaciones desarrollará?

-En el proyecto Inniciation and Energy Release in Solar Flares and CME Events (Iniciación y Liberación de Energía en Erupciones de Plasma Solar y Eyecciones de Masa coronal). Estudiará cuándo y por qué se producen fenómenos como, por ejemplo, las eyecciones de masa coronal, las cuales perturban la magnetosfera terrestre provocando intensas tormentas magnéticas que pueden afectar a las telecomunicaciones. Se llevarán a cabo estudios en profundidad de dichos eventos con datos de las misiones de la NASASolar Dynamics Observatory (SDO)Ramaty High Energy Spectroscopic Solar Imager (RESSI)and Solar Terrestrial Relations Observatory (STEREO).

-¿Se siente un ‘cerebro fugado’ de España?

-Creo que todo científico que decida irse para labrarse un futuro mejor porque en España no lo consigue, se puede considerar un ‘cerebro fugado’. De hecho, prácticamente todos los científicos que conozco que están haciendo una carrera científica se encuentran en centros extranjeros o se trasladan a ellos cuando acaban el doctorado. Cuando empecé a trabajar en la Universidad Carlos III estaba contento porque, por fin, me iba a centrar en la investigación. Sin embargo, vi que tenía también que dedicar parte de mi tiempo a la docencia y que las oportunidades de colaboración internacional eran ínfimas por la falta de financiación del Gobierno. Desde mi punto de vista, este Gobierno está ‘echando’ a la mayoría de los científicos españoles.

-¿Es complicada la situación de los investigadores españoles?

-A mi cada vez me da más miedo. Tengo amigos doctores en Física que no han podido encontrar nada decente en España después de acabar el doctorado. Todos pensábamos que después de una licenciatura, un máster y un doctorado, se abriría un mundo de posibilidades, pero en España se cierran. Buscas en internet ofertas posdoctorales o contratos de investigador o de profesor, y encuentras muchas ofertas en el extranjero, pero no en España. Hay grupos de investigación en nuestro país que llevan a cabo una labor investigadora excepcional, sin embargo, debido a la falta de financiación del Gobierno, la investigación es más lenta de lo que podría ser o el número de personas en el grupo es insuficiente para competir con universidades extranjeras de prestigio.

-No hay apoyo a la ciencia en España.

No. Como he dicho antes, las oportunidades que oferta España en investigación son ínfimas y con un salario denigrante para una persona tan formada. Mis padres me decían que estudiar era lo más importante, que si estudiábamos lo que nos gustaba no solo encontraríamos un trabajo más gratificante, sino que ganaríamos salarios más altos. Cuando acabé la carrera vi que las ofertas en España para continuar una carrera científica eran mínimas y muy competitivas. Mis oportunidades de formarme en el tema que realmente quería eran inexistentes por la falta de financiación en ciencia, y eso era hace un par de años, ahora la situación es peor. Más ramas de la ciencia se han visto afectadas. A mis padres no les faltaba razón en lo que decían, pero, eso sí, fuera de España. La falta de financiación para ciencia actualmente ha provocado que gente con un currículum brillante en investigación, no consiga un contrato indefinido como investigador titular. Pongo como ejemplo el caso de la astrofísica Amaya Moro Martín, licenciada en Física por la Universidad Complutense de Madrid y máster y doctorado en Astrofísica por la Universidad de Arizona. Después de sus contratos de investigación en centros como la Universidad de Princeton o el Instituto de Astrofísica del Max Plank, se ha tenido que volver a Estados Unidos para continuar con su labor investigadora.

-Tiene el honor de haber sido premiado en Oxford.

-Sí, he recibido el ‘European Fusion Master’s Certificate’, un premio que concede el The European Fusion Education Network (FuseNet), cuya tesis de máster es de alta calidad y muy relevante para la fusión nuclear. El certificado es un reconocimiento de excelencia en ciencia e ingeniería de la fusión nuclear.

Etiquetas
stats