eldiario.es

9

Bravo niega un caos con los residuos, que van "en la dirección adecuada"

El presidente del Cabildo de Gran Canaria reconoce que hay "algunos problemas y los vamos a resolver"

El alcalde de la capital grancanaria subraya su deseo de "salir al paso de oportunistas políticos"

- PUBLICIDAD -
El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna (c), y los alcaldes de la capital y San Bartolomé de Tirajana, Juan José Cardona (d) y Marco Aurelio Pérez (i). EFE/Ángel Medina.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna (c), y los alcaldes de la capital y San Bartolomé de Tirajana, Juan José Cardona (d) y Marco Aurelio Pérez (i). EFE/Ángel Medina.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna (PP), ha dicho este jueves que la isla "está avanzando en la dirección adecuada" en materia de gestión de residuos porque "hay una voluntad decidida de resolver los problemas" y ha negado que exista "ningún caos en el servicio".

"Hay algunos problemas y los vamos a resolver", ha insistido Bravo de Laguna en una rueda de prensa convocada junto a los alcaldes de Las Palmas de Gran Canaria y San Bartolomé de Tirajana, Juan José Cardona y Marco Aurelio Pérez, ambos del PP.

El alcalde de la capital ha subrayado su deseo de "salir al paso de oportunistas políticos" y ha criticado que los representantes del PSOE en el Cabildo insular y en su Ayuntamiento hayan pretendido "transmitir un mensaje de alarma" que está afectando a empresarios y ciudadanos, en una maniobra que ha dicho querer atajar.

Con ese fin, el alcalde ha argumentado que son los actuales gestores insulares y locales de su partido quienes han tomado la iniciativa de adoptar medidas para mejorar el tratamiento de los residuos en Gran Canaria frente a los socialistas que les precedieron en Cabildo y Ayuntamiento, a los que ha acusado de que "se limitaron a meter la basura bajo la alfombra".

El discurso de Cardona ha ahondado en una idea que ha transmitido también Bravo de Laguna, quien ha dicho que es bajo el presente mandato de los populares cuando, "por primera vez, en Gran Canaria se está haciendo un tratamiento de los residuos adecuado a la normativa vigente".

Un tratamiento con el que "estamos alejándonos de ese modelo absolutamente decimonónico" que existía hasta el mandato anterior, ha sentenciado la consejera de Medio Ambiente del Cabildo, María del Mar Arévalo.

Tanto ella como el presidente de la corporación insular han recalcado que la prueba de su apuesta por una mejor gestión de las basuras es el trabajo desarrollado en el Salto del Negro de Las Palmas de Gran Canaria, que han dicho que ha pasado en los últimos años de ser un vertedero a ser un complejo medioambiental de tratamiento de residuos.

Y han insistido en que, si no ha ocurrido lo mismo en el otro vertedero de la isla, el de Juan Grande, en San Bartolomé de Tirajana, se debe a la actuación de los tribunales, que han dictaminado que se paralizara la adjudicación de un contrato que había decidido por concurso el Cabildo después de que su resolución fuera impugnada por terceros.

Ambos han destacado que ese pronunciamiento judicial vino a contradecir otro que, sin embargo, dejó sin efecto la paralización de un concurso similar que se llevó a cabo en relación al de Salto del Negro y también fue impugnado, permitiendo avanzar en las obras destinadas a transformarlo de vertedero a complejo medioambiental, como también se pretendía hacer en Juan Grande y no se ha podido.

El Cabildo solicitó en el caso de ambos concursos el levantamiento de la suspensión, que la ley prevé que se aplique automáticamente en casos así cuando hay una impugnación, y recibió una respuesta favorable y otra negativa.

Y ello a pesar de que fue "la misma sala del mismo tribunal" la que se pronunció en ambos casos: la de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que emitió así "una resolución contradictoria con la anterior", ha recalcado Bravo de Laguna.

El presidente del Cabildo ha añadido que entiende que la situación expuesta ha generado inconvenientes, sobre todo por el retraso en Juan Grande, que es "un vertedero ya bastante colmatado" y que, por ello, "requiere actuaciones urgentes", pero asegurando que se tomarán medidas para solventar los problemas "en cuanto se pueda entrar" en él.

Entretanto, María del Mar Arévalo ha dicho que se ha instado a la empresa que actualmente gestiona todavía Juan Grande a que mejore su gestión, para reducir los efectos de mala imagen que da la situación del vertedero en el municipio turístico en que se encuentra, ya que hay emanaciones de malos olores y han llegado a volar plásticos y otros materiales de desecho.

Y el alcalde de ese municipio, Marco Aurelio Pérez, ha querido respaldar las palabras de unos y otros en respuesta a las críticas que se han recibido sentenciando: "En ningún momento hemos retrocedido en la gestión de los residuos, estamos mejorando".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha