Investigan a un vecino de Puntagorda por la muerte de animales con cebos envenenados

Uno de los perros que apareció envenenado. GUARDIA CIVIL

Agentes pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en la isla de La Palma, han procedido a instruir diligencias en las que aparece como investigado un hombre, vecino de Puntagorda, el cual supuestamente habría cometido tres delitos contra la fauna, castigados cada uno de ellos con hasta dos años de prisión, informa el Instituto Armado en nota de prensa.

“La investigación se inició hace alrededor de un año cuando un cazador que se encontraba con cinco perros en la zona del Canal de Puntagorda, observó cómo éstos comenzaron a temblar y retorcerse producto de haber ingerido alguna sustancia venenosa, por lo que inmediatamente comenzó a propinarles los cuidados necesarios para sin éxito intentar salvarlos, falleciendo los canes al día siguiente”, explica.

“A raíz de los hechos, el  Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, solicitó el apoyo urgente de Guías Caninos de la Guardia Civil con perros especializados en la búsqueda de cebos envenenados, con base en Madrid, los cuales se desplazaron inmediatamente a la isla de La Palma”, subraya.

“Durante la batida que se realizó a lo largo de dos kilómetros se encontraron los cadáveres de un busardo ratonero, un cernícalo, tres cuervos, una curruca y numerosos lagartos, además de tres perros y dos gatos. También se localizaron y retiraron 8 kilogramos de cebo cárnico envenenado”, detalla.

“Los cadáveres y los cebos fueron remitidos a laboratorio para su posterior estudio y análisis, arrojando un resultado positivo en un tipo de sustancia venenosa y muy letal, denominada carbofurano”, señala.  

“En los días posteriores el Seprona de la isla de La Palma en compañía de los Guías Caninos realizaron numerosas inspecciones en explotaciones agrícolas y ganaderas de la zona en las que se obtuvieron distintos indicios y pruebas, que junto con los resultados de los análisis sirvió para determinar la identidad del supuesto autor de tres  delitos contra la fauna, castigados cada uno de ellos con hasta dos años de prisión”, indica.

El atestado instruido fue entregado en el Juzgado de Guardia de Los Llanos de Aridane.

Fruto de las inspecciones realizadas se han formulado además una gran cantidad de denuncias administrativas que fueron remitidas a las distintas autoridades competentes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps