eldiario.es

9

Hallan otro perro muerto con síntomas de envenenamiento en la cumbre de Mazo

La Federación Insular de Caza estudia elaborar un mapa con los puntos en los que se han encontrado canes fallecidos a causa de sustancias tóxicas al objeto de que los aficionados a la actividad cinegética extremen las precauciones.

En la imagen, los restos del perro hallados en la tarde de este jueves en Mazo. Foto cedida por la Federación Insular de Caza.

En la imagen, los restos del perro hallados en la tarde de este jueves en Mazo. Foto cedida por la Federación Insular de Caza.

La Guardería de la Federación Insular de Caza ha localizado en la tarde de este jueves, en torno a las 16.30 horas, otro perro muerto con síntomas aparentes de envenenamiento y en avanzado estado de descomposición en la vertiente Este de la Isla, concretamente en la cumbre del municipio de Villa de Mazo, a la altura de la Montaña de La Horqueta, en las proximidades del Paraje Natural de Cumbre Vieja, según ha informado a LA PALMA AHORA Francisco Javier Triana Méndez, presidente de la Federación Insular de Caza.

El animal, de la raza podenco canario, según estiman los guardas de caza, podría llevar muerto unos 15 días, si bien en el lugar donde han aparecido los restos no se han encontrado cebos envenenados. "Cazadores que frecuentan la zona habían informado a la Federación que algunos de sus perros habían sufrido algún tipo de intoxicación durante la primera jornada de caza, por lo que se cree que se trata de otro nuevo caso de envenenamiento, ya que el animal, aparentemente, no muestra síntomas de maltrato o sacrificio", apunta Triana Méndez.

Los guardas de caza de la Federación pasaron el escáner digital al can fallecido "para comprobar si disponía de microchip identificativo, con el objeto de localizar al propietario", explica Triana. Al carecer el animal de microchip y de identificación, la Guardería de Caza informó al Cecopin del hallazgo para que ponga los hechos en conocimiento de la autoridad competente. El guarda de caza, junto a un agente de la Unidad Insular de Medio Ambiente del Cabildo, se tiene que personar en el lugar para levantar acta.

La obligación de los cazadores es notificar a la Federación Insular de Caza y a la Policía Local la desaparición de un perro transcurridas 72 horas de su pérdida a efectos de que el seguro del animal asuma los daños que pueda ocasionar en un periodo de 30 días.

La Federación Insular de Caza, según ha indicado su presidente, estudia la elaboración de un mapa que recoja las zonas en las que han sido localizados perros muertos por envenenamiento al objeto de que los aficionados a la actividad cinegética extremen las precauciones.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha