eldiario.es

Menú

El PSOE confirma que habrá primarias y dice que ''es momento de levantarse''

PARA ELEGIR CANDIDATO A LAS GENERALES

Los socialistas no se plantean un adelanto electoral, según el vicesecretario general del partido, José Blanco.

- PUBLICIDAD -

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha confirmado que el próximo sábado el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre Congresos, pondrá en marcha el proceso de primarias para elegir al próximo candidato a la presidencia del Gobierno. El Comité será el encargado de poner fecha a las primarias. Blanco ha proclamado, tras la derrota en las elecciones municipales y autonómicas a la arrolladora vistoria del PP, que para el partido "no es el momento de lamentarse, sino de levantarse".

En rueda de prensa en la sede del PSOE, ha asegurado que en la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal ningún dirigente ha planteado adelantar las elecciones generales ni tampoco el congreso del partido. "No está este debate encima de la mesa", ha dicho, "el Gobierno a gobernar para conseguir la recuperación económica y el partido a trabajar desde ahora en recuperar confianza de los ciudadanos y a ganar las proximas elecciones generales".

Blanco ha asegurado además que el PSOE no se está planteando adelantar su Congreso para una renovación del partido. Según ha dicho, este asunto no ha estado en sus conversaciones con José Luis Rodríguez Zapatero, ni en las que ha tenido con los barones ni con otros "referentes" del partido y nadie lo ha planteado en la Ejecutiva de este lunes.

El vicesecretario general ha aclarado que corresponderá al secretario de Organización, Marcelino Iglesias, presentar una propuesta de calendario que aún no está elaborada, y que en todo caso será el Comité Federal quien decida el calendario y no ha querido valorar si un proceso de primarias con varios candidatos es lo que más conviene ahora a la cohesión del partido, ni se ha pronunciado sobre las palabras de quienes sí han opinado, como Guillermo Fernández Vara.

En todo caso, ha pedido que no se confunda el abrir el proceso de primarias, que es obligado por las normas del PSOE, con que al final se llegue a una votación: "Las primarias están contempladas en los estatutos, las primarias hay que convocarlas y que haya votación es otra cosa", ha dicho.

A preguntas de los periodistas, tampoco ha querido dar pistas sobre sus preferencias y, preguntado sobre si el PSOE debe optar ahora por un candidato que transmita "credibilidad" u otro que sea "ilusión y renovación", ha replicado: "La credibilidad y la ilusión no son incompatibles, más bien al revés, la mejor forma de ilusionar es ser creíble. Pero no voy a entrar en esos detalles. Tienen que entenderlo".

Ningún postulado

El dirigente socialista ha asegurado que en la Ejecutiva del PSOE nadie ha mostrado su disposición de concurrir a las primarias -al menos mientras él ha estado dentro de la reunión-, ni tampoco se lo han dicho a él personalmente, aunque ha reconocido que, aunque así hubiese sido, no lo desvelaría.

De la Ejecutiva forman parte tanto el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, como la ministra de Defensa, Carme Chacón. Ambos eran los más mencionados entre los socialistas como potenciales aspirantes y ambos habían remitido a después del 22-M el anuncio de su decisión de presentarse o no a un proceso de primarias.

Por otro lado, Blanco ha descartado un escenario de división en el seno del PSOE y lo ha justificado en que desde anoche ha hablado con "la inmensa mayoría de dirigentes" y muchos "cuadros" del PSOE y que en todos ellos ha encontrado el "sentimiento unánime de hacer las cosas bien", de "profundizar en la cohesión del partido" y de hacer un "planteamiento programático ambicioso para las generales".

"Es el momento de la cohesión, de la fortaleza del partido y es lo que he percibido", ha añadido. Según Blanco, para el PSOE ahora "no es momento de lamentarse sino de levantarse" y para ello es necesario que cada uno se dedique a su tarea, en gobierno y en oposición.

"No es momento de lamentarse"

Asimismo, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco ha reconocido este lunes que en la derrota socialista en las municipales y autonómicas han tenido "incidencia" las medidas económicas del Ejecutivo central y ha estimado que su partido ha sufrido "trasvase de votos a la derecha".

En rueda de prensa tras una Ejecutiva Federal del PSOE que ha hecho un primer análisis de la derrota, Blanco sí ha extraído como "conclusión clara" que en las elecciones domingo ha habido un "desequilibrio mayor entre el centro derecha y el centro izquierda" que en otras citas electorales.

A su juicio, "hay un cierto giro en el sentido electoral de la gente hacia el centro derecho", lo que se demuestra en el hecho de que partidos de izquierdas como IU, ICV, ERC o BNG no hayan mejorado resultados y que incluso hayan retrocedido en algunos territorios.

En todo caso, se ha mostrado prudente hasta que los estudios postelectorales midan la magnitud del trasvase entre PSOE y PP y entre el PSOE y otras formaciones, además de la abstención entre los socialistas y el comportamiento del propio electorado popular. Sobre este punto, ha apuntado que "la gente de la derecha votó más en clave de elecciones generales" y eso puede explicar su mayor "activación".

De hecho, ha puntualizado que no todos los apoyos que ha perdido el PSOE -casi 1,5 millones de votos, un 7%- han ido a parar el PP -que ha subido 3 puntos y medio millón de votos- de manera que la brecha histórica entre ambos "se debe más al retroceso del PSOE que al avance del PP".

No obstante, Blanco no ha tratado de minimizar ni "disimular" la derrota -"no nos engañamos ni tratamos de engañar a nadie"- y ha asegurado que el PSOE la recibe "con realismo y serenidad".

Según ha explicado, tanto el presidente saliente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, como toda la Ejecutiva, han hecho una "autocrítica compartida", asumiendo que aunque en el resultado hay elementos específicos de cada territorio también hay un "componente de política nacional".

Es decir, ha reconocido que esta derrota es también la expresión de un "malestar con el Gobierno" por la crisis y por las medidas que ha tomado el Gobierno y que " muchos ciudadanos no han entendido" y han optado por "distanciarse". "Probablemente no hemos podido ni sabido hacer llegar nuestras razones a la sociedad", ha resumido.

Con ese análisis y a la espera de que lo confirmen los estudios postelectorales, el número dos del PSOE ha apuntado que ahora es momento de empezar a "enderezar el proyecto socialista" y "enriquecerlo" con "aportaciones" de cara a 2012. En su opinión, el PSOE sigue representando "ideas y valores que comparte la mayoría" y podrá "salir adelante", como ha hecho en momentos "incluso más dramáticos que éste".

Motivos para votar al PSOE

Según Blanco, aunque ayer muchos ciudadanos negaron su apoyo al PSOE, "la gran mayoría de ellos" está "deseando" que los socialistas vuelvan a darles "motivos" para votarles, y a esa tarea se emplearán los socialistas a partir de ahora.

"No es momento de lamentarse, sino de levantarse, y para levantarnos lo que tenemos que hacer ante todo es ejercer con toda nuestra capacidad la responsabilidad que los ciudadanos nos han encomendado", ha proclamado.

Así, ha llamado a todos los socialistas a poner todo su empeño en su trabajo, desde los gobiernos y desde la oposición, ha asegurado que el Gobierno central seguirá centrado en "conseguir la recuperación económica" y el PSOE en "trabajar desde ahora en recuperar la confianza de los ciudadanos y ganar las próximas elecciones generales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha