eldiario.es

Menú

Juez exige a Matas que en 30 días abone los 4 millones que debe al Banco de Valencia

PALMA DE MALLORCA

El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Palma ha requerido al ex presidente del Gobierno balear, Jaume Matas, que en un máximo de 30 días abone los aproximadamente cuatro millones de euros que el principal imputado del caso Palma Arena debe al Banco de Valencia a raíz del préstamo que le concedió el año pasado para hacer frente a la fianza penal de tres millones que le fue impuesta en el marco de este caso.

- PUBLICIDAD -

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Palma ha requerido al ex presidente del Gobierno balear, Jaume Matas, que en un máximo de 30 días abone los aproximadamente cuatro millones de euros que el principal imputado del caso Palma Arena debe al Banco de Valencia a raíz del préstamo que le concedió el año pasado para hacer frente a la fianza penal de tres millones que le fue impuesta en el marco de este caso.

Sin embargo, en caso de que el ex dirigente del PP no pueda pagar el dinero, el Juzgado sacará a subasta la principal vivienda que Matas posee en la capital balear, popularmente conocida como 'palacete', el inmueble que tiene en La Rambla y de un local ubicado en la calle Sant Miquel, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

Así lo ha acordado el juez después de que la entidad bancaria presentase la semana pasada una demanda de ejecución hipotecaria por la que reclama al ex jefe del Ejecutivo autonómico los tres millones de euros correspondientes al préstamo que le concedió el año pasado para que el encausado hiciera efectiva la fianza, cuyo pago le permitió eludir su ingreso en prisión preventiva, a los que se sumaría un millón de euros por los intereses del crédito y los gastos procesales generados desde entonces.

En concreto, el procedimiento va dirigido asimismo contra la mujer de Matas, Maite Areal -también imputada en el caso Palma Arena-, por ser copropietaria del 'palacete', de estilo manierista y ubicado en la céntrica calle Sant Felio, así como contra la madre del ex presidente, cotitular en su caso del inmueble de Sant Miquel. Si los bienes patrimoniales finalmente salen a subasta, cualquier ciudadano podría pujar por ellos aunque en caso de mediante este proceso no se alcance la cantidad adeudada, la entidad bancaria se quedaría los inmuebles en propiedad para su posterior venta.

Cabe recordar que, durante la declaración que prestó en marzo de 2010 ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, Matas manifestó que parte del dinero que obtenía mensualmente por el alquiler del local de Sant Miquel no lo declaraba, justificando así que pagase en negro parte de los 400.000 euros que se gastó en reformar el 'palacete'. De esta forma es como negó que rehabilitase esta vivienda con fondos públicos presuntamente desviados durante la construcción del velódromo Palma Arena.

Tras declarar durante dos días, el juez José Castro impuso a Matas la fianza de tres millones de euros en el marco del caso Palma Arena, una de cuyas principales líneas de investigación se centran en el lujoso tren de vida llevado por el encausado cuando era máximo dirigente de la Comunidad Autónoma y que, de acuerdo a las pesquisas, no se corresponde con los ingresos que obtenía como presidente. Es por ello que los investigadores apuntan a la relación de los elevados gastos de Matas con la presunta malversación de aproximadamente cincuenta millones de euros durante la ejecución del velódromo palmesano (2005-2007).

La investigación sobre el patrimonio de Matas fue iniciada por los fiscales anticorrupción Juan Carrau y Pedro Horrach tras detectar posibles irregularidades en la compra de su 'palacete', por la que el ex dirigente 'popular' pagó unos 980.000 euros pese a que el inmueble, de más de 700 metros cuadrados, estaba tasado en 2,4 millones. Según el Ministerio Público, el ex ministro pudo incurrir por este hecho en un delito de cohecho impropio y la rebaja en el precio habría supuesto "una dádiva o regalo en especie".

En el marco de estas investigaciones, conocidas en su día como Operación Buckingham, efectivos de paisano de la Guardia Civil recorrieron incluso varios establecimientos en los que Matas compró el mobiliario para el 'palacete' y donde su mujer efectuó lujosas y continuas compras en efectivo, tal y como documentaron los agentes. Tras ser archivadas las pesquisas bajo las instrucciones del el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, el juez Castro decidió incorporar las investigaciones sobre el patrimonio de Matas al caso Palma Arena.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha